Las cinco tecnologías emergentes a las que prestar atención, según Accenture

La consultora Accenture ha hecho un ejercicio de fe en más de 6.000 ejecutivos del sector TIC para anticipar las principales tendencias emergentes que nos encontraremos en la era digital.

Prácticamente nadie posee una bola de cristal con la que poder anticipar el futuro, mucho menos en un contexto tan cambiante como es el mercado digital y la Sociedad de la Información. Por ello, no es extraño que las tendencias que parecen sólidas acaben por convertirse en efímeras modas o que un apéndice tecnológico sin aparente importancia acabe siendo un jugador clave en el paradigma de unos y ceros en que nos movemos.

A riesgo de cometer alguno de esos errores de bulto a la hora de jugar a ser adivinos, parece que la fórmula más segura de prever lo que nos depara el mundo de la tecnología es preguntarle a los principales directivos del sector. El consenso de los primeras cabezas de serie suele ser más preciso que el tarot o las runas, especialmente si el que las interpreta es el que suscribe estas líneas.

Las 4 tendencias tecnológicas que pasaron del ‘hype’ al olvido

Un nuevo informe de Accenture ha consultado a nada menos que 6.300 ejecutivos TI de empresas en todo el mundo para identificar las cinco tendencias tecnológicas emergentes que las compañías deben afrontar si quieren ser capaces de desarrollar los acuerdos necesarios para triunfar en la economía digital actual. A saber:

  • Ciudadano IA (Citizen AI): A medida que aumenten las capacidades de la Inteligencia Artificial y su impacto en la vida de las personas, las empresas deben procurar que sus sistemas de inteligencia artificial se comporten como miembros responsables y productivos de la sociedad.
  • Realidad Extendida (Extended Reality): Las tecnologías de Realidad Virtual y Aumentada están eliminando la distancia que separa a personas, información y experiencias, transformando la forma de vivir y trabajar.
  • Veracidad del dato (Data Veracity): Al transformarse en organizaciones basadas en información, las empresas han creado una nueva forma de vulnerabilidad: datos falsos, manipulados y sesgados que adulteran la información y las decisiones de las empresas y afectan a toda la sociedad.
  • Empresa sin fricción (Frictionless Business): Las empresas dependen de colaboraciones basadas en la tecnología para crecer, pero sus sistemas tradicionales no están diseñados para hacer posibles las colaboraciones a escala. Las empresas que quieran aumentar su nivel de integración colaborativa inteligente tienen que empezar por cambiar sus propias arquitecturas.
  • Internet de las Ideas (Internet of Thinking): Las empresas están apostando fuerte por entornos inteligentes con robótica, inteligencia artificial y experiencias inmersivas, pero para hacer realidad esos entornos tienen que extender sus infraestructuras para que lleguen a los entornos dinámicos del mundo real.

Con todo ello, el informe también destaca que cuatro de cada cinco de los encuestados (84%) está de acuerdo en que, a través de la tecnología, las compañías se están integrando perfectamente en la sociedad. No hay duda que el futuro que nos aguarda va a ser apasionante.

Fuente: Ticbeat

Diez datos que demuestran la explosión de la inteligencia artificial

¿Cómo han crecido el número de trabajos científicos en el área de inteligencia artificial? ¿Cuántas empresas usan ya la IA en su seno? ¿Cuánto ha crecido el número de robots en el mundo? Os explicamos todos estos fenómenos y más con los datos en la mano.

No es ningún secreto que la inteligencia artificial es la joya de la corona de la innovación tecnológica en nuestros días.

En TICbeat le dedicamos dos especiales (disponibles aquí y aquí) como la principal tendencia de 2018 en el que os contábamos las perspectivas de más de una veintena de compañías líderes en el sector. Pero quizás nos faltaba profundizar en los datos que subyacen a este fenómeno de crecimiento exponencial.

