Atención al cliente y tecnología, claves en la inversión de las empresas durante 2018

Debido a los constantes avances tecnológicos es preciso que las marcas complementen los servicios que las compañías ofrecen con este nuevo idioma de innovación, ya que en la actualidad, los consumidores viven detrás de un dispositivo conectado a la red casi las 24 horas del día.

Derivado de clientes con mayor preparación y exigencias es necesario mejorar la calidad en la atención al cliente, así como en los productos, según mostró un análisis de Zendesk.

La desarrolladora tecnológica recomendó utilizar diferentes canales y medios, responder sus mensajes de manera directa, y publicar actualizaciones en las redes sociales más populares para dejar de lado el mostrador y buscar nuevas formas de ventas.

Ante este panorama, sugirió contratar ayuda profesional en soluciones tecnológicas con el objetivo de atender a la mayor cantidad de clientes de forma inmediata y eficaz, a través de monitoreo para prever las tendencias y comportamientos de los usuarios.

De acuerdo con el Estudio de Hábitos de los Usuarios de Internet en México de la Asociación de Internet, los mexicanos dedican en promedio siete horas a navegar por la red, y se espera que este 2018 la tendencia crezca.

No obstante, la tecnología no puede remplazar la calidez, por lo que el capital humano será indispensable para operar, coordinar y capacitar a los mejores agentes de atención al cliente para que puedan resolver problemas complejos.

La empresa indicó que en 2018 muchas compañías invertirán su dinero en publicidad con la finalidad de captar la atención de nuevos usuarios; no obstante, también es necesario invertir en herramientas de servicio al consumidor para ver satisfecha dicha necesidad y elevar las barreras de salida de los clientes.

De acuerdo con la investigación de Deloitte Human Capital Trends 2017, la inteligencia artificial está siendo utilizada ya por algunos sectores: 38 por ciento de los 10 mil 400 encuestados, en 140 países, dijeron que están usando la inteligencia artificial en su lugar de trabajo y el 62 por ciento espera hacerlo en 2018.

Además, un tercio de los empleados encuestados piensan que en sus trabajos incrementará el uso de la inteligencia artificial en un futuro.

El desafío para los colaboradores reside en que muchos necesitarán mejorar su alfabetización digital, mientras que para las organizaciones el costo de implementar dichos sistemas será alto.

Fuente: Merca20

¿Qué es una Scaleup? Pasando de emprendedor a empresario

Hemos visto la explosión de las startups en los negocios actuales, aquellas empresas innovadoras y emergentes basadas en la tecnología. Pues bien, en algún momento de la vida de estas empresas se aspira a “subir un escalón” y convertirse en una Scaleup, pasando de emprendedor a empresario. Pero, ¿qué es una Scaleup? ¿Cómo puede una startup seguir creciendo?

¿Qué es una Scaleup?

Cuando la facturación de las startups crece un 20% anual durante más de tres periodos seguidos o alcanzan más de un millón de dólares en financiación se habla de Scaleups. Las Scaleups son aquellas empresas que iniciaron su actividad como startups pero que tienen la intención de expandirse, de alcanzar nuevos mercados, nuevos clientes y mejorar sus productos para hacerlos modernos e innovadores.

Estas empresas se caracterizan por ser perdurables en el tiempo, las Scaleups que fracasan representan un porcentaje muy reducido. Son empresas resistentes a la pérdida de empleos durante procesos de recesión, generan empleos a largo plazo. Las Scaleups impulsan el desarrollo profesional de sus empleados ya que a medida que crecen y amplían su plantilla, los trabajadores se mueven a mandos medios.

Por ello, estas empresas tienen un gran impacto en las economías y la generación de empleo, de modo que plantean un desafío que nos hace preguntarnos si es factible continuar aportando recursos a nuevas empresas, aún con el riesgo de que no superen sus 5 años de actividad, o empezar con una nueva tendencia basada en fomentar las Scaleups, empresas que ya han demostrado tener las bases para seguir creciendo.

Dar este paso te aporta numerosas ventajas como pueden ser la posibilidad de explorar nuevos mercados, nuevos productos y nuevas formas de hacer las cosas, sin embargo, deben ser empresas que tengan una gran capacidad de aprendizaje permanente, así como de vivir en un cambio constante.

