10 efectos positivos de la inteligencia emocional para tu empresa

En un mundo empresarial cada vez más complejo y cambiante las organizaciones necesitan personas emocionalmente inteligentes para liderar los cambios respondiendo con agilidad y creatividad.

En ese sentido, Iranzu Goicoechea, profesora de la Escuela de Postgrado de la Universidad del Pacífico, da a conocer los efectos positivos de cultivar la inteligencia emocional (IE) en las organizaciones.

1. Mejor clima laboral

La inteligencia emocional favorece que las personas se sientan valoradas y cómodas en el trabajo, y por tanto más plenas y relaciones laborales de mayor calidad, lo que las hace más responsables y autónomas.

2. Mayor contribución

Cuanto mayor IE, más las personas se sienten en una relación de igual a igual con la empresa. Lo que hacen tiene más sentido para ellas y dan lo mejor de sí porque ven el éxito de la empresa como propio.

3. Mayor compromiso de los trabajadores

Una organización con IE hace que la gente sienta que es tomada en cuenta, lo que disminuye el absentismo y la rotación de personal e impulsa la motivación y la lealtad a la organización.

4. Mejor orientación al cliente

En una organización emocionalmente inteligente, el cliente pasa a ser el centro de la organización, se escucha su opinión y se mejora su satisfacción, lo que dispara la competitividad y capacidad de innovación de la organización.

5. Mayor productividad

Lo dicen los estudios. Un trabajador motivado y contento es hasta 2,5 veces más productivo que uno que no lo es La IE ha demostrado ser un predictor dos veces más efectivo del desempeño de un directivo que el Coeficiente Intelectual (IQ). Los comerciales que con alta consiguen vender hasta un 50% más que los de bajo IE.

6. Mayor liderazgo

Los grandes líderes destacan por su in IE y su contribución a los beneficios es un 34% mayor. Además tienen más posibilidades de tomar mejores decisiones, comprometer e influir de forma más efectiva y retener el talento.

7. Mejores equipos de trabajo

Una organización con buena IE genera equipos focalizados en la necesidad del cliente que actúan con gran autonomía y responsabilidad, en estrecha relación con éste, reduciendo drásticamente la incertidumbre y mejorando la calidad y cantidad de soluciones que le proporcionan.

8. Mejores relaciones

Con la IE se gestiona de forma más efectiva los problemas que puedan surgir y se mejora la comunicación de los colaboradores. Las personas pueden expresarse de forma clara y se pueden solucionar conflictos con mayor facilidad. Además se sabe mantener la serenidad bajo presión lo que aumenta el bienestar y disminuye el estrés.

9. Mejor identificación y retención del talento

Se orienta a sus trabajadores. Quiere que éstos se sientan en casa y les permite una mayor libertad y autonomía lo que fomenta el optimismo hacia el futuro y el florecimiento de nuevas habilidades como la creatividad la innovación. A cambio los buenos trabajadores se emplean en cuerpo y alma en desarrollarse y desarrollar a la organización.

10. Mayor adaptabilidad al cambio

Hay una mayor adaptabilidad a los procesos de cambio, porque se sabe manejar entre emociones y sensaciones como el miedo y la incertidumbre.

Fuente: Pymex

Cómo deberían tomar vacaciones los emprendedores

Las vacaciones no son un capricho, son una necesidad. Esto es así tanto para un empleado en un negocio como para un emprendedor que posee el suyo propio. La rutina cotidiana, los ritmos frenéticos y las elevadas exigencias de un mercado competitivo y en constante cambio hacen que nos desgastemos a nivel físico pero, sobre todo, mental. Lamentablemente, para muchos emprendedores descansar en verano – o en cualquier otra época del año- por un periodo que supere la semana o las dos semanas, se antoja algo imposible. Y no debería serlo, porque de un buen descanso depende tu rendimiento y, en consecuencia, de lo bien o mal que le vaya a tu startup. Veamos cómo deberías tomarte tus merecidas vacaciones.