Las startups de Inteligencia Artificial más prometedoras de 2018

Damos por supuesto que estamos volando en un avión supersónico hacia las aplicaciones de machine learning, los chatbots, los coches autónomos y las herramientas de negocio predictivas.

Pero, ¿cuáles son las cifras que confirman que la IA es la mayor promesa de nuestros tiempos? ¿Cómo ha impactado la inteligencia artificial en nuestro tejido económico, industria y sociedad?

Ahí van algunos números que podrán ayudaros a entender el suelo sobre el que pisamos.

  • La cantidad de trabajos académicos y estudios en inteligencia artificial se ha multiplicado por nueve desde 1996. Los estudios académicos y la investigación a menudo son los precursores de nuevas patentes y propiedad intelectual. Para muestra, un botón: la base de datos de Scopus contiene más de 200.000 artículos en el campo de la informática que han sido indexados con el término clave de “Inteligencia Artificial”.

  • Los inversores de capital de riesgo han aumentado seis veces su inversión anual en startups de inteligencia artificial en EEUU desde el año 2000. Al menos así se constata si nos atenemos a los datos de Crunchbase, VentureSource y Sand Hill Econometrics que se muestran en el gráfico inferior.

  • Un auténtico boom de startups: se ha multiplicado por 14 el número de nuevas empresas dedicadas a la IA desde el año 2000. De nuevo ateniéndonos a los datos de Crunchbase, VentureSource y Sand Hill Econometrics, podemos comprobar cómo se ha pasado de apenas unas decenas de iniciativas en esta área a las más de 600 startups de inteligencia artificial que han contabilizado los fondos de capital riesgo.

  • La proporción de puestos de trabajo que requieren habilidades de inteligencia artificial se ha multiplicado por 4,5 desde 2013. El crecimiento de la proporción de puestos de trabajo estadounidenses que requieren habilidades de inteligencia artificial en la plataforma Indeed.com se calculó identificando títulos y palabras clave en las descripciones de las ofertas.
  • El aprendizaje automático, el aprendizaje profundo y el procesamiento del lenguaje natural (NLP) son las tres habilidades más solicitadas en el mercado laboral. Asimismo, hace apenas dos años, se había predicho que el NLP era la habilidad más solicitada para los desarrolladores de aplicaciones que crean nuevas herramientas de inteligencia artificial. Basándonos en un análisis de Monster.com, el salario medio es de 127.000 dólares para estos profesionales de IA en Estados Unidos.

  • Las tasas de error para el etiquetado automático de imágenes han disminuido del 28,5% a menos del 2,5% desde 2010. O, lo que es lo mismo, la inteligencia artificial ya es capaz de reconocer objetos en imágenes con más precisión que el ser humano, como demuestra la gráfica inferior.
  • El número de robots no para de crecer. Las importaciones de robots han aumentado de alrededor de 100.000 en 2000 a alrededor de 250.000 en 2015 a escala internacional. En la misma línea, IDC espera que el gasto en robótica se acelere durante los próximos cursos, alcanzando una facturación de 230.700 millones de dólares en 2021, acumulando una tasa de crecimiento anual compuesta (CAGR) del 22,8%.
  • Se prevé que los ingresos globales de IA para aplicaciones empresariales crezcan de 1.620 millones de dólares en 2018 a 31.200 millones en 2025, un 52,6% más. El reconocimiento y etiquetado de imágenes, procesamiento de datos de pacientes, localización y mapeo, mantenimiento predictivo, predecir y frustrar amenazas de seguridad, reclutamiento inteligente y sistemas de recursos humanos son algunos de los muchos casos de uso de estas aplicaciones empresariales basadas en la inteligencia artificial.
  • El 84% de las empresas cree que invertir en inteligencia artificial le generará mayores ventajas competitivas. A su vez, el 75% cree que la inteligencia artificial abrirá nuevos negocios. Otro 63% cree que la presión para reducir costes requerirá del uso de tecnologías de IA.
  • El 87% de los usuarios actuales de IA dijeron que estaban usando o considerando el uso de estas tecnologías para la previsión de ventas y para mejorar el marketing por correo electrónico.