En definitiva, para entender qué es una Scaleup podríamos decir que una startup es un bebé y una Scaleup un adolescente.

Pasando de emprendedor a empresario

Pasar de startup a Scaleup se basa en encontrar un modelo repetitivo, una tendencia. Esos son algunos de los pasos que debes seguir para lograrlo:

  • Elige el momento adecuado: lo primero que debes hacer antes de plantearte convertir tu startup en una Scaleup es si es el momento adecuado para crecer. La etapa de crecimiento implica cierto riesgo y es importante escoger el momento idóneo para hacerlo. Para ello, te recomendamos que te hagas estas preguntas:
    ¿Tienes el equipo adecuado para crecer? La estructura de trabajo es un arma  clave para el crecimiento de una startup. Debes contar con unos empleados capacitados y comprometidos con el éxito de la organización.
    ¿Son los clientes los que te buscan? El hecho de que sean los mercados los que se acercan a ti es un fuerte indicador de que tu marca se ha consolidado y posicionado en la mente de sus consumidores.
    ¿Tienes el capital suficiente? Para mantener a flote la compañía mientras las ventas superan la inversión necesitas tener cierta capacidad económica.
    ¿El crecimiento es compatible con tu estilo de vida? A pesar de que tu empresa esté preparada para ser escalada, no conseguirás el éxito si tú mismo no estás preparado para el compromiso que implica.
  • Marketing a gran escala: encuentra la manera de comercializar tu producto para encontrar clientes reales y no únicamente “los primeros clientes”. Hoy en día se requiere una gran apuesta por el marketing si se quiere destacar y ser capaz de escalar en medio de la saturación de información que reciben los consumidores a través de distintos medios. En este sentido el Growth Hacking puede ayudarte a crecer exponencialmente.
  • Automatiza al máximo: el crecimiento de una startup requiere mucha actividad laboral, deberás plantearte los beneficios que puede traerte la automatización. A pesar de que en un principio supone una gran inversión de tiempo, verás que se amortizará en breve. Por ello, automatiza el almacenamiento en la nube, la formación de nuevos empleados, el pago de facturas, etc. Podrás acceder a tus datos, contratar, estudiar el mercado, pagar, etc. mucho más rápido.
  • Objetivos medibles: no puedes controlar lo que no puedes medir. A pesar de que el objetivo primordial es crecer, hay que establecer ciertas metas dentro del proceso y así dividir el trabajo en objetivos más concretos y asumibles. Cuando nos ponemos pequeñas metas que se pueden realizar en un tiempo reducido nos entregamos más en su resolución.
  • Construye el equipo adecuado para escalar: el número de empleados de tu organización deberá aumentar de forma significativa, asegurándote de que es un equipo cualificado y competente y estableciendo unas rutinas organizacionales que conduzcan tu startup al crecimiento. No se trata únicamente de contratar sino de formar a tus empleados y retenerlos.

Los errores más comunes

Las necesidades de las Scaleups son distintas a las de una startup ya que requiere unas características concretas en lo que a capital, dirección, habilidades y procesos organizativos se refiere. Son algunos de los factores que ciertas empresas españolas no son capaces de asumir para subir ese escalón que permite definirte como una Scaleup. Estos son algunos de los errores más comunes que se cometen a la hora de hacer crecer una startup:

  • Centrar tu crecimiento en el producto: tener un buen producto no te lleva necesariamente a convertir tu empresa en una Scaleup, el producto no lo es todo. No puedes dejar de lado a tu cliente.
  • No retener el cliente: la retención del cliente es la parte más difícil del embudo de ventas y es importante poner el foco en ella ya que es imprescindible para poder crecer. Obviamente hay que invertir esfuerzos en conseguir nuevos clientes, pero no podemos olvidar la importancia de hacer que el cliente vuelva a comprar tu producto.
  • Creer en una fórmula mágica: no existe una varita mágica que haga crecer tu empresa, el crecimiento se basa en la suma de muchas pequeñas cosas que te permiten pasar al siguiente nivel.
  • No focalizar: uno de los errores que más se cometen a la hora de escalar es probar muchas cosas en pequeñas dosis en vez de centrarse en probar una sola. Es bueno experimentar, sin embargo, al probar demasiadas cosas sin priorizar no consigues profundizar. Céntrate en una sola y mide, corrige y vuélvelo a probar, si realmente no funciona después de haber agotado las posibilidades es el momento de cambiar.
  • Obsesionarte con la rentabilidad: a pesar de que los beneficios sean el objetivo del negocio es importante no obsesionarte con ello, pues puede afectar a tus clientes y tus relaciones con la empresa. Cuida el factor humano.
  • La miopía profesional: no te enamores de tu producto, debes ser capaz de ir más allá y ser objetivo.

