Panamá busca posicionarse en emprendimiento e innovación

Panamá se sumó a la Semana Global del Emprendimiento, la que está enfocada en inspirar y potenciar las ideas de emprendimiento y la innovación, una iniciativa que se realiza en noviembre de cada año en más de 170 países y este año celebra su décima versión.

Para Panamá esta actividad es una oportunidad de crear e impulsar la generación de empleos de calidad.  “Hemos avanzado en el marco del asocio público-privado en posicionar el tema del emprendimiento en Panamá, bajo el entendimiento que impulsar el emprendimiento nos permite contar con más micro y pequeñas empresas que generen empleos de calidad y mejoren la competitividad del país”, sostuvo la ministra de la Autoridad de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa (AMPYME), María Celia Dopeso.

Por su parte, Gabriel Boyke González, oficial en Panamá del Programa de la Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) explicó que la importancia de generar estos espacios como “la Semana Global del Emprendimiento genera una interacción entre todos los miembros del ecosistema emprendedor que promoverá el intercambio de información, de ideas”.

El inicio de la Semana Global del Emprendimiento, incluyó la conferencia: Un solo equipo, un solo propósito: Una política para un Panamá más emprendedor, a cargo de Sergio Zuluaga. También se llevó acabo el panel Generando Oportunidades para Potenciar el Emprendimiento en el cual se abordaron temas como los ejes de Fomento, Inversión, Medición, Articulación, Educación y Emprendedor. Actividades.

Dentro de la programación de la Semana Global del Emprendimiento, se ofrecieron actividades como conferencias, paneles y programas de capacitación a nivel nacional dirigidas a fortalecer el ecosistema emprendedor, para compartir experiencias, expandir conocimientos y redes de contacto.

Igualmente contó con eventos dirigidos a jóvenes emprendedores, promovidos por La Autoridad de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa (AMPYME) en conjunto con otras instituciones que conforman el ecosistema de emprendimiento.

También en el marco de la actividad se realizó la firma del Pacto Nacional por el Emprendimiento y se llevó a acabo el lanzamiento oficial de la” Política Nacional: Panamá Emprende y crece” y del “Consejo Nacional por el Emprendimiento”, ambos son el resultado del trabajo articulado y constante de las mesas estratégicas y tácticas constituidas para dar seguimiento a los acuerdos alcanzados en el Pacto Nacional por el Emprendimiento, con la firme voluntad de hacer del fomento del Emprendimiento parte importante de la agenda de desarrollo nacional.

La Semana Global del Emprendimiento fue posible gracias al apoyo de la Fundación Ewing Marion Kauffman, de una decena de líderes mundiales y una red de más de 15.000 organizaciones asociadas, entre ellas el PNUD a través de su Oficina de País en Panamá.

Fuente: PNUD Panamá

Once aplicaciones que todo ejecutivo debería tener

¿Cuáles de estas aplicaciones conoces? ¡No dejes de usarlas!

Uber

La aplicación permite a los usuarios tener acceso a un carro de lujo por un trayecto. De esta forma le permitirá agilizar sus desplazamientos.

Tempo u otra app de asistente personal

Tempo es un asistente personal que permite adelantar juntas y organizar eventos. Es sencillo de usar y permite intercambiar datos con los convocados a cada reunión.

Lumosity

Una app para ejercitar la memoria y realizar ejercicios mentales. Esta app fue diseñada por científicos y diseñadores expertos en el tema.

Moves u otra app de apoyo a tu actividad física

Moves es una aplicación para mantenerse activo y promete impulsar su actividad física. Esta app cuenta los pasos que se dan a diario y el número de calorías quemadas.

Pocket

Pocket permite almacenar artículos para leerlos después. Esta app además, permite acceder a estos contenidos en cualquier momento.

Evernote

Evernote permite guardar notas a mano, fotografías y audios a manera de recordatorios. Además, guarda todo lo que le puedo haber llamado la atención en internet.

CamCard

CamCard guarda la información de las tarjetas de presentación y las copia en una base de datos que se puede consultar a través de Google o descargar en un Excel. De esta forma se evita tener que pasar todos los datos de las tarjetas a su celular.

1Password

1Password es una app protege claves de redes sociales y computadoras. Estas aplicación encripta la información sensible y permite ubicarla con facilidad sin que caiga en manos de terceros.

Pulse

Pulse es una aplicación que funciona como una red de networking en la que se comparten contenidos de diversas publicaciones a nivel mundial.