*Este artículo es una traducción interpretada de una tribuna de Louis Columbus, Director de Global Cloud Product Management en Ingram Cloud, publicada en B2C. Se incluyen datos adicionales de distintas fuentes, recopilados en su mayoría en el AI Index Annual Report 2017, elaborado por la Universidad de Stanford. Otras gráficas han sido obtenidas en Statista, mostrando la fuente correspondiente de los datos en cada una de las imágenes.

Fuente: Ticbeat

Cuáles son las tendencias para la tecnología del consumo en 2018

Cada año, la tecnología y los gadgets se vuelven más sofisticados y, en la mayoría de los casos, más accesibles para todos. El año que terminó, vimos cómo avanzó la tecnología. Pero ¿cuáles fueron los más populares y qué podemos esperar para el 2018?

El avance de los gadgets no se detiene, y menos si se trata de los productos de alta tecnología. En una industria cada vez más competitiva, las marcas pelean para captar a los usuarios a través de la innovación, y de esta forma ser parte de la tecnología que usamos día a día.

SAP ofrece un análisis de los gadgets que dominaron el año pasado, con tal de buscar algunas tendencias que transformen nuestros espacios de trabajo:

iPhone X. Para celebrar su décimo aniversario, Apple lanzó esta edición especial de su dispositivo distintivo, con características muy interesantes: desbloqueo de pantalla con reconocimiento facial y emoticones que se controlan con los movimientos de la cara.

La apuesta: aumentar la seguridad de sus dispositivos y ofrecer experiencias únicas para sus usuarios.

DJI Spark. Un dron que está al alcance de todos, en ello se enfocó DJI para lanzar Spark, con la finalidad de que todos fueran capaces de llevar su creatividad a los cielos.

Los modos de vuelo están directamente relacionados con el control de gestos y su combinación con el equipo lograron que, los drones se colocaran de nueva cuenta a la cabeza de las listas de ventas.

Amazon Echo. Hay una selección casi infinita de dispositivos compatibles con Alexa, el asistente personal creado por Amazon, por lo que su Echo es el “cerebro” perfecto para un sistema de seguridad para el hogar inteligente.

Desde timbres inteligentes hasta cámaras de seguridad alimentadas con inteligencia artificial, estas son las mejores actualizaciones de Alexa para 2018.

Switch. Tras algunos experimentos que no terminaron de ser adoptados por el mercado, Nintendo llevó a las consolas a otro terreno haciendo una apuesta demasiado ambiciosa: borrar la línea entre las consolas portátiles y las caseras.

Uno de sus componentes especiales son los controladores Joy-Con. Estos dos pequeños mandos cuentan en su interior con muchísima más tecnología de lo que parece, ya que cuentan con giroscopios y acelerómetros que le permite incorporar funciones de control gestual, como los que ya puso de modo la Wii.

Samsung Galaxy S8. La mayor novedad es que es el primer teléfono inteligente de Samsung que cuenta con un asistente. Se trata del interfaz Bixby, que permite navegar a través de servicios y aplicaciones con comandos sencillos de voz, tacto, visión y texto.

Además, el Galaxy S8 incluye tecnologías de seguridad para desbloqueo facial, con huella digital y escáner de iris, y está construido sobre Samsung Knox, una plataforma de seguridad de grado militar.

El camino que la tecnología tomó en el 2017 tiene varias características, como reconocimiento de gestos y otros biométricos para brindar una mayor seguridad. Además, tenemos la Inteligencia artificial que eleva el nivel de productividad y permiten la conexión entre dispositivos. Así como mayor movilidad con un poder de procesamiento capaz de replicar la experiencia de dispositivos de escritorio, y una búsqueda por una rápida adopción tecnológica.

