La tecnología ‘blockchain’ permitirá a las pymes ser más competitivas

Si Internet supuso, en su día, una revolución en los pilares de nuestro día a día, parece que la tecnología blockchain -o cadena de bloques- será la siguiente revolución digital. El blockchain se basa en un registro de transacciones verificable, imborrable e inmutable, de acceso abierto y basado en un modelo descentralizado. De hecho, según apunta Alfonso Dopico, consultor sénior de GFI España, “la idea es la creación de una red global que no pueda ser hackeada“.

Es precisamente esta característica la que aporta un especial valor a sus usuarios. Así, para Dopico, “tiene interesantes aplicaciones prácticas en cadenas de suministros, transacciones financieras o gestión de activos, entre otros”. Unas ventajas de las que se pueden beneficiar, y mucho, las pequeñas y medianas empresas -todavía lejanas a esta tecnología, por lo que habría que esperar todavía a la consolidación de esta realidad-. Aún así, Alex Preukschat, autor de LibroBlockchain.com, explica que esta tecnología permitirá a las pymes “competir con las grandes organizaciones”.

La misma idea lanza Alex Puig, responsable de la vertical de Criptodivisas de la Asociación Española de Fintech e Insurtech, quien señala que el blockchain “abre una puerta a modelos de negocio hasta ahora reservados para los grandes capitales”, y añade que “se podrá dotar a la pyme de las mismas herramientas que, a día de hoy, tienen las grandes empresas y podrán compartir y colaborar con el desarrollo de las mismas. Esto llevará a procesos más ágiles, seguros y eficientes en compras, logística, financiación, etc.”.

Otro de los aspectos diferenciadores de este instrumento es la garantía que aporta frente a ataques online. Y es que, como asegura Preukschat, “es más difícil que la información descentralizada sea atractiva económicamente para robarla”. Además, Puig señala que “la descentralización conlleva, de por sí, herramientas más seguras que las pymes podrán utilizar. Se trata de un nuevo Internet con canales más seguros y evitando puntos centrales de fallos, para que el empresario se preocupe por su negocio, no por la ciberseguridad”.

Sin embargo, no hay que olvidar que “no hay ningún sistema perfecto y el blockchain no es solución para todos los ataques”, como cuenta Salvador Casquero Algarra, experto en banca digital, innovación financiera y tecnología financiera del IEB y fundador de 2gether Bank.

Una vez que se tienen claras estas cuestiones, Dopico recomienda “valorar las distintas plataformas existentes en el mercado, realizar un análisis de viabilidad y estudiar cómo se realizará la integración de los distintos sistemas blockchain”.

Barreras de entrada

Todavía son pocas las pymes que hacen uso del blockchain, y es que como apunta Puig las barreras de entrada “son aún altas”. Entre los motivos se encuentra, sobre todo, el desconocimiento. “No es una tecnología complicada, simplemente es muy nueva, ha habido poco conocimiento y por pura oferta-demanda los expertos estaban muy cotizados”, explica Casquero, quien añade que “la necesidad de recursos económicos no debería ser un problema, ya que es una tecnología open-source, abierta a todos”.

En definitiva, la apuesta por la innovación y las tecnologías digitales será el punto clave para que las empresas -pequeñas y grandes- puedan seguir desarrollándose y creciendo en esta época de cambios y fugacidad.

Fuente: El Economista

Internet de las Cosas: tendencia para los pequeños negocios

Según un estudio de la firma IDC, para el año 2020 el número de objetos conectados alcanzará los 32.000 millones, cifra que representa el 10% de los datos de todo el mundo. Precisamente, de acuerdo al arquitecto y urbanista William Mitchell, estos objetos conectados y sus sensores hacen que las cosas tengan “ojos y orejas”, para que sean conscientes del entorno que les rodea e interactúen con personas y otros objetos. Esta tendencia es más conocida como el ‘Internet de las Cosas’ (IoT).

En este punto muchos se preguntarán, ¿qué tipo de oportunidades puede ofrecer dicha tendencia a las pequeñas empresas? Pues bien, el Internet de las Cosas debería estar en los primeros lugares de la agenda de las Pymes, especialmente por la oportunidad de negocio y la revolución que representa.

Incluso, el IoT puede volver un negocio más eficiente, sobre todo en los procesos productivos, y es una forma de diferenciarse de la competencia.