Any.do

Si eres de los que tiene una lista de cosas por hacer con mil y un anotaciones, y al final del día fueron tantos los pendientes que terminaste haciendo nada, entonces necesitas esta maravillosa app. Está desarrollada para ayudarte a organizar tus tareas de una forma simple, divertida e innovadora. Su simpleza hace que gestionar tus objetivos a lo largo del día sea productivo y muy fácil.

Wolfram Alpha

Una de las cosas más emocionantes de Internet es su capacidad para responder de forma clara preguntas complejas en una fracción de segundo. Eso es justo lo que hace Wolfram Alpha. Es un “motor de conocimiento computacional”, una máquina de respuestas que entrega resultados combinando datos de múltiples fuentes externas. Si tienes preguntas sobre finanzas, lingüística, estadística, economía, historia, etc., quizá te gustaría echarle un vistazo.

Fuente: Forbes

10 efectos positivos de la inteligencia emocional para tu empresa

En un mundo empresarial cada vez más complejo y cambiante las organizaciones necesitan personas emocionalmente inteligentes para liderar los cambios respondiendo con agilidad y creatividad.

En ese sentido, Iranzu Goicoechea, profesora de la Escuela de Postgrado de la Universidad del Pacífico, da a conocer los efectos positivos de cultivar la inteligencia emocional (IE) en las organizaciones.

1. Mejor clima laboral

La inteligencia emocional favorece que las personas se sientan valoradas y cómodas en el trabajo, y por tanto más plenas y relaciones laborales de mayor calidad, lo que las hace más responsables y autónomas.

2. Mayor contribución

Cuanto mayor IE, más las personas se sienten en una relación de igual a igual con la empresa. Lo que hacen tiene más sentido para ellas y dan lo mejor de sí porque ven el éxito de la empresa como propio.

3. Mayor compromiso de los trabajadores

Una organización con IE hace que la gente sienta que es tomada en cuenta, lo que disminuye el absentismo y la rotación de personal e impulsa la motivación y la lealtad a la organización.

4. Mejor orientación al cliente

En una organización emocionalmente inteligente, el cliente pasa a ser el centro de la organización, se escucha su opinión y se mejora su satisfacción, lo que dispara la competitividad y capacidad de innovación de la organización.

5. Mayor productividad

Lo dicen los estudios. Un trabajador motivado y contento es hasta 2,5 veces más productivo que uno que no lo es La IE ha demostrado ser un predictor dos veces más efectivo del desempeño de un directivo que el Coeficiente Intelectual (IQ). Los comerciales que con alta consiguen vender hasta un 50% más que los de bajo IE.

6. Mayor liderazgo

Los grandes líderes destacan por su in IE y su contribución a los beneficios es un 34% mayor. Además tienen más posibilidades de tomar mejores decisiones, comprometer e influir de forma más efectiva y retener el talento.

7. Mejores equipos de trabajo

Una organización con buena IE genera equipos focalizados en la necesidad del cliente que actúan con gran autonomía y responsabilidad, en estrecha relación con éste, reduciendo drásticamente la incertidumbre y mejorando la calidad y cantidad de soluciones que le proporcionan.

8. Mejores relaciones

Con la IE se gestiona de forma más efectiva los problemas que puedan surgir y se mejora la comunicación de los colaboradores. Las personas pueden expresarse de forma clara y se pueden solucionar conflictos con mayor facilidad. Además se sabe mantener la serenidad bajo presión lo que aumenta el bienestar y disminuye el estrés.

9. Mejor identificación y retención del talento

Se orienta a sus trabajadores. Quiere que éstos se sientan en casa y les permite una mayor libertad y autonomía lo que fomenta el optimismo hacia el futuro y el florecimiento de nuevas habilidades como la creatividad la innovación. A cambio los buenos trabajadores se emplean en cuerpo y alma en desarrollarse y desarrollar a la organización.

10. Mayor adaptabilidad al cambio

Hay una mayor adaptabilidad a los procesos de cambio, porque se sabe manejar entre emociones y sensaciones como el miedo y la incertidumbre.

Fuente: Pymex

Cómo deberían tomar vacaciones los emprendedores

Las vacaciones no son un capricho, son una necesidad. Esto es así tanto para un empleado en un negocio como para un emprendedor que posee el suyo propio. La rutina cotidiana, los ritmos frenéticos y las elevadas exigencias de un mercado competitivo y en constante cambio hacen que nos desgastemos a nivel físico pero, sobre todo, mental. Lamentablemente, para muchos emprendedores descansar en verano – o en cualquier otra época del año- por un periodo que supere la semana o las dos semanas, se antoja algo imposible. Y no debería serlo, porque de un buen descanso depende tu rendimiento y, en consecuencia, de lo bien o mal que le vaya a tu startup. Veamos cómo deberías tomarte tus merecidas vacaciones.