Fuente: Cronista

¿Qué es la tecnología 5G? Todo lo que necesitas saber

La tecnología 5G será el alma de la nueva economía.

Los autos que se conducen solos, la realidad virtual, las ciudades inteligentes y los robots que trabajen en red: todos funcionarán con tecnología 5G muy pronto. El 5G promete abrir la puerta a nuevos procedimientos quirúrgicos, medios de transporte más seguros y comunicación instantánea para los servicios de emergencia y socorro.

Por eso, no resulta extraño que el gobierno del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, esté considerando una empresa de servicio público de 5G financiada por el Estado, según un informe publicado este domingo en Axios.

Ahora, no hay hay ninguna razón para creer que eso sucederá. Un proyecto 5G financiado públicamente costaría miles de millones de dólares. Sería una nueva y gigante apuesta muy diferente a cualquier cosa que el gobierno haya asumido desde que envió hombres a la Luna.

Sin embargo, el 5G ya está en camino, independientemente de que el Gobierno lo respalde o no. Las principales compañías de Internet están muy avanzadas en el desarrollo de su redes 5G, y las primeras empezarán a funcionar en los próximos años.

¿Qué es 5G?

Como todas las tecnologías de red inalámbrica que son “de última generación”, con 5G tu teléfono tendrá una conexión más rápida: será unas 10 veces más veloz que 4G, según anticipan los expertos de la industria. Eso es suficiente para transmitir un video de “8K” o descargar una película 3D en 30 segundos. (En 4G, eso tomaría seis minutos).

La capacidad adicional hará que el servicio sea más confiable, permitiendo que más dispositivos se conecten a la red simultáneamente.

Pero 5G va mucho más allá de los teléfonos inteligentes. Sensores, termostatos, coches, robots y otras nuevas tecnologías se conectarán a 5G algún día. Y las redes actuales de 4G no cuentan con el ancho de banda suficiente para la gran cantidad de datos que todos esos dispositivos transmitirán.

Las redes 5G también reducirán prácticamente a cero el tiempo de retraso entre los dispositivos y los servidores con los que se comunican. En el caso de los automóviles que se conducen solos, eso significa una comunicación sin interrupciones entre el coche, otros vehículos, centros de datos y sensores externos.

Para lograr todo eso, la tecnología 5G necesitará viajar en ondas de radio de muy alta frecuencia. Las frecuencias más elevadas tienen velocidades más rápidas y más ancho de banda. Pero, no pueden viajar a través de paredes, ventanas o tejados, y se vuelven considerablemente más débiles en distancias largas.

Esto implica que las compañías inalámbricas necesitarán instalar miles –o quizás millones– de torres en miniatura para celular encima de cada poste de luz, al costado de los edificios, dentro de cada hogar y potencialmente en cada habitación.

De ahí que el 5G vaya a complementar al 4G, en vez de reemplazarlo completamente. En edificios y en áreas muy concurridas, 5G podría proporcionar un aumento de velocidad. Pero cuando estás conduciendo por la carretera, 4G podría ser tu única opción, al menos por un tiempo.

¿Quién está construyendo 5G?

Los cuatro operadores de telefonía celular a nivel nacional en Estados Unidos –Verizon, AT&T, T-Mobile y Sprint– están desarrollando y probando tecnología de red 5G. Además, los fabricantes de chips, incluidos Qualcomm e Intel, trabajan en procesadores y radios que permiten las comunicaciones 5G. Y las principales compañías de equipos de red –entre ellas Nokia, Ericsson y Huawei– están construyendo la red troncal y el equipo para respaldar 5G.

La investigación y el desarrollo por sí solos ya son costosos, pero la construcción de redes 5G será extremadamente cara, incluso para una industria acostumbrada a pagar miles de millones de dólares cada año en gastos de infraestructura. Implementar la tecnología 5G en todo Estados Unidos costará 300.000 millones de dólares, según Barclays.