Déjalo todo atado y bien atado

Para un emprendedor, preparar unas vacaciones no es solo decidir el destino y lo que haremos cuando lleguemos a él. Es necesario planificar con antelación nuestra ausencia y esto se traduce en dejar proyectos lo más cerrados posible, en avisar a clientes y proveedores y en asegurarte de que todo el mundo entiende que no estarás durante un tiempo.

En este sentido, delegar es fundamental para que te puedas ir tranquilo. Si no lo has hecho ya, deberías comenzar a delegar un buen puñado de tareas en tus compañeros más próximos. Esto es algo que necesitas para ser productivo y no quemarte con tu día a día, pero también algo imprescindible si quieres poder irte de vacaciones.

Una vez que todo el mundo está avisado y sabe qué dejas y qué no dejas terminado, es el momento de establecer una regla básica: qué es y qué no es una emergencia por la que te puedan avisar. Tus vacaciones deberían ser sagradas y una llamada de la oficina puede echar por tierra tu descanso, así que asegúrate de que solamente te llaman si algo verdaderamente grave – o estupendo- ha pasado.

El motivo de ser tan estricto con esto tiene que ver con la necesidad de desconectar totalmente de tu rutina diaria. Ni que decir tiene que no deberías mirar el correo o cualquier otra información relacionada con tu startup, pero es que además, lo más aconsejable es que dejes el teléfono móvil lo más alejado posible. Evita repetir cualquier tarea que te recuerde a un día normal en la oficina. Solo así conseguirás desconectar de verdad.

Ese tiempo de descanso te vendrá muy bien para ir recuperando energías, ilusión e ideas frescas. Porque al final un emprendedor vale tanto como sus ideas y tras un año de agotador trabajo, es normal tener poca capacidad creativa.

La vuelta al trabajo

Con el fin de evitar el ‘shock’ que supone pasar de las vacaciones a la rutina habitual, es interesante que vayas preparando cuerpo y mente para la vuelta al trabajo. Así, durante los últimos días de tus vacaciones procura ir recuperando horarios y rutinas. Dedica también algo de tiempo a pensar qué quieres hacer mejor o diferente a partir de ahora. Igual durante tus primeros días de vacaciones no pudiste desconectar pero sí tuviste alguna buena idea. Recupérala ahora.

También es muy importante que vuelvas poco a poco. Imagina que llevas sin salir a correr tres semanas y, de repente, te pones a competir en una maratón. ¿Cuál será el resultado? Pues a nivel empresarial y con tu rendimiento intelectual puede pasar lo mismo.

¿Cuánto tiempo me puedo ir?

Es una de las grandes preguntas que suelen compartir los emprendedores. No hay un tiempo estipulado para las vacaciones perfectas. Algunos pueden tener suficiente con una semana mientras que otros necesitan tres semanas para descansar de verdad. Desde luego, no siempre es posible ausentarse tanto tiempo de una startup, pero ahí entra en juego tu necesidad de desconectar y tu disponibilidad para hacerlo.

Sea como sea, asegúrate de tomarte unas merecidas vacaciones durante el verano. Tu startup te lo agradecerá.

Fuente: Face Entrepreneurship

Los diez errores más habituales de las pymes en ciberseguridad

Para una pyme, sufrir un ciberataque puede ser catastrófico. Las consecuencias pueden ir desde el cese de negocio, hasta la pérdida de reputación o la desaparición de datos clave. Conscientes de este peligro, la conciencia empresarial sobre la importancia de la ciberseguridad y de la protección de todos los procesos de negocio.

“En los últimos años se ha avanzazo mucho en el ámbito de la ciberseguridad, pero las pymes y las empresas recién creadas siguen descuidando ciertos aspectos que podrían poner en peligro sus negocios”, apunta José Rosell, socio-director de S2 Grupo, empresa especializada en el sector. “Falta perspectiva real de los peligros que les pueden amenazas y de las consecuencias que podría conllevar”, advierte.