Déjalo todo atado y bien atado

Para un emprendedor, preparar unas vacaciones no es solo decidir el destino y lo que haremos cuando lleguemos a él. Es necesario planificar con antelación nuestra ausencia y esto se traduce en dejar proyectos lo más cerrados posible, en avisar a clientes y proveedores y en asegurarte de que todo el mundo entiende que no estarás durante un tiempo.

En este sentido, delegar es fundamental para que te puedas ir tranquilo. Si no lo has hecho ya, deberías comenzar a delegar un buen puñado de tareas en tus compañeros más próximos. Esto es algo que necesitas para ser productivo y no quemarte con tu día a día, pero también algo imprescindible si quieres poder irte de vacaciones.

Una vez que todo el mundo está avisado y sabe qué dejas y qué no dejas terminado, es el momento de establecer una regla básica: qué es y qué no es una emergencia por la que te puedan avisar. Tus vacaciones deberían ser sagradas y una llamada de la oficina puede echar por tierra tu descanso, así que asegúrate de que solamente te llaman si algo verdaderamente grave – o estupendo- ha pasado.

El motivo de ser tan estricto con esto tiene que ver con la necesidad de desconectar totalmente de tu rutina diaria. Ni que decir tiene que no deberías mirar el correo o cualquier otra información relacionada con tu startup, pero es que además, lo más aconsejable es que dejes el teléfono móvil lo más alejado posible. Evita repetir cualquier tarea que te recuerde a un día normal en la oficina. Solo así conseguirás desconectar de verdad.

Ese tiempo de descanso te vendrá muy bien para ir recuperando energías, ilusión e ideas frescas. Porque al final un emprendedor vale tanto como sus ideas y tras un año de agotador trabajo, es normal tener poca capacidad creativa.

La vuelta al trabajo

Con el fin de evitar el ‘shock’ que supone pasar de las vacaciones a la rutina habitual, es interesante que vayas preparando cuerpo y mente para la vuelta al trabajo. Así, durante los últimos días de tus vacaciones procura ir recuperando horarios y rutinas. Dedica también algo de tiempo a pensar qué quieres hacer mejor o diferente a partir de ahora. Igual durante tus primeros días de vacaciones no pudiste desconectar pero sí tuviste alguna buena idea. Recupérala ahora.

También es muy importante que vuelvas poco a poco. Imagina que llevas sin salir a correr tres semanas y, de repente, te pones a competir en una maratón. ¿Cuál será el resultado? Pues a nivel empresarial y con tu rendimiento intelectual puede pasar lo mismo.

¿Cuánto tiempo me puedo ir?

Es una de las grandes preguntas que suelen compartir los emprendedores. No hay un tiempo estipulado para las vacaciones perfectas. Algunos pueden tener suficiente con una semana mientras que otros necesitan tres semanas para descansar de verdad. Desde luego, no siempre es posible ausentarse tanto tiempo de una startup, pero ahí entra en juego tu necesidad de desconectar y tu disponibilidad para hacerlo.

Sea como sea, asegúrate de tomarte unas merecidas vacaciones durante el verano. Tu startup te lo agradecerá.

Fuente: Face Entrepreneurship

5 cosas que debes saber antes de emprender

Expresar tu deseo por el emprendedurismo hace 15 años hubiera provocado risas. Las cosas han cambiado. El emprendedurismo se ha convertido en uno de los caminos más inteligentes y respetados para tomar.

Ha salvado nuestra economía y mueve nuestra cultura hacia delante. Los trabajos “soñados” están desapareciendo. Crear tu oportunidad ideal es lo nuevo. Mucha gente está entrando a este mundo con una visión borrosa y piensan que todo lo que necesita es pasión y ética laboral. Esas personas van a enfrentar un gran reto, a menos que entiendan estas cinco poderosas verdades:

1. El fracaso es lo único garantizado. Michael Jordan dijo “He fracasado una y otra vez, pero de esa manera he alcanzado el éxito”. Cómo respondes al fracaso determina tu éxito. A los grandes emprendedores les pagan por su alta tolerancia al estrés y dolor. La gente exitosa ve el éxito de forma diferente.

En lugar de tomar el fracaso como algo personal, úsalo para afilar tu perspectiva y fortalece tu compromiso. Muchos emprendedores nuevos se castigan, pero para tener ventaja debes aprovechar tus fallas.

