Los diez errores más habituales de las pymes en ciberseguridad

Para una pyme, sufrir un ciberataque puede ser catastrófico. Las consecuencias pueden ir desde el cese de negocio, hasta la pérdida de reputación o la desaparición de datos clave. Conscientes de este peligro, la conciencia empresarial sobre la importancia de la ciberseguridad y de la protección de todos los procesos de negocio.

“En los últimos años se ha avanzazo mucho en el ámbito de la ciberseguridad, pero las pymes y las empresas recién creadas siguen descuidando ciertos aspectos que podrían poner en peligro sus negocios”, apunta José Rosell, socio-director de S2 Grupo, empresa especializada en el sector. “Falta perspectiva real de los peligros que les pueden amenazas y de las consecuencias que podría conllevar”, advierte.

“Cuando una empresa no está adecuadamente ciberprotegida, es como si dejara la puerta de su negocio abierta toda la noche y se fueran tranquilamente a casa, permitiendo que cualquiera campara a sus anchas por él. Esto, que puede parecernos una barbaridad porque podrían desvalijarlo, es lo mismo que puede suceder si no se contempla la ciberseguridad desde el mismo momento de creación de la empresa por pequeña que sea”, insiste Rosell.

Con el objetivo de poner atención a los ciberriesgos que podrían acechar a estas empresas para protegerse adecuadamente, el equipo de expertos de S2 Grupo ha señalado que los 10 errores de ciberseguridad más comunes en las pymes son los siguientes:

1. Basta con un antivirus

Evidentemente, pocos negocios por pequeños que sean carecen de un antivirus y, seguramente, de un firewall. No obstante, esto puede dar una falsa sensación de seguridad y estar dejando totalmente al descubierto procesos técnicos que necesitan una ciberprotección específica.

2. La información del negocio no interesa a nadie

Cualquier información contenida en los sistemas independientemente de a quién pertenezcan, son de gran interés para los ciberdelincuentes porque los datos que obtengan (direcciones de emails, fotografías, teléfonos, etc.) tienen un alto valor en el ciberespacio. Además, se corre el error de infravalorar la información propia que sí puede ser de interés para cualquier posible competidor (balances contables, precios, proyectos, etc.).

3. Solo los informáticos son los responsables

Es muy importante integrar que la ciberseguridad es un tema del que deben responsabilizarse todos los miembros de la plantilla. A través de procesos de actuación correctos, una adecuada gestión de las incidencias o de la forma en que se aborden los requerimientos legales podrán evitarse amenazas de ingeniería social o phishing, por ejemplo.

4. Descuidar el mantenimiento

Muchas veces se cree que la seguridad viene de un producto que se instala y ya está. Éste es uno de los principales errores. La ciberseguridad es un proceso y, como tal, requiere un mantenimiento diario llevado a cabo que variará según las necesidades de cada departamento (actualización de sus conocimientos, mantenimiento de sistemas, adaptación a nuevos procesos legales, etc.).

5. No firmar acuerdos de confidencialidad

Hay pymes que consideran que esto forma parte de las grandes multinacionales y es un error. La confidencialidad es esencial también en este sector y debe garantizarse con cualquier persona que tenga acceso a la información de la empresa (empleados, proveedores, clientes, etc.) para poder protegerla correctamente.

6. Incumplimiento de la LOPD

Muchas pymes ignoran sus obligaciones en relación a esta ley. Para garantizar la seguridad de carácter personal de los clientes, empleados, proveedores, etc., y evitar sanciones, es fundamental cumplir adecuadamente la LOPD.

7. Falta de seguridad en los contratos

En la mayoría de los casos la propia hoja de pedido se convierte en el contrato para el inicio del servicio. Esto hace que en el documento no se tengan en cuenta servicios ni cláusulas de confidencialidad o que se contemplen requerimientos legales como la Ley Orgánica de Protección de Datos (LOPD) que salvaguarde la información que estamos proporcionando al proveedor.