Para tener una idea del impacto positivo que tiene esta tendencia en los pequeños negocios, un informe de la consultora Gartner señala que las startups serán quienes impulsen la aceptación, el uso y el crecimiento del Internet de las Cosas mediante la creación de una multitud de aplicaciones de nicho.

En síntesis, la gran oportunidad de las Pymes con el Internet de las Cosas está en desarrollar productos propios, e incluso, los emprendedores pueden llegar muy lejos estableciendo alianzas con proveedores robustos de este tipo de soluciones.

Aplicación del IoT en diferentes industrias

Desde luego, hay industrias y negocios que podrán aprovechar mucho más la creciente  tendencia del Internet de las Cosas:

Agropecuario:

El Internet de las Cosas cobra alta importancia en el sector agropecuario, ya que, por ejemplo, con ayuda de sensores remotos instalados en los cultivos, los agricultores pueden recibir correos electrónicos o mensajes de texto con las condiciones favorables que se están presentando para la proliferación de plagas y enfermedades. Incluso, las acciones preventivas pueden ser realizadas manualmente  o automáticamente gracias a las soluciones digitales de las nuevas tecnologías

Movilidad:

Las ciudades también pueden beneficiarse de forma significativa con el IoT. Por ejemplo, mediante el análisis del estado del tráfico en horas pico de días laborables o de vacaciones, se puede conocer cómo redirigir el tráfico buscando evitar congestión.

Salud:

Algunas instituciones médicas están aprovechando el IoT para reducir los costos, facilitar el trabajo del personal médico y elevar la calidad de la atención a los pacientes.

Actualmente existen, por ejemplo, un software y una aplicación que brindan información en tiempo real sobre la administración de medicación, la medición del sueño, la actividad física o incluso, determinar si el corazón tiene pulsaciones anormales.

Comercios minoristas:

En este campo el IoT también puede ser de gran utilidad. Por ejemplo, mediante el envío de ofertas personalizadas al celular o anticipándose a los productos que se necesiten reponer mediante sensores que den alerta sobre la falta de ciertos alimentos y suministros.

Fuente: Destino Negocio

5 maneras en que la nube ayuda al crecimiento de las Pymes

Todo lo que escuchamos hoy tiene relación con los innumerables beneficios que trae consigo trabajar desde la nube. Y si bien es una tendencia tecnológica, no es exclusiva para grandes organizaciones. Las empresas pequeñas tienen quizás mejores opciones para sacar un mayor provecho de las implementaciones en la nube, pero para lograr el éxito deben tomar las medidas correspondientes hoy.

Según un estudio de Deloitte, las Pymes que utilizan un mayor número de servicios en la nube crecen 26% más rápido que aquellas que no usan herramientas en la nube y son aproximadamente 21 % más rentable en promedio.

En general, las pequeñas y medianas empresas trabajan con presupuestos menores y menos mano de obra que las grandes compañías, por lo que ahorrar tiempo y dinero es crítico para lograr el éxito. Optar por tecnología en la nube es una garantía de ahorro en tiempo y dinero. No hay que preocuparse por mantener los sistemas, las soluciones o el hardware, solo hay que seleccionar al proveedor correcto que se ocupará de todo.

Para lograr una mayor agilidad en los negocios y estar más preparados para el crecimiento, las Pymes deben adoptar una serie de importantes medidas. Una de ellas es pagar a medida que se gasta, por lo que la implementación en la nube al requerir un gasto mínimo inicial en hardware y software, es una buena solución. Además se paga solo la capacidad que se usa, lo que elimina la necesidad de cubrir los costos caros de almacenamiento y gestión de datos en servidor propio. Todo esto permite destinar menos recursos en infraestructura tecnológica, para invertir en el crecimiento de la empresa.

Una segunda medida es hacer más funcional al equipo de TI, para que no pase el día entero actualizando servidores, reemplazando hardware y gestionando updates del software, pudiendo dedicar tiempo a tareas que faciliten el crecimiento. En este escenario, el proveedor de la nube se convierte en el socio de TI.

Junto con lo anterior, la economía en escala es un factor primordial para las Pymes. La tecnología en la nube permite que múltiples usuarios accedan a los recursos de forma simultánea, optimizando la productividad individual para lograr más, con menos recursos.