“Cuando una empresa no está adecuadamente ciberprotegida, es como si dejara la puerta de su negocio abierta toda la noche y se fueran tranquilamente a casa, permitiendo que cualquiera campara a sus anchas por él. Esto, que puede parecernos una barbaridad porque podrían desvalijarlo, es lo mismo que puede suceder si no se contempla la ciberseguridad desde el mismo momento de creación de la empresa por pequeña que sea”, insiste Rosell.

Con el objetivo de poner atención a los ciberriesgos que podrían acechar a estas empresas para protegerse adecuadamente, el equipo de expertos de S2 Grupo ha señalado que los 10 errores de ciberseguridad más comunes en las pymes son los siguientes:

1. Basta con un antivirus

Evidentemente, pocos negocios por pequeños que sean carecen de un antivirus y, seguramente, de un firewall. No obstante, esto puede dar una falsa sensación de seguridad y estar dejando totalmente al descubierto procesos técnicos que necesitan una ciberprotección específica.

2. La información del negocio no interesa a nadie

Cualquier información contenida en los sistemas independientemente de a quién pertenezcan, son de gran interés para los ciberdelincuentes porque los datos que obtengan (direcciones de emails, fotografías, teléfonos, etc.) tienen un alto valor en el ciberespacio. Además, se corre el error de infravalorar la información propia que sí puede ser de interés para cualquier posible competidor (balances contables, precios, proyectos, etc.).

3. Solo los informáticos son los responsables

Es muy importante integrar que la ciberseguridad es un tema del que deben responsabilizarse todos los miembros de la plantilla. A través de procesos de actuación correctos, una adecuada gestión de las incidencias o de la forma en que se aborden los requerimientos legales podrán evitarse amenazas de ingeniería social o phishing, por ejemplo.

4. Descuidar el mantenimiento

Muchas veces se cree que la seguridad viene de un producto que se instala y ya está. Éste es uno de los principales errores. La ciberseguridad es un proceso y, como tal, requiere un mantenimiento diario llevado a cabo que variará según las necesidades de cada departamento (actualización de sus conocimientos, mantenimiento de sistemas, adaptación a nuevos procesos legales, etc.).

5. No firmar acuerdos de confidencialidad

Hay pymes que consideran que esto forma parte de las grandes multinacionales y es un error. La confidencialidad es esencial también en este sector y debe garantizarse con cualquier persona que tenga acceso a la información de la empresa (empleados, proveedores, clientes, etc.) para poder protegerla correctamente.

6. Incumplimiento de la LOPD

Muchas pymes ignoran sus obligaciones en relación a esta ley. Para garantizar la seguridad de carácter personal de los clientes, empleados, proveedores, etc., y evitar sanciones, es fundamental cumplir adecuadamente la LOPD.

7. Falta de seguridad en los contratos

En la mayoría de los casos la propia hoja de pedido se convierte en el contrato para el inicio del servicio. Esto hace que en el documento no se tengan en cuenta servicios ni cláusulas de confidencialidad o que se contemplen requerimientos legales como la Ley Orgánica de Protección de Datos (LOPD) que salvaguarde la información que estamos proporcionando al proveedor.

8. Falta de seguridad de la red y los sistemas

La seguridad de los servidores y las redes es clave para proteger la información del negocio para ya que pueden crear muchos puntos vulnerables que permitan a los ciberdelincuentes campar a sus anchas por las entrañas del negocio (bases de datos de uso interno accesibles desde Internet, Wifi que permite acceder a la red corporativa y es accesible desde la calle, sistemas no actualizados, mantenimiento de las contraseñas de origen de los servidores, etc.)

9. Pensar que una amenaza a la empresa siempre vendría de un tercero

Evidentemente, un ciberataque a una organización puede darse a través de agentes externos, pero también hay que tener en cuenta que una mala praxis de los propios dueños o de los empleados puede poner en peligro a la empresa. Abrir un enlace de un correo de origen desconocido, introducir en el ordenador un USB infectado, etc., son vías de infección muy habituales y pueden ser puestas en marcha por negligencia en el proceso.