8. Falta de seguridad de la red y los sistemas

La seguridad de los servidores y las redes es clave para proteger la información del negocio para ya que pueden crear muchos puntos vulnerables que permitan a los ciberdelincuentes campar a sus anchas por las entrañas del negocio (bases de datos de uso interno accesibles desde Internet, Wifi que permite acceder a la red corporativa y es accesible desde la calle, sistemas no actualizados, mantenimiento de las contraseñas de origen de los servidores, etc.)

9. Pensar que una amenaza a la empresa siempre vendría de un tercero

Evidentemente, un ciberataque a una organización puede darse a través de agentes externos, pero también hay que tener en cuenta que una mala praxis de los propios dueños o de los empleados puede poner en peligro a la empresa. Abrir un enlace de un correo de origen desconocido, introducir en el ordenador un USB infectado, etc., son vías de infección muy habituales y pueden ser puestas en marcha por negligencia en el proceso.

10. Ofrecer servicios a través de Internet y olvidar la ciberseguridad

Los negocios online proliferan cada año y, por su exposición a la red, son un blanco perfecto para los ciberdelincuentes. Entre los errores más frecuentes que cometen aquéllos que comienzan destaca el incumplimiento de la LOPD, disponer de formularios vulnerables a ataques, servidores mal configurados, etc.

Fuente: El Economista

Así está la mega-batería que está construyendo Tesla

A Elon Musk le gustan los retos. El magnate que está a los mandos de compañías como Tesla o SpaceX, y el mismo que hace algunos días aseguraba que algún día podremos viajar a cualquier parte del planeta en menos de una hora, tiene muchas promesas todavía por cumplir: una de ellas está en Australia, donde Musk se comprometió a construir la instalación con la batería de litio más grande del mundo. Y si no lo conseguía en menos de cien días, dijo que el proyecto le saldría gratis al país.

De esa promesa han pasado más de 60 días, y las autoridades de Australia están empezando ya a contar las horas para que se cumpla el plazo que el empresario prometió para finalizar la construcción del proyecto. En un reciente evento, Elon Musk ha calmado a las masas revelando que Tesla ya ha terminado la mitad del proyecto. El ambicioso objetivo de esta construcción, recordemos, pasa por dar vida a una central que acumule en total el equivalente a una batería de litio de 100MW/129MWh.

“En este plazo de tiempo ni siquiera podrías tener tu cocina reformada”, bromeaba Elon Musk al ser preguntado por el estado de esta construcción durante una presentación de Tesla en Australia. De la mano de la compañía francesa Neoen, Tesla está construyendo un mega-complejo de baterías de litio de siete kilómetros cuadrados de superficie que irá directamente conectado a una granja de paneles solares. Según Musk, esta construcción tendría la capacidad de suministrar electricidad en caso de emergencia a 30.000 hogares.

La construcción comenzó en julio, y forma parte de un proyecto del gobierno de Australia con el que las autoridades quieren garantizar que sus habitantes tengan acceso a la electricidad incluso en el caso de que se produzca algún desastre natural. Con la energía que son capaces de almacenar las baterías de litio que está instalando Musk en su mega-complejo, los ciudadanos tendrían garantizado un suministro ininterrumpido de electricidad durante hasta una hora.

A electricity substation sits near turbines on a farm.

El plazo oficial para terminar la construcción finaliza el día 1 de diciembre, y si Tesla no lo tiene listo a tiempo para entonces, Elon Musk deberá cumplir con su palabra de entregar el mega-complejo en cuestión de forma completamente gratuita a las autoridades australianas. Si no consigue tenerlo finalizado a tiempo, Musk se enfrentaría a unas pérdidas que rondarían los 50 millones de dólares.

Fuente: ComputerHoy

El asfalto permite crear baterías que se cargan en cinco minutos

Un equipo de investigadores de la Universidad de Rice en Estados Unidos ha descubierto que gracias al asfalto es posible cargar más rápido las baterías de metal de litio de alta capacidad. De acuerdo con los resultados del estudio, la velocidad de carga se puede llegar a incrementar entre 10 y 20 veces.

