¿Las metas de tu negocio son realistas?

El exceso de optimismo puede impedirte tomar buenas decisiones e ignorar riesgos. Conoce tu industria y fija expectativas basándote en los hechos.

¿Alguna vez te has preguntado por qué todos los planes de negocios que has visto tienen más ceros de los que puedes contar? Muchas veces la respuesta a ello son las expectativas demasiado optimistas de los emprendedores.

El emprendedurismo no es para conformistas. Necesitas tener una dosis justa de optimismo para ser emprendedor. Pero una línea muy delgada separa al optimismo de la ilusión. Y a menos de que tengas una cuenta bancaria gorda que soporte tu proyecto o un amor por la adrenalina de apostar, lo más recomendable es que practiques el optimismo basado en la realidad.

Muchas veces al tomar decisiones que envuelven grandes ganancias o pérdidas, los optimistas buscan evidencias que respalden los resultados favorables, ya que los hace sentir mejor. De hecho, se emocionan tanto con sus decisiones que tienden a ignorar la información que contradice sus creencias. Conforme crece el deseo de alcanzar los resultados positivos, también lo hace su expectativa de que éstos ocurrirán. Pero cuanto más esperamos obtener de nuestras decisiones más altas son las probabilidades de que caigamos en un exceso de confianza.

Los economistas conductuales explican que tendemos a recompensar nuestra situación actual como única, y seguido ignoramos los resultados negativos de acciones similares. Esto ocurre porque nuestras predicciones están basadas en planes que están diseñados especialmente para mostrar cómo lograremos lo que queremos lograr.

Diversos estudios demuestran que el exceso de optimismo es el error de juicio más común y dañino que cometemos. Esto hace que nos aventuremos a la industria de ‘moda’, ya sea la burbuja puntocom, las redes sociales o la Web 2.0. Obvio podemos hacerlo mejor que Facebook y que cualquier otro que trabaja en el mismo reto, ¿no es así?

Este optimismo puede ser especialmente dañino para los emprendedores que quieren entrar en industrias que cambian rápidamente o que son nuevas para ellos. Un estudio realizado a 2,304 emprendedores por investigadores en INSEAD reveló que la experiencia previa del fundador en la misma industria reduce el exceso de optimismo y mejora las expectativas sobre su nuevo negocio.

En un estudio similar, los investigadores sugirieron que en las industrias muy dinámicas, aquellos emprendedores que son moderados en optimismo son más proclives a tener éxito que aquellos demasiado optimistas. Es fácil entender por qué: Las personas optimistas pero cautas suelen hacer un mayor esfuerzo para tomar decisiones más informadas.

En la otra mano, el estudio también muestra que debido a que el optimismo puede ayudar a enfrentar el fracaso, los emprendedores demasiado optimistas están más dispuestos a intentarlo de nuevo una y otra vez, probablemente con expectativas más razonadas.

Si quieres tener un optimismo más cauteloso, te compartimos algunos consejos que vale la pena considerar:

1. Conoce tu industria. Cuando investigues nuevas oportunidades de negocios, apuesta por aquellas industrias que conoces mejor u obtén experiencia interna antes de perseguir un territorio desconocido. Puedes hacerlo acercándote a un fundador o a un empleado en un puesto ejecutivo, que comparta tu pasión y tenga conocimiento de la industria en la que te interesa introducirte. Este conocimiento desde adentro te ayudará a tener una perspectiva más realista.

2. Pregúntate: ¿Qué pasaría si…? Si estás demasiado emocionado por tu negocio, empieza a preguntarte cuestiones que contradigan tu propio optimismo. Después, acércate a familiares, amigos y mentores confiables que puedan darte su retroalimentación sobre estas hipótesis.

3. Obtén consejos. Busca a mentores experimentados, consejeros o a una junta de consejo que no teman hacerte preguntas difíciles o retar tu proyecto. Idealmente, estos mentores tendrán una experiencia muy distinta a la tuya. Tener diversidad de opiniones y perspectivas te ayudará a tener expectativas más realistas.

4. Haz pruebas. Finalmente, prueba, prueba, prueba. Valida tu idea en cada periodo del desarrollo del negocio. El interés de los consumidores por tu producto o servicio es lo que en realidad determina si te convertirás en millonario, si fracasarás o algo en medio.