10. Ofrecer servicios a través de Internet y olvidar la ciberseguridad

Los negocios online proliferan cada año y, por su exposición a la red, son un blanco perfecto para los ciberdelincuentes. Entre los errores más frecuentes que cometen aquéllos que comienzan destaca el incumplimiento de la LOPD, disponer de formularios vulnerables a ataques, servidores mal configurados, etc.

Fuente: El Economista

Qué es y cómo funciona Hyperloop, el transporte del futuro

Hyperloop es un nuevo medio de transporte. Su diseño fue pensado intentando mejorar la velocidad de los aviones, implementándolo por tierra como si fuera un tren.

El concepto se diseñó, imaginando todos los futuros problemas e intentando reducir los tiempos al máximo. Por eso Elon Musk pensó en un tubo completamente cerrado para que pasase el medio de transporte por él y así se consiguiese una mayor seguridad y una velocidad extra.

Hyperloop estaría compuesto por cápsulas selladas capaces de alojar unas 30 o 40 personas. Durante el funcionamiento las cápsulas circulando tendrían una separación de unos 40 km. Se estimaría el transporte de miles de pasajeros por hora. Aunque todos estos datos pueden variar con el tiempo y también varían con cada compañía.

¿Quién realiza Hyperloop?

El proyecto inicial es libre de derechos y en vez de crear una patente para Hyperloop Elon Musk decidió abrir al mundo los datos para que pudiera ser un proyecto colaborativo; su ambición sigue pensando en Marte y cuando le han preguntado por ello, ha declarado que la atmosfera de Marte sería perfecta para Hyperloop.

La velocidad media supera los 900 km/hora; esto supone duplicar la velocidad del tren más rápido del mundo. En este caso hablamos del tren de levitación magnética que une Shanghái con su aeropuerto que llega a alcanzar más de 400 km/hora.

Su intención es superar los 1200 km/hora en las mejores condiciones pero lo normal será superar los 1100 km/hora. Veremos finalmente cómo evoluciona Hyperloop y qué velocidad logra finalmente alcanzar.

Como ejemplo hablan de la duración de un trayecto entre Dubai y Abu Dhabi, que por coche nos llevaría unas dos horas aproximadamente para recorrer los 140 kilómetros de separación, podría ser recorrido en tan solo 12 minutos.

Elon Musk explicó que crear un Hyperloop entre Los Ángeles y San Francisco costaría unos 6.000 millones de dólares.

¿Cómo será viajar a 1200 km/h?

La idea original es que las cápsulas salgan desde “la terminal” cada pocos minutos o segundos dependiendo de la afluencia de clientes. Este concepto desmonta por completo la competencia del resto de transportes.

No solo saldrían las cápsulas de forma constante si no que ya no existirían los problemas habituales que ocurren en los vuelos con las cancelaciones sin previo aviso. Como se puede ver en el vídeo, el sistema permite una autogestión diferente a los transportes habituales agilizando por completo el sistema informático totalmente autónomo.

Todos los tickets y el equipaje estarán controlados electrónicamente, pero la compañía asegura que los vagones están diseñados para que los pasajeros mantengan sus maletas cerca en todo momento de esta manera nos ahorraríamos el check-in y las colas para comprar billetes.

Cualquier información relacionada con el viaje se podrá consultar vía web, desde el tiempo de duración estimada hasta los precios o los horarios

Una vez seleccionada la ruta, se nos asignará una puerta de salida que nos llevará directamente a la cápsula correspondiente.

Tendremos diferentes pods a nuestro servicio desde el más económico hasta el más lujoso, pasando evidentemente por aquellas cápsulas diseñadas para mantener reuniones.

¿Y lo mejor? ¡Es ecológico!