Para llevar a cabo este trabajo, el equipo ha desarrollado ánodos de carbono poroso fabricado de asfalto. El material ha demostrado una estabilidad excepcional en las pruebas incluso después de más de 500 ciclos de carga y descarga. Además, cuenta con una alta densidad de corriente de 20 miliamperios por centímetro cuadrado.

“La capacidad de estas baterías es enorme, pero lo que es igualmente notable es que es posible pasar de 0 a 100% de carga en solo cinco minutos, en lugar de las dos horas o más que necesitan otras baterías”, afirma James Tour, el director de la investigación.

Para desarrollar los nuevos ánodos de carbono poroso, los científicos mezclaron asfalto con nanotubos de grafeno conductor y cubrieron el compuesto con litio metálico a través de deposición electroquímica. Después, combinaron un ánodo de este material con un cátodo de carbono sulfurado para hacer baterías completas para las pruebas.

En los ensayos, los componentes mostraron una alta densidad de potencia de 1,322 vatios por kilogramo y una alta densidad de energía de 943 vatios/hora por kilogramo. “El nuevo material derivado del asfalto puede absorber más metal de litio por unidad de área y es mucho más simple y barato de fabricar”, explica Tour.

Por otra parte, los tests revelaron otro beneficio interesante: el carbono redujo la formación de dendritas de litio, que son las malformaciones responsables de que las baterías de litio se incendien. Por lo tanto, además de acelerar la carga, esta nueva composición también permite que las baterías sean más seguras.

Fuente: ComputerHoy

¿Por qué Bill Gates invierte 90 millones de euros en ‘comidas imposibles’?

Las oportunidades de negocio asociadas a la innovación tecnológica hacen del ‘foodtech’ un sector en crecimiento que interesa a grandes inversores y corporaciones, atraídas por ‘start up’ diferentes.

Inversores y grandes corporaciones sienten apetito por el foodtech, un sector que está cambiando el negocio de la alimentación y que brinda nuevas oportunidades a quienes se aventuran en él.

Bill Gates ha invertido 90.5 millones de euros en Impossible Food, una compañía biotecnológica que produce carne y queso a partir de plantas. En Europa hay dos grandes fondos dedicados al foodtech: Anterra Capital en Países Bajos y Capagro en Francia. Y compañías como IBM han aplicado el big data para aprender los gustos del consumidor y personalizar. Con Chef Watson se pueden cocinar 20.000 recetas diferentes.

La personalización es precisamente una de las grandes posibilidades. La start up IntelligentX la usa para producir cerveza al gusto del cliente.

El ejemplo del ‘fintech’

Algunos argumentan que lo que se conoce como foodtech implica una revolución que modifica las costumbres de los consumidores a la hora de comer. Para Miguel Blasco, subdirector del centro tecnológico Ainia de Valencia, lo que caracteriza al foodtech es el uso de metodologías, el desarrollo de actividades y la búsqueda de entornos ligados al emprendimiento emulando las high tech y el fintech: la revolución fintech, es una actividad en la que las empresas emplean las tecnologías de la información y la comunicación para ofrecer servicios financieros de forma menos costosa y más eficaz

Blasco cree que “lo diferencial en foodtech son las tecnologías de la información y la comunicación. Al incorporarlas, se abren nuevas oportunidades para buscar nuevas experiencias o personalización. Cuando ese negocio tiene que ver con el emprendimiento, tenemos una actividad novedosa en el sector agroalimentario”.

El ecosistema foodtech español ha experimentado un notable crecimiento en los últimos años, y en él destacan compañías como Glovo, Clubkviar, Deliberry, Klikin, Uvinium, Dietox, Del Super o Wetaca. Sin olvidar el caso de La Nevera Roja, que se convirtió en líder en el sector de la comida a domicilio en España, compitiendo con el gigante Just Eat, que llegó a nuestro país en 2012.