Por otro lado está la movilidad. Los avances tecnológicos que trae el “cloud computing” serán probablemente el mayor impacto para las Pymes, ya que les permite tomar decisiones críticas en tiempo real, basándose en datos del momento.

Y por último, las Pymes requieren un software fácil de usar, lo que obtienen al migrar a la nube, ya que en ella tendrán que gestionar menos upgrades. Esto permitirá que la empresa se focalice en lo más importante: lograr un mayor crecimiento.

Los beneficios en cuanto a flexibilidad, escalabilidad, y agilidad inherentes en las soluciones basadas en la nube no pueden negarse, especialmente para las pequeñas y medianas empresas. Por lo tanto, es hora de pasarse a la nube.

Fuente: Jcmagazine

Los diez errores más habituales de las pymes en ciberseguridad

Para una pyme, sufrir un ciberataque puede ser catastrófico. Las consecuencias pueden ir desde el cese de negocio, hasta la pérdida de reputación o la desaparición de datos clave. Conscientes de este peligro, la conciencia empresarial sobre la importancia de la ciberseguridad y de la protección de todos los procesos de negocio.

“En los últimos años se ha avanzazo mucho en el ámbito de la ciberseguridad, pero las pymes y las empresas recién creadas siguen descuidando ciertos aspectos que podrían poner en peligro sus negocios”, apunta José Rosell, socio-director de S2 Grupo, empresa especializada en el sector. “Falta perspectiva real de los peligros que les pueden amenazas y de las consecuencias que podría conllevar”, advierte.

“Cuando una empresa no está adecuadamente ciberprotegida, es como si dejara la puerta de su negocio abierta toda la noche y se fueran tranquilamente a casa, permitiendo que cualquiera campara a sus anchas por él. Esto, que puede parecernos una barbaridad porque podrían desvalijarlo, es lo mismo que puede suceder si no se contempla la ciberseguridad desde el mismo momento de creación de la empresa por pequeña que sea”, insiste Rosell.

Con el objetivo de poner atención a los ciberriesgos que podrían acechar a estas empresas para protegerse adecuadamente, el equipo de expertos de S2 Grupo ha señalado que los 10 errores de ciberseguridad más comunes en las pymes son los siguientes:

1. Basta con un antivirus

Evidentemente, pocos negocios por pequeños que sean carecen de un antivirus y, seguramente, de un firewall. No obstante, esto puede dar una falsa sensación de seguridad y estar dejando totalmente al descubierto procesos técnicos que necesitan una ciberprotección específica.

2. La información del negocio no interesa a nadie

Cualquier información contenida en los sistemas independientemente de a quién pertenezcan, son de gran interés para los ciberdelincuentes porque los datos que obtengan (direcciones de emails, fotografías, teléfonos, etc.) tienen un alto valor en el ciberespacio. Además, se corre el error de infravalorar la información propia que sí puede ser de interés para cualquier posible competidor (balances contables, precios, proyectos, etc.).

3. Solo los informáticos son los responsables

Es muy importante integrar que la ciberseguridad es un tema del que deben responsabilizarse todos los miembros de la plantilla. A través de procesos de actuación correctos, una adecuada gestión de las incidencias o de la forma en que se aborden los requerimientos legales podrán evitarse amenazas de ingeniería social o phishing, por ejemplo.

4. Descuidar el mantenimiento

Muchas veces se cree que la seguridad viene de un producto que se instala y ya está. Éste es uno de los principales errores. La ciberseguridad es un proceso y, como tal, requiere un mantenimiento diario llevado a cabo que variará según las necesidades de cada departamento (actualización de sus conocimientos, mantenimiento de sistemas, adaptación a nuevos procesos legales, etc.).

5. No firmar acuerdos de confidencialidad

Hay pymes que consideran que esto forma parte de las grandes multinacionales y es un error. La confidencialidad es esencial también en este sector y debe garantizarse con cualquier persona que tenga acceso a la información de la empresa (empleados, proveedores, clientes, etc.) para poder protegerla correctamente.

6. Incumplimiento de la LOPD

Muchas pymes ignoran sus obligaciones en relación a esta ley. Para garantizar la seguridad de carácter personal de los clientes, empleados, proveedores, etc., y evitar sanciones, es fundamental cumplir adecuadamente la LOPD.