Fuente: ComputerHoy

 

5 cosas que debes saber antes de emprender

Expresar tu deseo por el emprendedurismo hace 15 años hubiera provocado risas. Las cosas han cambiado. El emprendedurismo se ha convertido en uno de los caminos más inteligentes y respetados para tomar.

Ha salvado nuestra economía y mueve nuestra cultura hacia delante. Los trabajos “soñados” están desapareciendo. Crear tu oportunidad ideal es lo nuevo. Mucha gente está entrando a este mundo con una visión borrosa y piensan que todo lo que necesita es pasión y ética laboral. Esas personas van a enfrentar un gran reto, a menos que entiendan estas cinco poderosas verdades:

1. El fracaso es lo único garantizado. Michael Jordan dijo “He fracasado una y otra vez, pero de esa manera he alcanzado el éxito”. Cómo respondes al fracaso determina tu éxito. A los grandes emprendedores les pagan por su alta tolerancia al estrés y dolor. La gente exitosa ve el éxito de forma diferente.

En lugar de tomar el fracaso como algo personal, úsalo para afilar tu perspectiva y fortalece tu compromiso. Muchos emprendedores nuevos se castigan, pero para tener ventaja debes aprovechar tus fallas.

2. Los hábitos provocan la inspiración. La inspiración es necesaria para crear acciones consistentes, pero los hábitos van a definir tu éxito o fracaso. Se ha dicho que después de los seminarios y conferencias sólo el cinco por ciento de los asistentes usan lo que aprendieron. ¿Por qué? Es debido a que la inspiración es a corto plazo, se siente bien en el momento, pero no llega a la etapa de la producción.

La mayor inspiración es ver los progresos y resultados. Los grandes emprendedores se enfocan en el comportamiento y en las prácticas más que en el pensamiento, pensar es importante pero hacer es crucial.

3. El ingenio es el último recurso. La gran mayoría de la gente dirá que no tiene recursos. Los grandes emprendedores encuentran una forma de maximizarlos para que tengan lo que sea. No creen en los recursos limitados porque entienden que lo último que tengan en sus manos serán los sentimientos y emociones que los hace ingeniosos.

Tony Robbins, el conocido conferencista motivacional,  lo dice muy bien “El ingenio es el último recurso”. Si no tienes el dinero pero eres lo suficientemente creativo, ¿puedes encontrar el dinero? ¡Sí! Con suficiente determinación y compromiso puedes hacerlo funcionar con pocos recursos. La clave son las emociones internas.

4. Tu círculo de influencia puede formarte o destruirte. Dejar la mente abierta a la influencia negativa de las otras personas es la debilidad más común de los nuevos emprendedores. Las malas elecciones de influencia encabezan las razones por las que los emprendedores renuncian antes.

Para crecer, aprender y convertirte en una persona que alcanza el éxito, necesitas una red de apoyo. Los grandes emprendedores se rodean de un círculo poderoso que los guía, reta y ayuda a pensar en grande. El éxito se eleva y cae sobre la persona con la que te asocias. Puedes sistematizar muchas cosas, pero el tiempo no es una opción, asegúrate de estar pasándolo con las personas correctas.

5. No es fácil pero vale la pena. Entre más grandes sean las metas, más grandes serán los retos. Entre más grandes sean las recompensas, más pesado es el viaje. Si convertirse en un emprendedor fuera fácil, todos lo estarían haciendo. El momento en el que persigues el emprendedurismo los obstáculos aparecerán.

Ponen a prueba tu carácter y fe pero te dejan ver si hablas en serio sobre convertirte en un emprendedor. Debes enfocarte en las recompensas del otro lado de la lucha. Visualiza lo bien que se siente ser tu propio jefe, controlar tu horario, inspirar a otros y tener libertad financiera. El caos está garantizado cuando buscas la grandeza empresarial. Nunca sabrás qué tan fuerte eres hasta que ser fuerte sea la única opción que te queda.

¿Todavía quieres ser un emprendedor? Bien, te prometo que valdrá la pena.

Fuente: Entrepreneur