Marcos Alves, fundador de El Tenedor, que fue comprada por TripAdvisor en 2014, explica que “el sector foodtech es extremadamente amplio, sobre todo la parte tecnológica conectada al mundo real que se refiere a los restaurantes que usan tecnología, o a la conexión con los usuarios finales en sus hogares. Sin olvidar la parte logística del mundo de la alimentación”.

Diego Ballesteros, cofundador de Sindelantal -comprada por Just Eat en 2012-, que ha creado ahora Bewe &Miora, un marketplace para el sector de la belleza en España, destaca algunas disrupciones tecnológicas del sector foodtech, como el free shopping, el control por voz, o la posibilidad de solucionar ineficacias en la gestión de alimentos: la tecnología entra al suministro de inventarios; o el reconocimiento de imagen y las tarjetas inteligentes.

Innovaciones

Miguel Blasco explica que hay cuatro eslabones en la industria alimentaria -materias primas, procesado, distribución y venta-, y la innovación incide en el modelo de negocio. Por lo que se refiere a las materias primas, Blasco añade que se producen innovaciones en cuestiones como la proximidad de producto, la producción sostenible, o la biotecnología (verde; azul, referida al medio marino; y blanca, al proceso industrial).

En el procesado se dan innovaciones acerca del big data, robotización, tecnococina rápida y natural o impresoras 3D para configurar alimentos, mientras que la distribución presenta innovaciones que tienen que ver con el ecommerce (las principales cadenas invierten en distribución de alimentos); la cadena de distribución o seguridad alimentaria.

También hay grandes innovaciones del foodtech que tienen que ver con la realidad aumentada o la alimentación personalizada.

Fuente: Gestión Perú

4 apasionantes profesiones del futuro, según Microsoft

Más de la mitad de los graduados de hoy en día se están preparado para trabajos que todavía no existen.

El mundo tal y como lo conocemos está cambiando a pasos de gigante. Y la tecnología tiene buena culpa de ello.

“Una nueva ola de automatización, la llegada de la verdadera inteligencia artificial, robots y autos sin conductor, amenazan el futuro de los trabajos tradicionales“, explican los especialistas de Microsoft y de la consultora británica The Future Laboratory en su recientemente publicado informe “Tomorrow’s Jobs” (Los Trabajos del Mañana).

Los expertos aseguran que la tecnología hará peligrar (o transformar) todo tipo de puestos de trabajo, “desde conductor de camión hasta abogado o banquero”.

“Pero, hacia 2025, esta misma revolución tecnológica nos abrirá nuevas oportunidades de carrera inspiradoras y emocionantes en sectores que actualmente todavía están en sus albores”, afirman.

Lo que deben hacer los graduados, sostienen, es comenzar a desarrollar hoy las capacidades que serán necesarias para optar a los trabajos del mañana.

A continuación, te explicamos algunos de los que más nos llamaron la atención.

1. Guía turístico espacial

Si te gusta viajar y te fascina la astronomía esta podría ser tu carrera ideal.

“La órbita terrestre se convertirá en una nueva frontera para los viajeros intrépidos de mediados de la década de 2020“, explican los analistas.

Como resultado, “una nueva gama de puestos de trabajo surgirán para hacer sus viajes en el espacio más seguros y agradables“, explican.

Y uno de ellos es el del guía turístico espacial, quien “utilizará su amplio conocimiento en la ubicación de satélites y de desechos de misiones espaciales previas para elaborar visitas a los lugares más interesantes en órbita“.

Asimismo, su misión será encontrar y trazar la ubicación de naves y equipos abandonados para crear una especie de “museo en órbita” con objetos hechos por humanos que flotan fuera de la atmósfera terrestre.

Bienvenidos al espacio…

2. Diseñador de cuerpo humano

Los expertos aseguran que en las próximas dos décadas los avances biotecnológicos harán que vivamos más de 100 años.

El motivo principal es que los tejidos y órganos necesarios para reponernos de enfermedades serán más accesibles.