7. Falta de seguridad en los contratos

En la mayoría de los casos la propia hoja de pedido se convierte en el contrato para el inicio del servicio. Esto hace que en el documento no se tengan en cuenta servicios ni cláusulas de confidencialidad o que se contemplen requerimientos legales como la Ley Orgánica de Protección de Datos (LOPD) que salvaguarde la información que estamos proporcionando al proveedor.

8. Falta de seguridad de la red y los sistemas

La seguridad de los servidores y las redes es clave para proteger la información del negocio para ya que pueden crear muchos puntos vulnerables que permitan a los ciberdelincuentes campar a sus anchas por las entrañas del negocio (bases de datos de uso interno accesibles desde Internet, Wifi que permite acceder a la red corporativa y es accesible desde la calle, sistemas no actualizados, mantenimiento de las contraseñas de origen de los servidores, etc.)

9. Pensar que una amenaza a la empresa siempre vendría de un tercero

Evidentemente, un ciberataque a una organización puede darse a través de agentes externos, pero también hay que tener en cuenta que una mala praxis de los propios dueños o de los empleados puede poner en peligro a la empresa. Abrir un enlace de un correo de origen desconocido, introducir en el ordenador un USB infectado, etc., son vías de infección muy habituales y pueden ser puestas en marcha por negligencia en el proceso.

10. Ofrecer servicios a través de Internet y olvidar la ciberseguridad

Los negocios online proliferan cada año y, por su exposición a la red, son un blanco perfecto para los ciberdelincuentes. Entre los errores más frecuentes que cometen aquéllos que comienzan destaca el incumplimiento de la LOPD, disponer de formularios vulnerables a ataques, servidores mal configurados, etc.

Fuente: El Economista

Seis tecnologías que útiles para las pymes en 2017

Puede que en otras épocas, los avances tecnológicos fuese una posibilidad a la que solo accedían las grandes empresas, debido a los costes que suponían, sin embargo, las nuevas las tendencias tecnológicas están cada vez más disponibles para las pymes, lo que ofrece mejores oportunidades para competir a las que, por ahora, son pequeñas y medianas marcas.

 

Según el CTO de Sage, Klaus-Michael Vogelberg: “En un momento en el que las compañías, grandes y pequeñas, se están transformando de una forma más o menos intensiva en compañías con tecnologías habilitadas, los emprendedores de hoy deben estar al tanto de las oportunidades que este desarrollo tecnológico puede aportar a sus negocios”. Es por ello que se contemplan seis tendencias tecnológicas que pueden ser de gran utilidad para las pymes y entre las que se citan:

  1. Chatbots y asistentes virtuales

“Los operadores autónomos, como los chatbots o los asistentes virtuales, se utilizarán de forma común en los diferentes dispositivos e interfaces de usuario en las que los empresarios gestionan y controlan sus negocios. Estas interfaces cambiarán drásticamente la forma en que humanos y ordenadores trabajan e interactúan entre sí. Mientras que en el pasado los usuarios utilizaban el teclado y el ratón para interactuar con los PCs, en la actualidad, éstas herramientas se irán sustituyendo por el uso del lenguaje y el control de gestos para “comunicarse” con las máquinas. La experiencia de usuario no sólo será más práctica e intuitiva, sino también más dinámica: estos sistemas trabajarán de forma autónoma y tendrán capacidades de autoaprendizaje.”

  1. Inteligencia artificial

“Con la proliferación de volúmenes de datos generados por todo tipo de sensores y dispositivos por un lado, y la potencia de los ordenadores y el software de análisis especial y los agentes inteligentes cada vez más potentes por el otro, las empresas necesitan encontrar maneras de extraer conocimiento de la riqueza actual con la que cuenta el Big Data.

Se recomienda a las compañías asociarse y colaborar entre sí, para potenciar sus equipos y la cantidad de datos que se puede recibir, así como el análisis de los mismos.

  1. Blockchain

“Los generadores de negocio deben analizar concienzudamente si la novedosa tecnología blockchain puede tener efecto en sus modelos de negocio actuales y en qué medida. Concretamente, aquellas industrias cuyo trabajo como intermediarios (como los abogados, notarios, agentes inmobiliarios o financieros) puede verse afectado por esta innovación. Contables y ejecutivos también verán afectada la forma en la que trabajarán en el futuro, ya que el blockchain cuenta con el potencial de eliminar una parte significativa de su carga de trabajo (transacciones, transferencias monetarias o pago de recibos).