El gobierno podría gastar esa cantidad de dinero, pero llegaría muy tarde a la tarea. Además, tendría que contratar con los equipos de red y las compañías de telecomunicaciones, que de todos modos ya están construyendo y probando sus propias redes.

Un funcionario de la Casa Blanca confirmó que una red 5G, como lo reportó Axios, hacer parte de la estrategia de seguridad nacional del gobierno. Sin embargo, el funcionario señaló que el memorándum reportado por Axios es “anticuado” y no representa “el pensamiento del gobierno”, antes de negarse a proporcionar más detalles

Verizon y AT&T rechazaron hacer comentarios sobre el informe Axios.

¿Cuándo llegará?

La industria inalámbrica espera que las redes 5G se lancen en 2020.

Este mes, el 5G superó un obstáculo significativo cuando 3GPP, un consorcio inalámbrico internacional, aprobó un estándar de tecnología para las redes de última generación. Se espera que el próximo año la Unión Internacional de Telecomunicaciones de las Naciones Unidas revise el estándar de 3GPP. Después de eso, las compañías inalámbricas pueden comenzar a comprar y vender equipos 5G bajo la garantía de que todo funcionará en conjunto.

Mientras tanto, Verizon y AT&T han avanzado en la prueba de redes 5G. AT&T indicó que comenzará a desplegar su red 5G este año, aunque prácticamente nadie podrá usarla hasta que los dispositivos compatibles con dicha tecnología lleguen a los estantes de las tiendas. Y es poco probable que eso suceda antes de 2020.

Fuente: David Goldman & Betsy Klein de CNN contribuyó a este informe.

“Jean” del futuro combinará tecnología y ecología

El “jean” del futuro unirá el desarrollo sostenible con alta tecnología permitiendo orientar la vestimenta en la calle así como mantener el cuerpo a una temperatura adecuada. 

Entre las innovaciones presentadas esta semana en el Salón Denim Premiere Vision de París, destaca una cazadora tejana resistente al agua, dotada de bandas de paneles solares y un cable en el bolsillo que permite recargar el teléfono móvil. Su creadora, la diseñadora holandesa Pauline van Dongen, utilizó hilos de “jeans” usados.

El fabricante brasileño Vicunha Textil propone una tela termorreguladora, que mantiene el cuerpo a temperatura constante gracias a una microfibra utilizada normalmente para la ropa de deporte. El estadounidense Cone Denim emplea por su parte una fibra robusta que sirve para la vestimenta de los motociclistas.

La start-up francesa Spinali Design apuesta por un pantalón vaquero con captores en la cintura y una conexión bluetooth con el teléfono que permite orientarse en los desplazamientos.

“Usted ingresa un destino en su aplicación y los captores vibrarán a la derecha o a la izquierda” en función de la ruta, explica a la AFP Romain Spinali, responsable de innovación de la empresa.

Lavar sin agua

El gigante estadounidense de internet Google trabaja por su parte junto a la marca Levi Strauss para fabricar ropa que permita comprar productos a distancia gracias a un tejido especial interactivo.

Pero el “jean” del futuro, para muchos expositores del Salón, es también una prenda respetuosa con el medioambiente.

Fuente: Globovisión

Atención al cliente y tecnología, claves en la inversión de las empresas durante 2018

Debido a los constantes avances tecnológicos es preciso que las marcas complementen los servicios que las compañías ofrecen con este nuevo idioma de innovación, ya que en la actualidad, los consumidores viven detrás de un dispositivo conectado a la red casi las 24 horas del día.

Derivado de clientes con mayor preparación y exigencias es necesario mejorar la calidad en la atención al cliente, así como en los productos, según mostró un análisis de Zendesk.

La desarrolladora tecnológica recomendó utilizar diferentes canales y medios, responder sus mensajes de manera directa, y publicar actualizaciones en las redes sociales más populares para dejar de lado el mostrador y buscar nuevas formas de ventas.