“Los diseñadores de cuerpos humanos combinarán habilidades de diseño con conocimientos en bioingeniería para crear una amplia variedad de extremidades humanas personalizadas“, explican los expertos.

Quienes tengan este puesto de trabajo se encargarán de crear “piezas humanas” que encajen con el tono de piel y la musculatura para proporcionar aspectos exóticos o mejorar la funcionalidad de trabajos o deportes específicos”.

Los escaparates de algunas tiendas especializadas, tanto físicos como virtuales, exhibirán estos “cuerpos humanos” diseñados a medida.

Si alguna vez soñaste con diseñar moda pero también te gusta la ingeniería, este trabajo podría ser para ti.

3. Creador de hábitats virtuales

“En 2025, la realidad virtual será el espacio digital en que decenas de millones de nosotros pasaremos horas cada día trabajando, jugando y aprendiendo”, dicen los expertos de Microsoft.

Un mundo virtual que, aseguran, será “tan inmersivo, interactivo y realista que será prácticamente indistinguible del real”,

Hoy día, la realidad virtual está comenzando a tomar forma.

Según expertos de la empresa de investigación especializada CCS Insight, se espera que en 2017 se vendan más de 12 millones de cascos de realidad virtual.

Y, de acuerdo con un estudio de SuperData, hacia 2020 el mercado global para ese tipo de tecnología tendrá un valor económicos de unos US$40.000 millones.

Ya lo dijo el creador de Wired, Kevin Kelly: “La realidad virtual será la próxima plataforma dominante, después de los celulares inteligentes”.

Nacerán nuevos puestos de trabajo y se necesitarán, sin duda, especialistas en la creación y diseño de hábitats virtuales para aplicaciones que abarcarán industrias globales, desde economía hasta salud o tecnología.

Y si te interesa el tema, ya puedes empezar a prepararte: hay cursos disponibles en universidades de todo el mundo.

4. Biohacker autónomo

Es difícil encontrar una carrera profesional que suene más futurista que “biohacker”.

Pero los expertos creen que no falta mucho para que sea una realidad.

“El auge de internet y las nuevas plataformas de software están democratizando la ciencia, permitiendo a los científicos registrarse en sitios web como Zooniverse para hacer todo tipo de cosas, desde descubrir nuevos planetas hasta construir moléculas“, aseguran.

Y eso es sólo el comienzo.

“Los científicos cada vez se están implicando en más proyectos de crowfunding o financiación colectiva para encontrar nuevas vacunas o secuenciar ADN“, explica el informe.

Gracias a internet, los laboratorios digitales permitirán el desarrollo de la llamada “ciencia ciudadana” la cual, hacia 2025, habrá evolucionado en “un “sector global que proporcionará carreras freelance a millones de graduados con conocimientos en biociencia y con actitud emprendedora“, señalan los especialistas.

Y estos son tan sólo algunos de los trabajos del mañana.

Un mañana que se acerca cada vez más al hoy, a medida que la tecnología avanza sin límites.

Fuente: BBC

Seis tecnologías que útiles para las pymes en 2017

Puede que en otras épocas, los avances tecnológicos fuese una posibilidad a la que solo accedían las grandes empresas, debido a los costes que suponían, sin embargo, las nuevas las tendencias tecnológicas están cada vez más disponibles para las pymes, lo que ofrece mejores oportunidades para competir a las que, por ahora, son pequeñas y medianas marcas.

 

Según el CTO de Sage, Klaus-Michael Vogelberg: “En un momento en el que las compañías, grandes y pequeñas, se están transformando de una forma más o menos intensiva en compañías con tecnologías habilitadas, los emprendedores de hoy deben estar al tanto de las oportunidades que este desarrollo tecnológico puede aportar a sus negocios”. Es por ello que se contemplan seis tendencias tecnológicas que pueden ser de gran utilidad para las pymes y entre las que se citan:

  1. Chatbots y asistentes virtuales

“Los operadores autónomos, como los chatbots o los asistentes virtuales, se utilizarán de forma común en los diferentes dispositivos e interfaces de usuario en las que los empresarios gestionan y controlan sus negocios. Estas interfaces cambiarán drásticamente la forma en que humanos y ordenadores trabajan e interactúan entre sí. Mientras que en el pasado los usuarios utilizaban el teclado y el ratón para interactuar con los PCs, en la actualidad, éstas herramientas se irán sustituyendo por el uso del lenguaje y el control de gestos para “comunicarse” con las máquinas. La experiencia de usuario no sólo será más práctica e intuitiva, sino también más dinámica: estos sistemas trabajarán de forma autónoma y tendrán capacidades de autoaprendizaje.”

  1. Inteligencia artificial

“Con la proliferación de volúmenes de datos generados por todo tipo de sensores y dispositivos por un lado, y la potencia de los ordenadores y el software de análisis especial y los agentes inteligentes cada vez más potentes por el otro, las empresas necesitan encontrar maneras de extraer conocimiento de la riqueza actual con la que cuenta el Big Data.

Se recomienda a las compañías asociarse y colaborar entre sí, para potenciar sus equipos y la cantidad de datos que se puede recibir, así como el análisis de los mismos.

  1. Blockchain

“Los generadores de negocio deben analizar concienzudamente si la novedosa tecnología blockchain puede tener efecto en sus modelos de negocio actuales y en qué medida. Concretamente, aquellas industrias cuyo trabajo como intermediarios (como los abogados, notarios, agentes inmobiliarios o financieros) puede verse afectado por esta innovación. Contables y ejecutivos también verán afectada la forma en la que trabajarán en el futuro, ya que el blockchain cuenta con el potencial de eliminar una parte significativa de su carga de trabajo (transacciones, transferencias monetarias o pago de recibos).

La tecnología blockchain organiza las transacciones de los activos digitales de una forma radicalmente novedosa. En lugar de utilizar intermediarios como bancos, notarios, autoridades inmobiliarias o plataformas de mercado para legitimar el intercambio de ciertos activos (propiedades digitales, bienes comerciales, contratos digitales o, incluso, transacciones financieras a través de divisas digitales como bitcoins), el blockchain permite a cada individuo transferir estos bienes de una forma directa, segura e inmutable. Un libro mayor descentralizado y distribuido desde una base de datos compartida entre múltiples participantes, combinada con algoritmos criptoeconómicos constituye la base tecnológica del blockchain. Todos sus participantes (conocidos como nodos) tienen acceso a este libro contable, que contiene un inventario de todos los asientos digitales relevantes. Todos los participantes de esta red cuentan con una copia idéntica del libro y todos los cambios que en él se realicen se aplican en cada copia en cuestión de minutos o, incluso, segundos. De esta forma, el sistema es transparente y crea confianza entre todos los participantes sin necesidad de la legitimación de una tercera parte autorizada.”

  1. Revolucionar los pagos y tranferencias

La forma en la que usamos el dinero y realizamos pagos y transferencias ha cambiado radicalmente: principalmente, porque las aplicaciones de pago por móvil permiten a los usuarios realizar sus transacciones y compra de bienes con un solo click. Pero en el fondo sistemas como los software de contabilidad resultan ser menos accesibles e intuitivos para los usuarios y están menos integrados. Un ejemplo de ello es que, actualmente, las compañías no cuentan con la posibilidad de realizar pagos de facturas o gestionar sus transacciones financieras entre socios y bancos a golpe de ratón.

En 2017, surgirán soluciones que permitirán a las empresas establecer una cadena de valor de pagos integrados con sus proveedores y clientes. Estas nuevas soluciones permiten realizar pagos de forma inmediata y omnicanal, y se integrarán en los sistemas de contabilidad financiera de las empresas del mañana. Las plataformas de e-commerce, los bancos, las fintech y los socios podrán beneficiarse de los estándares API, que serán utilizados para crear nuevos servicios y permitir el procesamiento sin fisuras y totalmente automatizado de pagos y transacciones financieras.