La tecnología blockchain organiza las transacciones de los activos digitales de una forma radicalmente novedosa. En lugar de utilizar intermediarios como bancos, notarios, autoridades inmobiliarias o plataformas de mercado para legitimar el intercambio de ciertos activos (propiedades digitales, bienes comerciales, contratos digitales o, incluso, transacciones financieras a través de divisas digitales como bitcoins), el blockchain permite a cada individuo transferir estos bienes de una forma directa, segura e inmutable. Un libro mayor descentralizado y distribuido desde una base de datos compartida entre múltiples participantes, combinada con algoritmos criptoeconómicos constituye la base tecnológica del blockchain. Todos sus participantes (conocidos como nodos) tienen acceso a este libro contable, que contiene un inventario de todos los asientos digitales relevantes. Todos los participantes de esta red cuentan con una copia idéntica del libro y todos los cambios que en él se realicen se aplican en cada copia en cuestión de minutos o, incluso, segundos. De esta forma, el sistema es transparente y crea confianza entre todos los participantes sin necesidad de la legitimación de una tercera parte autorizada.”

  1. Revolucionar los pagos y tranferencias

La forma en la que usamos el dinero y realizamos pagos y transferencias ha cambiado radicalmente: principalmente, porque las aplicaciones de pago por móvil permiten a los usuarios realizar sus transacciones y compra de bienes con un solo click. Pero en el fondo sistemas como los software de contabilidad resultan ser menos accesibles e intuitivos para los usuarios y están menos integrados. Un ejemplo de ello es que, actualmente, las compañías no cuentan con la posibilidad de realizar pagos de facturas o gestionar sus transacciones financieras entre socios y bancos a golpe de ratón.

En 2017, surgirán soluciones que permitirán a las empresas establecer una cadena de valor de pagos integrados con sus proveedores y clientes. Estas nuevas soluciones permiten realizar pagos de forma inmediata y omnicanal, y se integrarán en los sistemas de contabilidad financiera de las empresas del mañana. Las plataformas de e-commerce, los bancos, las fintech y los socios podrán beneficiarse de los estándares API, que serán utilizados para crear nuevos servicios y permitir el procesamiento sin fisuras y totalmente automatizado de pagos y transacciones financieras.

  1. Infraestructuras basadas en plataformas

En 2017, cada vez más pymes reemplazarán sus sistemas actuales por soluciones de software integradas en la nube y se beneficiarán de las plataformas móviles.

“La gran ventaja de estas plataformas es que dan acceso a las pequeñas compañías a soluciones innovadoras de software y servicios empresariales que no se podrían haber permitido hace cinco años. Además, estas plataformas Cloud están democratizando la forma en la que las compañías incrementan su acceso a las aplicaciones de última generación y tecnologías inteligentes y escalables”, afirma Klaus-Michael Vogelbert. “Estas tecnologías permiten a los generadores de negocio descubrir nuevos métodos de trabajo y dotarlos de la infraestructura necesaria para recibir cualquier tipo de datos de sus partners o del Internet de las Cosas, analizarlos y, con un estilo de “desarrollador ciudadano”, crear algo nuevo y productivo”, prosigue el CTO de Sage.

  1. El Internet de las Cosas creará nuevos servicios y perfiles profesionales

Las pymes deben poner el punto de mira en las nuevas posibilidades que emergen con la penetración del Internet de las Cosas en la vida cotidiana. A través de distintos sensores introducidos en máquinas, coches, móviles, muebles e, incluso, seres humanos (por ejemplo, para uso médico), se generará una cantidad ingente de datos que resultará ser un verdadero tesoro y permitirá crear una gran diversidad de nuevos servicios.

Fuente: Merca20

Cinco tendencias de coworking para el 2017

La cultura laboral está cambiando, y los espacios de coworking se convirtieron en tendencia entre empresas y consultores independientes que buscan un hub profesional y de costo competitivo que les permita realizar su trabajo y la posibilidad de generar networking.