Fuente: Entrepreneur

Los 4 mantras que pueden ayudarte en los negocios

El emprendedor novato deben encontrar la motivación constante si definitivamente considera que lo suyo es tener su negocio propio. ¿Cómo lograrlo?

Un mantra, aplicado al ámbito empresarial, es una frase corta que expresa el sentido que se desea dar a la empresa y cómo va a servir a sus clientes. ¿Parece fácil no? Probablemente no.

La dificultad de escribir un mantra reside en que todo el mundo espera que sea corto e impactante, cosa que hace más interesante su elaboración por su belleza expresiva.

Así que la mejor manera para ello es respirar hondo, concentrarse y preguntarse qué sentido va a tener el negocio para las personas a las que se dirige. No en vano muchos emprendedores tienen un problema común: se consideran creadores pero no vendedores.

Por eso si van a invertir en un negocio, tienen que considerar igualmente la estrategia de comercialización. Esto no significa que las ventas tengan que ser aburridas, al contrario: hay que incorporar estrategias inteligentes, pensamiento rápido y el tipo de actividades que los emprendedores aman.

Así que te ofrecemos estos mantras que proyectan mucha fuerza y emoción:

1. Generar confianza

Existe una gran diferencia entre lograr que a alguien le guste el producto y efectivamente conseguir que lo compre. Los  clientes necesitan sentirse seguros que es lo indicado para ellos. Así que se debe retar a los consumidores a criticar el producto, ya que cuando no logren encontrar fallas significativas, tendrán más confianza en lo que compran.

2. Reforzar lo positivo

Durante una conversación de ventas, se debe poner especial atención a los comentarios de los clientes que refuerzan la postura. Tal vez ellos digan: “nunca lo había  pensado de esa manera” o “ahora entiendo cómo eso podría ayudarnos”. Entonces, hay que ver la forma y asegurar que se pueda lograr que compartan la manera de pensar del emprendedor.

3. Dejar que el cliente sea el vendedor

Hay que verlo de esta manera: en lugar de vender a los clientes, se debe proporcionar la evidencia suficiente para que se convenzan ellos mismos. Por eso se sugiere preguntar a los compradores potenciales lo que buscan en un producto similar al que se vende.

4. Seguir satisfaciendo las necesidades

La gente compra con el fin de sentir la satisfacción de que sus exigencias se cumplieron. Esto es una regla. Así que el producto puede cumplir con lo que necesitan, cierto, pero los clientes también están buscando contacto a nivel personal. Si a un comprador potencial no le gusta algo del producto, hay que ponerse en en contacto con él inmediatamente.

Fuente: Entrepreneur.com

 

3 etapas que todo emprendimiento debe superar para ser exitoso

Por más de que permanentemente escuchamos que este el mejor momento para comenzar a emprender o que actualmente están dadas las condiciones para iniciar un negocio, la realidad es que empezar a transitar este camino no es tan sencillo como lo hacen parecer. Para no fracasar en el intento, ten en cuenta estas 3 etapas que todo emprendimiento debe superar.

Si hubiera alguna forma de saber las palabras que más veces al día se dicen, se escriben o se leen en todo el mundo, de seguro “emprender”aparecería ubicada entre las primeras posiciones. Es que sí, ser emprendedor no sólo parece estar de moda, sino que también son muchos quienes afirman que estamos en el mejor momento para iniciarnos en este mundo.

Entonces, ante estas condiciones, la interrogante que surge es por qué siguen siendo pocas las personas que se animan a iniciar un negocio. Luego de analizar varios datos sobre emprendedurismo encontramos que, aunque pueda ser el mejor momento, arrancar un negocio no es sencillo, no en vano 4 de cada 5 negocios fracasan antes de los dos años.
Lejos de querer que pierdas las ganas de ser tu propio jefe, la finalidad de este artículo es brindarte algunos datos imprescindibles para ser un emprendedor exitoso. Para ello nos basamos en un artículo del portal Profesionistas que comparó el emprender con un chiste de tres actos. ¿De qué se trata cada uno?