Ante este panorama, sugirió contratar ayuda profesional en soluciones tecnológicas con el objetivo de atender a la mayor cantidad de clientes de forma inmediata y eficaz, a través de monitoreo para prever las tendencias y comportamientos de los usuarios.

De acuerdo con el Estudio de Hábitos de los Usuarios de Internet en México de la Asociación de Internet, los mexicanos dedican en promedio siete horas a navegar por la red, y se espera que este 2018 la tendencia crezca.

No obstante, la tecnología no puede remplazar la calidez, por lo que el capital humano será indispensable para operar, coordinar y capacitar a los mejores agentes de atención al cliente para que puedan resolver problemas complejos.

La empresa indicó que en 2018 muchas compañías invertirán su dinero en publicidad con la finalidad de captar la atención de nuevos usuarios; no obstante, también es necesario invertir en herramientas de servicio al consumidor para ver satisfecha dicha necesidad y elevar las barreras de salida de los clientes.

De acuerdo con la investigación de Deloitte Human Capital Trends 2017, la inteligencia artificial está siendo utilizada ya por algunos sectores: 38 por ciento de los 10 mil 400 encuestados, en 140 países, dijeron que están usando la inteligencia artificial en su lugar de trabajo y el 62 por ciento espera hacerlo en 2018.

Además, un tercio de los empleados encuestados piensan que en sus trabajos incrementará el uso de la inteligencia artificial en un futuro.

El desafío para los colaboradores reside en que muchos necesitarán mejorar su alfabetización digital, mientras que para las organizaciones el costo de implementar dichos sistemas será alto.

Fuente: Merca20

¿Cómo será la gestión de talento en la era de los robots?

¿Cómo será la gestión de talento en la era de los robots?

Para Juan Lizárraga, director de ManpowerGroup Perú, la era de los robots marcará el enfoque de las áreas de recursos humanos.

Uno de los fenómenos que más atención genera en las grandes empresas, sobre todo entre las que están en el ámbito de la manufactura, es la progresiva automatización de los procesos de producción, donde máquinas, robots y softwares han comenzado a reemplazar a los trabajadores.

A medida que pasa el tiempo, este fenómeno, que parece no tener retroceso, se irá incrementando con el desarrollo de la tecnología, sobre todo en el campo de la inteligencia artificial,  generando diversos tipos de reacciones, como incertidumbre y temor y provocando, en un futuro no muy lejano, un nuevo motivo de tensión entre empleados y empleadores.

No se trata de una exageración. Según el reporte “The future of employment”, elaborado en el 2013 por dos profesores de la Universidad de Oxford —Carl Benedikt Frey y Michael A. Osborne—, para el año 2033 el 47% de empleos actualmente existentes en Estados Unidos estarán en situación de “alto riesgo”, porque probablemente su trabajado será ejecutado por máquinas.

En una primera fase, apunta el reporte, la mayoría de los trabajadores del sector transporte y logística serán reemplazados. Más tarde serán los administrativos y, en general, todos los empleados relacionados con el trabajo de oficina. Finalmente, le llegará su turno a los centros laborales vinculados a los procesos de fabricación y producción.

Para reflexionar sobre lo que será la interacción entre humanos y máquinas en las empresas, conversamos con Juan Lizárraga, director de ManpowerGroup Perú, quien ofrece luces sobre este sombrío escenario.

¿Cómo será un ambiente de oficina cuando los trabajadores interactúen con robots?
El verbo interactuar es el correcto. Lo que nosotros prevemos no es que el robot reemplace al ser humano, sino que haya una complementariedad. La gente imagina muchas veces a un humanoide o un androide caminando por las oficinas al lado de los humanos, pero esto ya ocurre, solo que de forma diferente. En la actualidad, tenemos softwares o máquinas que resuelven tareas repetitivas de los humanos. Ese es otro concepto clave: los robots solo van a asumir aquellas tareas mecánicas y repetitivas, pero la creación y la innovación será propiedad de los humanos.