  1. Infraestructuras basadas en plataformas

En 2017, cada vez más pymes reemplazarán sus sistemas actuales por soluciones de software integradas en la nube y se beneficiarán de las plataformas móviles.

“La gran ventaja de estas plataformas es que dan acceso a las pequeñas compañías a soluciones innovadoras de software y servicios empresariales que no se podrían haber permitido hace cinco años. Además, estas plataformas Cloud están democratizando la forma en la que las compañías incrementan su acceso a las aplicaciones de última generación y tecnologías inteligentes y escalables”, afirma Klaus-Michael Vogelbert. “Estas tecnologías permiten a los generadores de negocio descubrir nuevos métodos de trabajo y dotarlos de la infraestructura necesaria para recibir cualquier tipo de datos de sus partners o del Internet de las Cosas, analizarlos y, con un estilo de “desarrollador ciudadano”, crear algo nuevo y productivo”, prosigue el CTO de Sage.

  1. El Internet de las Cosas creará nuevos servicios y perfiles profesionales

Las pymes deben poner el punto de mira en las nuevas posibilidades que emergen con la penetración del Internet de las Cosas en la vida cotidiana. A través de distintos sensores introducidos en máquinas, coches, móviles, muebles e, incluso, seres humanos (por ejemplo, para uso médico), se generará una cantidad ingente de datos que resultará ser un verdadero tesoro y permitirá crear una gran diversidad de nuevos servicios.

Fuente: Merca20

4 proyectos que prometen revolucionar la realidad virtual

La realidad virtual ya no es cosa del futuro por lo que, ahora, los esfuerzos en ese sentido se concentran en desarrollar experiencias ‘fuera de la caja’, más interesantes y diferentes al resto. Tal es el caso de estos cuatro proyectos que actualmente buscan financiamiento en la plataforma de crowdfunding Kickstarter, aunque la mayoría de estas ideas fue tan bien recibida por los fondeadores que ya superó su monto meta.

The Apollo 11 VR Experience

El 21 de julio de 1969 el astronauta estadounidense Neil Armstrong se convirtió en el primer ser humano en pisar la Luna, un hito histórico que muy pronto podrás vivir de cerca a través de The Apollo 11 VR Experience.

Se trata de una experiencia en realidad virtual que la startup irlandesa Immersive VR Education Ltd. creó utilizando materiales de archivo de la agencia espacial estadounidense, la NASA, para permitir al usuario “no sólo leer sobre la historia, sino vivirla”.

Gloveone

La española NeuroDigital Technologies quiso llevar la realidad virtual al siguiente nivel con su dispositivo Gloveone ya que, “hasta ahora, la mayoría de los desarrollos dentro de tal industria se han centrado sólo en el sentido de la vista”.

Este permite a quienes lo usen ‘tocar’ los objetos virtuales que ver en la pantalla de su headset y escuchan en sus auriculares. “Podrás sentir su forma, peso y otras características físicas”, promete NeuroDigital Technologies. “Incluso podrás romperlo”.

Cinera

El emprendimiento estadounidense Cinera quiere llevar la experiencia de ver películas en salas IMAX hasta donde se encuentren.

“Imagina estar parado en el centro de tu filme favorito, viendo y viviendo toda la acción a tu alrededor. Con cinera puedes verlo y escucharlo todo”, invita la startup. Lo mejor de todo es que este headset está planeado para no sólo reproducir películas, sino también espectáculos y videojuegos.

Impression π

Impression π (Impression PI) no es un headset de realidad virtual más. Ideado por un grupo de jóvenes emprendedores de distintas nacionalidades, este aparato es totalmente inalámbrico, por lo que permite al usuario moverse libremente.

Pero eso no es todo, Impression π incorpora herramientas como el control por gestos 3D, seguimiento de posiciones y realidad aumentada para ofrecer la experiencia “más interactiva y completa”. La idea es que no sólo sea utilizado con fines de entretenimiento, sino también de educación y profesionales.

Fuente: Tecreview