¿Estás listo para llevar a tu startup al siguiente nivel?

Fuente: IEB School

El reto de emprender e innovar en una empresa

Uno de los retos más urgentes de una empresa exitosa es acortar sus ciclos de lanzamiento de nuevos productos y servicios: lo cual representa la barrera de entrada más efectiva contra la competencia en su mercado objetivo.

Una vez alcanzada la fase de escalamiento de su modelo de negocio y asegurada la inversión necesaria para financiar su plan de expansión, los directivos se concentran en alcanzar los objetivos contemplados en el plan de negocio de la empresa: relegando, con frecuencia, a un segundo plano el espíritu innovador, creativo y emprendedor con el lograron su éxito inicial.

Los éxitos alcanzados y la posición de líder en su segmento objetivo, dan una señal de suficiencia, de complacencia y de aversión al riesgo: actitud incompatible con la promoción y el apoyo a nuevas ideas: innovadoras y creativas, necesarias para crecer y preservar su liderazgo.

Una PYME o una empresa que opera en un mercado local o regional, puede lanzar un programa de apoyo a la innovación y la creatividad acorde con sus necesidades y sus recursos. Las experiencias reportadas por las empresas líderes en el mundo en esta materia: como Google, Apple, Microsoft nos muestran procesos muy complejos y costosos, por su carácter multinacional, sus productos con un alto contenido tecnológico y la naturaleza altamente competitiva de sus mercados.

En América Latina existen una gran cantidad de empresas, en la etapa de expansión de su modelo de negocio, que podrían beneficiarse de adaptar un modelo simplificado de reconocimiento y promoción de ideas innovadoras por parte de sus empleados.

A continuación resumiremos un programa tipo, en seis módulos, diseñado para favorecer el espíritu emprendedor de los empleados (“intrapreneurship”) y adaptable a empresas que operan en un entorno local o regional.

  1. Promoción y convocatoria del programa/Admisión de ideas: Una empresa local o regional puede aprovechar una vía más directa de acceso a su personal, y asignar responsabilidades de promoción y de apoyo al programa, a un número limitado de directivos, acordes con la naturaleza y complejidad de sus operaciones.
  2. Selección de propuestas (de acuerdo con áreas definidas por la empresa): El programa puede y debe ser diseñado alrededor de las áreas de interés y las oportunidades de mercado de la empresa. Sin embargo, es recomendable dejar abierta la posibilidad de admitir propuestas potencialmente disruptivas en áreas hasta ahora no identificadas como claves por la empresa.
  3. Diseño del plan de incubación/aceleración: El principal componente de esta etapa consiste en la definición de experimentos para validar el eje problema-solución-cliente y la relación producto-mercado. No todas las propuestas tienen que estar dirigidas a nuevos desarrollos de productos y servicios, algunas pueden apuntar a mejoras de procesos internos, sin embargo; en todas, debe estar claramente definido el cliente objetivo: el plan de incubación y aceleración propuesto incorpora una etapa clave de validación con clientes y usuarios potenciales
  4. Asignación de recursos por parte de la empresa: A diferencia de corporaciones transnacionales: en las cuales se requiere dedicar un porcentaje importante del programa a designar personal propio o asesor a la iniciativa, con planes de adiestramiento masivo para diferentes regiones; las empresas locales o regionales, en América Latina, pueden asignar recursos mucho más limitados: incluso ensayar con pruebas piloto, antes de embarcarse en un programa más ambicioso.
  5. Lanzamiento del programa: El programa de incubación y aceleración de ideas corporativas puede limitarse, durante el período de prueba, a unos cuatro meses de mentoría y medición del progreso alcanzado. Esto corresponde a una convocatoria con un perfil de propuestas en cuatro o cinco áreas de interés estratégico. De acuerdo con el éxito alcanzado, se puede contemplar el lanzamiento de dos convocatorias por año, con una duración estimada -entre el inicio del programa y la presentación de los casos de negocio a la directiva- de unos seis meses para cada programa.
  6. Elaboración del plan : Los planes seleccionados son presentados a la directiva de la empresa en términos de un plan “GotoMarket”: las propuestas seleccionadas reciben el apoyo del resto de la empresa para el lanzamiento del producto o servicio final. Los recursos adicionales requeridos, dependen de la naturaleza de la propuesta, pero, en la mayoría de los casos contemplan un apoyo de personal propio de la empresa, al cual se le motiva (y se reconoce) para colaborar con el lanzamiento del producto o servicio final.