De acuerdo con Diana Rodríguez, gerente general de VMG Business Center, para el 2017 se prevén cinco tendencias en coworking, a saber:

  1. Profesionales: áreas como tecnología, diseño, mercadeo, arquitectura y consultores independientes continuarán como los perfiles de mayor crecimiento en busca de estos sitios laborales.
  2. Networking: se mantendrá como una de las ventajas entre empresas y consultores independientes que buscan encadenar sus negocios con otros sectores del mercado.
  3. Ahorro: un 40% en la factura por servicios públicos es una de las ventajas económicas que prevalecerán para emprendedores que no disponen de mucho presupuesto, pero necesitan un espacio de trabajo profesional.
  4. Inquilinos: cada vez más multinacionales y PYMES establecerán la instalación de sus operaciones en estos sitios.
  5. Adaptabilidad: sobrevivirán aquellos espacios de trabajo realmente buenos, que se adapten y logren cubrir las necesidades de sus inquilinos.

“La interacción y el lograr adaptarse a estos espacios, son puntos a considerar entre profesionales independientes que tienen esta modalidad de trabajo como uno de sus proyectos para el 2017”, aconsejó Rodríguez.

El coworking responde a necesidades personalizadas como el acceso 24/7 a las instalaciones y la disposición de facilidades como oficinas modernas y equipadas, Internet, salas de reuniones, recepción, parqueos, cafetería, etcétera. Además, destaca el ahorro de hasta $400 mensuales en comida.

Fuente: Estrategia y negocios

¿Qué es el crowdlending?

El crowdfunding tradicional, basado en un sistema de recompensas, no es la única alternativa digital que está democratizando el acceso a capitales. El motivo es simple: el crowdfunding clásico no responde a todas las necesidades de los emprendedores, y proyectos distintos requieren de soluciones diversas.

Pensemos que el crowdfunding resulta muy útil para proyectos que apenas despegan y que resultan llamativos para el público. Pero, ¿qué sucede cuando lo que uno pretende financiar es un proyecto de expansión para su empresa inmobiliaria o, vamos, algo que no despierta simpatías automáticas como un videojuego o alguna novedad tecnológica?

Una opción sería acudir al banco a solicitar un préstamo, pero aceptémoslo: desde la crisis del 2008 la banca ya no es la institución solidísima y confiable que todos pensábamos que era.

Así pues, el crowdlending surge como una alternativa más transparente y más accesible que la banca. Su principio es sencillo: en lugar de recibir dinero de una sola entidad, recibimos pequeñas cantidades de parte de numerosos microprestamistas.

Existen dos modalidades de crowdlending: el p2p (peer to peer), que son préstamos personales; y el p2b (peer to business), que son préstamos exclusivos para proyectos empresariales.

Algunas plataformas de crowdlending que operan en el mundo

1. LendingClub

Con 11 mil millones de dólares en préstamos, LendingClub es la plataforma de crowdlending más importante de Estados Unidos. Ofrece préstamos p2p y p2b de entre 5 y 30 mil dólares a plazos de entre 1 y 5 años con tasas de interés fijas de entre 5.9% y 25.9% a empresas que puedan comprobar lo siguiente:

  • 2 años en el mercado.
  • Un mínimo de 75 mil dólares anuales en ventas.
  • Que el solicitante del préstamo sea dueño de al menos el 20% del negocio.

2. Arboribus

Con más de 6 millones de euros prestados, Arboribus es una de las plataformas de crowdlending más importantes de España. Ofrece préstamos de entre 10 mil y 300 mil euros a plazos de 6 a 60 meses para pymes con proyectos puntuales.

Su equipo de analistas de riesgo estudia los proyectos antes de publicarlos y, una vez publicados, la tasa de interés se determina por medio de una subasta en la que participan todos los prestamistas del proyecto.

Algunos de los requisitos para participar en Arboribus son:

  • 2 años de ejercicio.
  • Facturar entre 400 mil y 20 millones de euros.
  • Tener ventas estables o crecientes.

3. Cumplo

Si bien el sector del crowdlending todavía no está muy consolidado en América Latina, Cumplo es una de las plataformas pioneras de la región. Opera en Colombia y ofrece dos tipos de préstamos: préstamos a corto plazo (máximo 120 días), respaldados por alguna factura, y préstamos a plazos de hasta 5 años avalados por propiedades o maquinaria.

Prestan un mínimo de 5 millones de pesos colombianos y uno de sus requisitos es que la empresa facture al menos 60 millones anuales.

Debido a que muchas plataformas de crowdlending requieren que la empresa esté domiciliada en el país de origen de la plataforma, esperemos que poco a poco las plataformas de crowdlending se consoliden en toda la región latinoamericana.