2. Los hábitos provocan la inspiración. La inspiración es necesaria para crear acciones consistentes, pero los hábitos van a definir tu éxito o fracaso. Se ha dicho que después de los seminarios y conferencias sólo el cinco por ciento de los asistentes usan lo que aprendieron. ¿Por qué? Es debido a que la inspiración es a corto plazo, se siente bien en el momento, pero no llega a la etapa de la producción.

La mayor inspiración es ver los progresos y resultados. Los grandes emprendedores se enfocan en el comportamiento y en las prácticas más que en el pensamiento, pensar es importante pero hacer es crucial.

3. El ingenio es el último recurso. La gran mayoría de la gente dirá que no tiene recursos. Los grandes emprendedores encuentran una forma de maximizarlos para que tengan lo que sea. No creen en los recursos limitados porque entienden que lo último que tengan en sus manos serán los sentimientos y emociones que los hace ingeniosos.

Tony Robbins, el conocido conferencista motivacional,  lo dice muy bien “El ingenio es el último recurso”. Si no tienes el dinero pero eres lo suficientemente creativo, ¿puedes encontrar el dinero? ¡Sí! Con suficiente determinación y compromiso puedes hacerlo funcionar con pocos recursos. La clave son las emociones internas.

4. Tu círculo de influencia puede formarte o destruirte. Dejar la mente abierta a la influencia negativa de las otras personas es la debilidad más común de los nuevos emprendedores. Las malas elecciones de influencia encabezan las razones por las que los emprendedores renuncian antes.

Para crecer, aprender y convertirte en una persona que alcanza el éxito, necesitas una red de apoyo. Los grandes emprendedores se rodean de un círculo poderoso que los guía, reta y ayuda a pensar en grande. El éxito se eleva y cae sobre la persona con la que te asocias. Puedes sistematizar muchas cosas, pero el tiempo no es una opción, asegúrate de estar pasándolo con las personas correctas.

5. No es fácil pero vale la pena. Entre más grandes sean las metas, más grandes serán los retos. Entre más grandes sean las recompensas, más pesado es el viaje. Si convertirse en un emprendedor fuera fácil, todos lo estarían haciendo. El momento en el que persigues el emprendedurismo los obstáculos aparecerán.

Ponen a prueba tu carácter y fe pero te dejan ver si hablas en serio sobre convertirte en un emprendedor. Debes enfocarte en las recompensas del otro lado de la lucha. Visualiza lo bien que se siente ser tu propio jefe, controlar tu horario, inspirar a otros y tener libertad financiera. El caos está garantizado cuando buscas la grandeza empresarial. Nunca sabrás qué tan fuerte eres hasta que ser fuerte sea la única opción que te queda.

¿Todavía quieres ser un emprendedor? Bien, te prometo que valdrá la pena.

Fuente: Entrepreneur

¿Por qué ‘compra uno, dona uno’, no cambia al mundo?

Muchos queremos cambiar el mundo, o por lo menos contribuir en algo a que esto suceda. Pero… ¿qué tanto la forma en la que decidimos ayudar realmente cambia una realidad?

Teniendo esta preguntando dándome vueltas en la cabeza me topé con un artículo muy interesante titulado, “El modelo <comprar uno, dona uno> puede hacerte sentir bien, pero no hace del mundo un lugar mejor“, de las autoras Cinnamon Janzer and Lauren Weinstein. En él aseguran que muchas empresas usan este modelo para generar participación, pero no para crear realmente un impacto positivo global.

¿Por qué?

  • Se ofrece un producto asistencialista el cual, en la mayoría de los casos, no hace parte de un programa integral diseñado especialmente para hacer frente a una problemática social.
  • Es una transacción de una sola vía que no se centra ni en los resultados ni en incrementar la autosuficiencia y el acceso real a recursos.
  • No se involucra a la comunidad que recibe el producto, ni se estudia cuál(es) pueden ser las causas de sus problemas para dar una respuesta más satisfactoria, sino que se trabaja en los ‘síntomas’ que problemas mucho más complejos producen.
  • El modelo es una tendencia (moda pasajera) no un movimiento (grupo de personas trabajando unidas para alcanzar una idea en conjunto).
  • Se estimula una dependencia por parte de la comunidad y no un empoderamiento de la misma, en otras palabras, a largo plazo no cambia una realidad.

Si bien, es mucho mejor contribuir con algo que nada en lo absoluto, como bien se menciona en el artículo, el problema no es comprar productos con causa sino no saber reconocer la diferencia entre el consumo con causa y ayudar activamente a forjar un cambio social.