El programa  debe contar con un espacio adecuado para la incubación de ideas compatibles con los objetivos estratégicos para el crecimiento sostenible de la empresa. Las propuestas de valor seleccionadas, entre las ideas sometidas por el personal, deberán gozar de un apoyo visible por parte de la directiva  y utilizar los recursos humanos y financieros necesarios para acortar el ciclo de lanzamiento de nuevos productos y servicios.

El ambiente de trabajo de los nuevos desarrollos debe asegurar que los participantes en el programa de innovación reciben un trato compatible con el desarrollo de ideas creativas y potencialmente disruptivas. Entre las cuales, destacamos por importancia:

  • La tolerancia al riesgo,
  • La independencia en las decisiones sobre el camino crítico para acelerar la propuesta y,
  • Una mentoría que facilite el proceso de aceleración y reporte el progreso alcanzado a los directivos de la empresa

Cada iniciativa competirá por los recursos destinados a financiar nuevos desarrollos en función del progreso alcanzado y del grado de tracción experimentado con clientes y usuarios potenciales.

La empresa se reservará la aprobación de recursos financieros y humanos durante todas las etapas del desarrollo propuesto, sin embargo; para garantizar una comunicación transparente y favorable al programa, es imprescindible mantener informada a la organización de las razones por las cuales se han escogido las propuestas seleccionadas. De esta manera se motiva a los participantes a someter nuevas propuestas: a aprender y crecer en el desarrollo de sus iniciativas y se invita a los empleados con espíritu “entrepreneur” a crear e innovar dentro de la empresa.

¿Se te ocurren algunas sugerencias para mejorar el plan propuesto? o ¿Necesitas que te aclaremos alguno de los conceptos mencionados en este post? Envíanos tus comentarios y con gusto nos comunicaremos contigo a la brevedad posible.

Fuente: Emprenderalia

¿Qué es Employee Journey Map?

Para clientes externos tenemos Customer journey map… ¿y para clientes internos? Debemos ver al interior de nuestra empresa nuestro cliente interno y definir el Camino del Viaje del Colaborador o Mapa de Experiencia de colaborador: Employee Journey Map, el cual nos permite definir las etapas clave del viaje del que tiene un candidato, colaborador y ex colaborador por nuestra empresa y convertirlo en una gran experiencia.

Hace años hablábamos de tendencias que parecían de película, hoy se supera lo que se veía lejano, entonces, ¿cómo vamos a enfrentar el mercado laboral?, ¿cómo nos vamos a distinguir de la competencia?, ¿cómo atraemos y retenemos talento?

Debemos inspirar a nuestros colaboradores a generar resultados excepcionales, debemos dirigirlos y establecer una estructura… en algunos casos, Recursos Humanos es un área rezagada y olvidada, no se le ha dado el valor que merece.

Debemos fomentar la competitividad, no con visión de corto plazo, sino mediano y largo plazo, debemos generar cambios positivos: Employee experience.

Los primeros meses son críticos en la Curva de aprendizaje de un colaborador, entonces convirtámoslo en una ventaja, generemos un conjunto de experiencias positivas, que tengan un contexto sumamente favorable que sin duda se aproveche y convierta a los colaboradores en Embajadores de Marca.