1- Quiero ser emprendedor

Esta decisión debe sustentarse en competencias como el autoconocimiento, confianza en ti mismo, además de eficiencia personal. De no estar presentes estas cualidades lo más probables es que tus razones para emprender no sean las adecuadas e incluso puede que estés buscando una alternativa para escapar de algún defecto profesional, como por ejemplo: querer emprender porque no quieres tener jefe puede estar escondiendo que tienes serias dificultades para seguir instrucciones.

2- Tengo una gran idea

A simple vista son muchas las ideas que pueden parecer una genialidad. Sin embargo, para comprobar que ésta realmente puede convertirse en una iniciativa exitosa es fundamental someterla a una serie de preguntas básicas. Por ejemplo: ¿es realmente viable?, ¿existe verdadera demanda para tal iniciativa?, ¿comprendes todos los por menores que supone llevar a la práctica esa idea? Si logras encontrar respuestas positivas para estas interrogantes, entonces estás listo para dar el siguiente paso.

3- Convertir la idea en realidad

Aun habiendo superado las dos instancias previas, estás expuesto al riesgo de que tu emprendimiento fracase, especialmente si la toma de decisiones al momento de empezar a ejecutar la idea no es la más indicada. Estos son algunos errores que es importante evitar: no poner a prueba el plan de negocios, no tener los conocimientos ni las habilidades necesarias para iniciar, no ser capaz de trabajar en equipo, no establecer procesos al momento de tomar decisiones, entre otros.

Fuente: Profesionistas

Los cinco errores que llevan al cierre de tu emprendimiento antes de su primer año de vida

Buenas ideas, fondos de financiamiento, iniciativa y motivación no son suficiente para que un emprendimiento sea un negocio exitoso.

Buenas ideas, fondos de financiamiento, iniciativa y motivación, son algunas de las características que podemos encontrar en el mundo del emprendimiento hoy. Sin embargo, no es suficiente para que un negocio sea exitoso. Según la compañía de oficina virtual VirtualBusiness, nueve de cada 10 Pymes cierran antes de cumplir su primer año.

“Uno de los problemas comunes que se observa en las Pymes y emprendimientos, es su falta de profesionalización. Esto implica un enfoque más serio de la empresa para lograr una alta calidad del producto y servicio que se ofrece”, asevera Vanessa Jiménez, directora de VirtualBusiness.

Para evitar que otros emprendedores comentan los mismos errores, Vanessa enumera los cinco más comunes y cómo se pueden evitar:

1. Falta de liderazgo de sus dueños

Para crear un emprendimiento no basta tener una buena idea. Muchos pueden tenerla. Lo importante es poder llevarla a cabo y mantenerla en el tiempo. Para ello se necesita trabajar en equipo y dirigirlo para que se puedan cumplir metas. En este ítem, muchos emprendedores tienen grandes dificultades ya que se concentran en detalles que no son relevantes para el negocio y no saben delegar, ya que prefieren hacerlo todo ellos.

2. Estandarizar las operaciones

Para ser productivos y responder a tiempo a las necesidades de los clientes, es fundamental estandarizar las operaciones; sin embargo, a los emprendedores les cuesta adquirir estas metodologías, ya que están acostumbrados a realizar el proceso a su propio estilo. 

3. Minimizar la importancia de la imagen

Una buena idea no basta para cautivar a los clientes, es  fundamental entregar una imagen de profesionalismo. No sólo con el packaging del producto o el diseño del sitio web, sino también como empresa. Para ello es necesario comunicar una dirección comercial, dar a conocer un teléfono fijo y que cada uno de estos aspectos funcionen corporativamente. Con la tecnología y el fácil acceso a la información, si la empresa no es identificable a través de Internet, no existe.

4. Planificación de las acciones a realizar

Cada paso que se realiza al comenzar un emprendimiento se debe planificar ¿La razón? No se tienen los recursos económicos para hacer gastos que no sean necesarios para el negocio. Al realizar una estrategia o plan para cada acción, tendremos mayor control y podremos analizar los resultados.

5. Análisis de los resultados

Hoy con el marketing digital es fácil analizar el resultado de cada acción que se realice. Si bien un gran número de emprendedores es ajeno a estas tecnologías, es necesario que se asesoren o puedan aprender nociones básicas de esta área. De esa forma podrán saber si sus estrategias para darse a conocer o tener más clientes, están dando resultado. Sin estas métricas no se puede saber si se están haciendo las cosas bien o no.

Fuente: Pulso Social