En otras palabras, es importante que a la hora de ayudar seamos conscientes de qué tanto estamos o no ayudando. No es lo mismo empoderar a mujeres cabeza de familia para que generen sus propios ingresos que regalarles un par de zapatos. Por ahora y como afirma el artículo, el beneficio principal de este modelo es aumentar el ego del consumidor.

¿Qué podríamos estar perdiendo?

Las comunidad; autonomía, las organizaciones que trabajan en programas más integrales; visibilidad, y los consumidores; la oportunidad real de contribuir a hacer del mundo un lugar mejor.

Teniendo en cuenta este punto de vista expuesto en el artículo podríamos pensar que el compromiso por parte de las empresas debería ser mayor, incluyendo además de estas donaciones, programas más integrales y dirigidos a generar cambios sustanciales y sostenibles, en lugar de una acción aislada. Por otra parte los individuos interesados en contribuir, deberían involucrarse aún más en su comunidad, no solo eligiendo marcas que promuevan este tipo de modelos, sino también definiéndose así mismos como ciudadanos activos a través del voluntariado o donaciones constantes a organizaciones sociales que trabajen en programas integrales. Quizás así podríamos estar en camino a la construcción de un mundo mejor.

¿Crees que este tipo de modelo ayuda a limpiar nuestra conciencia como consumidores o crees que es una buena forma de utilizar el capitalismo para ayudar? 

Interesante reflexión que vale la pena empezar…

Fuente: Blog Idealistas

El tiempo de los emprendedores

Para el emprendedor uno de los recursos fundamentales es el de la gestión de su tiempo, ya que literalmente el tiempo es oro. Al fin y al cabo cada vez que priorizamos una actividad por considerarla importante o urgente lo que realmente hacemos es aumentar el tiempo disponible para ella, reduciéndolo de las que son menos relevantes.

Gestionar correctamente nuestro tiempo significa ser capaces de llenarlo de las actividades que nos llevarán directamente a conseguir resultados. Por el contrario si llenamos nuestras horas de actividades que no nos acercan a nuestra meta, tendremos la sensación de pérdida de tiempo y no conseguiremos otra cosa que desmotivarnos.

El primer paso consiste en sentarse a reflexionar para identificar y priorizar las actividades importantes de las que no lo son. Como emprendedores esto cobra todavía mayor sentido ya que es muy común acompañar nuestra actividad profesional con un “sacrificio” de nuestro tiempo personal. Así, es habitual y más en los tiempos que corren, que el reto de emprender nos induzca a una actitud equivocada dedicando 10 o 12 horas al día a nuestro proyecto, como sí por ser nuestra empresa el tiempo propio redujera su valor.

No por dedicarle más horas nuestro negocio va a funcionar mejor, sino que las horas que dediquemos deben estar llenas de sentido y dirigirnos hacia el éxito.

Este sería un pequeño guión de los pasos que hay que realizar para gestionar adecuadamente el tiempo disponible.

  1. Tener muy claro el sentido de dirección. Cuáles son los objetivos prioritarios de mi actividad. Cómo voy a conseguir vender mi producto o servicio.
  2. Identificar las actividades que nos llevan a conseguir estos objetivos. Desglosarlas en acciones concretas que debemos realizar para asegurarnos llegar al destino.
  3. Planificar en qué momentos del día vamos a realizar estas actividades que marcan nuestro éxito y realizarlas pase lo que pase, independientemente de las urgencias o interrupciones que se nos presenten. Planificar es uno de los puntos clave y sin embargo solemos dedicarle muy poco tiempo, porque nos quema pasar a la acción lo antes posible.
  4. Responsabilizarnos de nuestro tiempo durante la jornada laboral. Comprender que todo lo que hagamos y no hagamos con él marcará nuestro éxito o nuestro fracaso como emprendedor.
  5. Exigirnos a nosotros mismos trabajar por objetivos. Ponernos retos con plazos límite que cumplir.
  6. Identificar para eliminar o reducir las actividades a las que dedicamos parte de nuestro tiempo y que no nos dan valor: e-mails, teléfono, reuniones,…
  7. Establecer unos límites claros entre nuestro tiempo de trabajo y nuestro tiempo personal, de ocio y familiar. Ser conscientes de que no establecer unas rutinas de tiempo correctas no nos lleva a un mejor rendimiento si no a sacrificar las cosas que realmente nos permiten disfrutar de la vida.

La clave en el buen uso de nuestro tiempo al ser nuestros propios jefes se basa en la responsabilidad personal, en comprender que cada una de nuestras horas, minutos y segundos podemos emplearlas en actividades productivas que nos aporten beneficios o por el contrario, perderlas en actividades secundarias que no aportan un resultado tangible a nuestra empresa.

Fuente: Emprenderalia