Estas son las consecuencias de carecer de tu Employee Journey Map

¿Cuál es el impacto de ignorar a tu cliente interno?, seguramente has vivido diversas situaciones porque no están claramente definidos los procesos de Capital Humano al interior de las organizaciones, ¿has vivido falta de empatía?…

  • Reputación corporativa negativa
  • Procesos de Reclutamiento y Selección lentos y caros
  • Altos costos por la fuga de talento
  • Alta rotación y ausentismo
  • Insatisfacción de los colaboradores
  • Insatisfacción de candidatos
  • Malos comentarios de ex colaboradores

¿Cuál es el objetivo del Employee Journey Map?

Fomentar el engagement (compromiso) de los colaboradores, productividad, Intraemprendimiento y felicidad en el trabajo. En resumidas cuentas enamorar a los colaboradores a nuestra marca, procesos y equipo de trabajo.

Mis recomendaciones

Las empresas tienen áreas de oportunidad, pero no basta sólo reconocerlas, sino hacer un Plan de acción  y  convertir aquellas áreas de oportunidad en fortalezas que generen ventajas competitivas para las organizaciones y generen lugares donde los colaboradores se preparen para unirse al equipo.

  • Genera experiencias positivas al interior de tu organización: Employee Experience
  • Gestiona y humaniza tu Marca Empleadora
  • Mapea y rediseña tus procedimientos… ¿tus procesos hacen felices a tus clientes?
  • Mejora continuamente y dile adiós a la zona de confort
  • Implementa acciones para reducir la Curva de Aprendizaje de tus colaboradores
  • Evita el estrés laboral
  • Evalúa el desempeño de tus colaboradores
  • Planea estratégicamente
  • Gestiona equipos multidisciplinarios, mutigeneracionales y multihabilidades
  • Fomenta la Felicidad en el trabajo
  • Cuida a tus colaboradores, recuerda que son los mejores Embajadores de tu Marca
  • Cuida tu Reputación de Marca, recuerda que es la clave para atraer talento
  • Sé proactivo, recuerda que la reactividad es más cara

Fuente: Merca20

¿Qué son las inversiones de impacto?

Todas las empresas sociales necesitan recursos para poder desarrollar su actividad. Y no sólo recursos económicos, sino que los recursos humanos, es decir las personas que trabajan en la organización, son fundamentales, así como otro tipo de recursos como los intangibles (conocimiento, reputación,…). Pero en este caso nos centramos en los recursos económicos porque una nueva tendencia está entrando con fuerza en el sector de la inversión.

Entendemos la empresa social como aquella organización que tiene el objetivo de generar un impacto transformador en la sociedad a través de un modelo de negocio que haga sostenible la propia organización. ¿Qué quiere decir sostenible? Que no dependa cien por cien de subvenciones o donaciones, porque será más eficiente en el uso de recursos y más eficaz por tanto en la resolución del problema social.

Para ser sostenible, cualquier startup necesita una inversión inicial (tiempo, dinero, esfuerzo, talento…). ¿Cómo se financian las startups? Dependiendo el momento y la evolución en la que se encuentren, necesitan un tipo u otro de financiación. Por ejemplo, en el arranque del proyecto, cuando casi aún es una idea y el equipo de emprendedores es pequeño, el emprendedor debe poner dinero de su bolsillo. Si tiene suerte puede engañar a algún “tonto” e incluso convencer a un familiar. Es la conocida como financiación FFF (Family, Friends and Fools). Una vez ha arrancado o prototipado la idea, entonces pide financiación bancaria e incluso si el proyecto es atractivo, puede entrar inversores privados.

En los últimos años, inversores privados o business angels, han visto en la inversión en empresas sociales una gran oportunidad no sólo para ganar dinero, sino principalmente para generar con su dinero un impacto social o medioambiental. Estos inversores que no pretenden donar o perder dinero, son inversores, pero que quieren que su dinero sirva para financiar este tipo de proyectos, se conocen como inversores de impacto. Por lo general, están dispuestos a recibir un retorno de la inversión menor que en proyectos más tradicionales, porque para ellos el impacto social del proyecto ya significa un tipo de retorno.

Según la European Venture Philanthropy Association (EVPA), la diferencia principal entre el inversor tradicional y el inversor de impacto, es el orgullo de pertenencia que el inversor tiene con el proyecto. Este inversor de impacto no sólo pone su dinero y espera un retorno financiero, sino que intenta aportar valor al emprendedor social con su experiencia y red de contactos.