¿Es correcto, como dice el estudio, que el 47% de los empleos estarán en “alto riesgo” por culpa de las máquinas inteligentes?
Hay varias predicciones con varias estadísticas y estimaciones que se están por confirmar. Nosotros estimamos que ese porcentaje no es muy alto. Nos remitimos al hecho de que solo las tareas repetitivas serán reemplazadas. Por otro lado, en el peor escenario (47%), otro fenómeno que se producirá es que se van a crear nuevas labores para los seres humanos. La tecnología y la era digital, si bien eliminarán algunas profesiones, también permitirán la aparición de nuevas carreras que ahora ni imaginamos.

¿Las oficinas de recursos humanos están listas para este escenario?
En el presente, frente a este futuro inmediato, las áreas de recursos humanos se están reconvirtiendo, para poder identificar capacidades y competencias de personas que deberán aprender a convivir con robots. Estas áreas deberán también poder descubrir ese talento dentro de sus organizaciones, para potenciar estas habilidades, implementando programas que faciliten y desarrollen estas competencias en las organizaciones.

¿Existen casos en el Perú que revelen que esta convivencia entre máquinas y personas ya se está produciendo?
Tenemos casos específicos. Dentro de las empresas de consumo masivo, una empresa del sector bebidas introdujo a su planta de producción, hace más o menos cuatro años, montacargas automatizados, que no requieren de conductor para desarrollar su trabajo de ingresar o sacar mercadería del almacén. En el sector de telecomunicaciones, conozco el caso de un call center donde parte de los trabajadores han sido reemplazados por un software.

¿Y cómo se está desarrollando la interacción en los centros laborales, entre los equipos que desarrollan estas innovaciones y tecnologías, y los trabajadores más tradicionales?
Hay un caso real, que es el de la banca, donde las empresas están liderando la transformación digital. Dentro de este sector, los equipos a cargo de las innovaciones están integrados por millennials. Ellos trabajan metodologías como el design thinking, donde se integra a un grupo de personas en un ambiente lúdico y suelto, sin una regla clara de vestimenta. Allí, los horarios son muy variables, las personas pueden intercambiar su labor con actividades de entretenimiento, no hay jerarquías y el cumplimiento de metas se mide a partir de la realización de objetivos.
En estos espacios las áreas de recursos humanos ponen énfasis en la integración de las generaciones, para que se aporte conocimiento de ida y vuelta, entre trabajadores millennials muy digitalizados y colaboradores de otras generaciones con menos roce con la tecnología. Las áreas de recursos humanos de estos lugares también están aplicando metodologías de design thinking para desarrollar nuevos procedimientos para adaptarse al cambio, teniendo como foco de preocupación a los millennials y los centennials (nativos digitales), que participan en estas sesiones para expresar sus necesidades y su visión, hasta traducir eso en actividades especificas.

¿Los robots y la inteligencia artificial provocarán finalmente grandes tasas de desempleo?
Parecen dos fenómenos aparentemente contradictorios. Por un lado, existe escasez de talento. Por otro lado, desempleo. En un mundo perfecto, cuando se produce escasez de talento es porque existe escasez de oferta, por lo tanto no hay desempleo. Pero ambos fenómenos conviven. Y ¿por qué? Porque cada día se demandan perfiles profesionales más innovadores, más especializados, más capacitados, con mejores competencias, tanto blandas como duras. Pero el talento no se actualiza al mismo nivel que la demanda, por lo que se produce desempleo.

Es decir, la tecnología, ¿ya está generando desempleo?
Sí, porque los profesionales, en general, no se actualizan a la velocidad que exige el desarrollo tecnológico. Con la llegada de los robots y la inteligencia artificial, eso se podría agravar.

Fuente: El Comercio