La Global Impact Investing Network (GIIN) cuantifica en unos 50.000 millones de dólares los fondos que actualmente existen para invertir en inversiones de impacto (impact investment o impact inventing). Es por tanto un sector que crece a un ritmo acelerado y que, a la vista de los riesgos del sistema financiero actual, la inversión de impacto parece atraer la atención de perfiles que buscan una rentabilidad menos volátil y más sostenible a largo plazo.

Este tipo de inversiones de impacto está profesionalizándose y son muchos los fondos de inversión sociales o de impacto que están surgiendo últimamente.

Fuente: Social Emprende

Lo importante no es comprar Bitcoins, es qué haces con ellos

¿Merece la pena comprar Bitcoins? Ciertamente, nadie lo sabe, y si alguien te dice estar seguro de ello probablemente está tratando de estafarte. El BTC es un producto de inversión complejo con el que puedes ganar dinero o perderlo, dependiendo de cómo evolucione su precio y de otros factores que tienen que ver con la gestión.

La decisión de invertir en Bitcoins es clave, pero aún más importante es qué hacer una vez que ya tienes tus tokens en cartera. Si no, que se lo pregunten a los que decidieron meterse en la plataforma BitConnect, que acaba de anunciar su cierre definitivo. Acusada de estafa piramidal, la plataforma de “préstamo” de BTC más popular echa así el cierre.

Básicamente, BitConnect ilustra uno de los peligros del Bitcoins y las criptomonedas: el galopante desconocimiento de su funcionamiento, algo que se lo pone en bandeja a aquellos que quieren aprovecharse de la ignorancia de muchos inversores. Esta plataforma se basaba en el llamado Esquema Ponzi, conocido en España como Timo Piramidal.

Su funcionamiento era el siguiente: tomaban prestados tus Bitcoins durante un plazo de tiempo en el que los invertían según les venía en gana. Transcurrido ese tiempo, te transferían parte de los beneficios obtenidos, pero ¡cuidado! No en BTC, sino en tokens de otra criptomoneda creada por ellos mismos.

¿Dónde está el problema? Dicha criptomoneda, llamada BCC, puede tener valor o no tenerlo, como se ha demostrado ahora. En las últimas semanas su cotización con respecto al Bitcoin se ha desplomado y ahora cada token vale menos de 50 dólares.

El resultado es que los propietarios de la plataforma han ganado mucho dinero moviendo tus Bitcoins pero tú has ganado tokens de una moneda virtual que ahora no vale nada.

Cosas que debes saber antes de mover tus Bitcoins

Mencionamos el caso anterior porque acaba de producirse y porque es un ejemplo perfecto de cómo no debes actuar, del peligro del Bitcoin, o más bien de los lobos que se mueven en torno a él. No es el único problema que puede acechar a tu cartera digital de criptomonedas, hay muchos más, algunos de ellos totalmente desconocidos.

Aquí va una selección de los más importantes.

Sin banco central

Para empezar, y probablemente esto ya lo sabes, las criptomonedas son productos totalmente descentralizados, es decir, no hay gobierno ni banco central detrás. Este hecho puede parecerte positivo, pero depende de lo que quieras conseguir y de cuánto estés dispuesto a arriesgar.

Un banco central se encarga -entre otras cosas- de mantener estable la cotización de su moneda. De lo contrario podría valer la mitad de un día para otro y causar grandes problemas a los ciudadanos.

Como las criptomonedas son totalmente virtuales y no existen como tales en ningún país, no necesitan banco central. Eso es bueno si quieres ganar dinero con ellas y sabes cómo hacerlo, pero también significa que puedes perder tu inversión en cuestión de horas. No hay mecanismo regulador que evite la devaluación acelerada de tus tokens.

Puedes salir a cenar siendo millonario en Bitcoins y volver a casa habiéndolo perdido todo.

No hay garantía de depósitos

Este problema del Bitcoin y las monedas virtuales enlaza directamente con el anterior. Todo es extraoficial y prometedor, pero a la vez peligroso. Un wallet o una plataforma de intercambio no es como tener tu dinero en el banco, para lo bueno y para lo malo.

Si un banco cierra y se lleva tus ahorros, los gobiernos tienen un mecanismo llamado garantía de depósitos que permite a los ahorradores recuperar parte de su dinero o incluso la totalidad, a no ser que lo hayan invertido en acciones u otros productos financieros. La liquidez de tu cuenta es recuperable.

Si tu exchange de BTC cierra, prepárate para no volver a tener noticias de tu inversión en ella.

Tu clave lo es todo

Tu llave virtual es la puerta de entrada a tus Bitcoins, la única que existe. Hay miles de personas que invirtieron en su día en criptomoneda y ahora son ricos, pero de nada les sirve: no pueden entrar a su wallet porque han perdido la contraseña.

Guárdala a buen recaudo de los hackers, pero no tan bien como para no encontrarla ni adivinarla luego. Es otra desventaja de estas monedas, y es que no hay un empleado al que puedas ir para solicitarle una nueva clave.

¿Libres de impuestos? Depende de tu país

Al igual que ocurre con el balance de tu casa de apuestas virtual, es posible que Hacienda esté vigilando tus movimientos de dinero en el mercado online. Es difícil, ya que el protocolo Blockchain dificulta enormemente el rastreo por parte de las autoridades, pero no es imposible.

En algunos países como Estados Unidos hay que tributar por las ganancias obtenidas con los Bitcoins. Es un producto financiero como cualquier otro y por lo tanto está sujeto a impuestos.

El corralito del Bitcoin

El llamado corralito es el nombre que se le da a las restricciones que se imponen cuando mucha gente quiere sacar dinero del banco. Las entidades corren el riesgo de quedarse sin liquidez e ir a la bancarrota, así que impiden a sus clientes disponer de todo su dinero, por injusta que sea la medida.

El pánico bancario en el mercado de las criptomonedas es realmente parecido. No todo el mundo puede vender o canjear sus Bitcoins cuando quiera, ya que hay usuarios que tienen preferencia por ser los más activos a la hora de minar y de colaborar con el Blockchain. Esto significa que si se repente todo el mundo quiere vender sus BTC, puede que tú te quedes con los tuyos viendo como tus ahorros pierden todo su valor en cuestión de minutos.

Fuente: Computer Hoy

Cómo administrar las fuerzas de las distintas generaciones en el trabajo

En una empresa conviven actualmente tres generaciones con actitudes, hábitos, intereses y motivaciones distintas.  Las  relaciones son fundamentales para la productividad de cada compañía: Baby Boomers, Generación X y Generación Y, ¿cómo se pueden administrar para lograr una integración positiva?

Mientras los Baby Boomers comienzan a salir del ambiente laboral, entran pisando fuerte los Millennials y la Generación X lidera con incertidumbre: cada uno cambia las necesidades y formas de administrar. Sea multinacional o pyme, es vital para el éxito  de la compañía considerar las diferencias generacionales. Ante los nuevos desafíos y cambios tecnológicos que enfrentan, la brecha nunca fue más relevante.

¿Cómo inspirarlos?

Los ejecutivos Baby Boomers (1946-1964) persiguen el status. Son altamente comprometidos y reciben responsabilidades gratamente si sienten que sus contribuciones son valoradas. Alentarlos a entrenar a otros fomenta su autoridad y gratificación laboral. Esperan estabilidad, seguridad.

Al contrario, la Generación X (1965-1981)  no funciona bajo presión: necesitan independencia. Son actualmente los que ocupan mayor cantidad de puestos de liderazgo. Promover la libertad y creatividad es fundamental para expandir su potencial, se motivan a sí mismos.

Los Millennials (1982-2000) son altamente sociables y tecnológicos. Demandan colaboración, un esquema flexible que les permita trabajar en red y recibir constante feedback. Priorizan el equilibrio entre su vida personal y su trabajo, disfrutando ambos. Debemos estar preparados para entender sus demandas ya que según un estudio de  PricewaterhouseCoopers el 50% de la fuerza de trabajo global, serán Millennials en 2020.

Si bien deben compartir los objetivos comunes de la empresa, las estrategias para conseguirlos pueden ser acordes a cada grupo generacional, utilizando tácticas y recompensas adaptables. Reconocer los intereses y gratificaciones es el camino para un ambiente laboral feliz y, por lo tanto, eficiente.

Cada generación tiene valores y potencial para aportar, si se las comprende es posible complementarlas: las diferencias son la riqueza oculta de las compañías.

Fuente: CIOAL