Panamá busca posicionarse en emprendimiento e innovación

Panamá se sumó a la Semana Global del Emprendimiento, la que está enfocada en inspirar y potenciar las ideas de emprendimiento y la innovación, una iniciativa que se realiza en noviembre de cada año en más de 170 países y este año celebra su décima versión.

Para Panamá esta actividad es una oportunidad de crear e impulsar la generación de empleos de calidad.  “Hemos avanzado en el marco del asocio público-privado en posicionar el tema del emprendimiento en Panamá, bajo el entendimiento que impulsar el emprendimiento nos permite contar con más micro y pequeñas empresas que generen empleos de calidad y mejoren la competitividad del país”, sostuvo la ministra de la Autoridad de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa (AMPYME), María Celia Dopeso.

Por su parte, Gabriel Boyke González, oficial en Panamá del Programa de la Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) explicó que la importancia de generar estos espacios como “la Semana Global del Emprendimiento genera una interacción entre todos los miembros del ecosistema emprendedor que promoverá el intercambio de información, de ideas”.

El inicio de la Semana Global del Emprendimiento, incluyó la conferencia: Un solo equipo, un solo propósito: Una política para un Panamá más emprendedor, a cargo de Sergio Zuluaga. También se llevó acabo el panel Generando Oportunidades para Potenciar el Emprendimiento en el cual se abordaron temas como los ejes de Fomento, Inversión, Medición, Articulación, Educación y Emprendedor. Actividades.

Dentro de la programación de la Semana Global del Emprendimiento, se ofrecieron actividades como conferencias, paneles y programas de capacitación a nivel nacional dirigidas a fortalecer el ecosistema emprendedor, para compartir experiencias, expandir conocimientos y redes de contacto.

Igualmente contó con eventos dirigidos a jóvenes emprendedores, promovidos por La Autoridad de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa (AMPYME) en conjunto con otras instituciones que conforman el ecosistema de emprendimiento.

También en el marco de la actividad se realizó la firma del Pacto Nacional por el Emprendimiento y se llevó a acabo el lanzamiento oficial de la” Política Nacional: Panamá Emprende y crece” y del “Consejo Nacional por el Emprendimiento”, ambos son el resultado del trabajo articulado y constante de las mesas estratégicas y tácticas constituidas para dar seguimiento a los acuerdos alcanzados en el Pacto Nacional por el Emprendimiento, con la firme voluntad de hacer del fomento del Emprendimiento parte importante de la agenda de desarrollo nacional.

La Semana Global del Emprendimiento fue posible gracias al apoyo de la Fundación Ewing Marion Kauffman, de una decena de líderes mundiales y una red de más de 15.000 organizaciones asociadas, entre ellas el PNUD a través de su Oficina de País en Panamá.

Fuente: PNUD Panamá

Así es como Facebook le ayuda a crecer a tu negocio

En México y en el mundo hay un fenómeno que ha llegado para quedarse: el mobile first. Por eso, digital es el medio dominante para encontrar a los consumidores, asegura Ann Mack, directora de insights marketing de Facebook. “Es necesario saber cuándo interactúa el target, dónde y cómo, así es posible poner el contenido correcto, a la hora correcta”, dice en entrevista con Entrepreneur en Español.

Aunque Mack se refería a los mercadólogos, esto aplica también para los emprendedores que quieren hacer crecer su negocio, pues una manera de hacerlo es conociendo a su público meta.

Mack resalta el hecho de que, en México, 56 millones de personas están conectadas a Facebook, de las cuales 53 millones lo están en móvil. “Aquí se muestra el poder que tiene mobile”, recalca.

Ante este panorama, la directora de insights de Facebook considera que los mercadólogos y los propietarios de startups que lleven sus redes sociales deben conocer la herramienta Facebook IQ, la cual ayuda a descubrir el comportamiento de su público gracias a estudios e investigación de los usuarios de la red social alrededor de diferentes generaciones, demografías y dispositivos.

Facebook IQ ofrece estadísticas eficaces sobre los consumidores y la publicidad basadas en 2,000 millones de personas. “Esto sirve para ser más relevante ante su segmento de mercado”, afirma Mack, que antes de laborar en Facebook trabajó en una agencia de publicidad y marketing.

La directiva global de esta herramienta asegura que constantemente están buscando cómo está cambiando el viaje del consumidor como resultado de las nuevas tecnologías y qué significa esto para los negocios.

“Proveemos de investigaciones donde hay grandes insights para crear un plan de medios que siga esta evolución”, explica Mack. Asimismo, ayudan a entender estos insights, cómo navegan los consumidores y así tomar acciones a través de sus plataformas.

En Facebook IQ, el big data ayuda a “conectar los puntos y que la información tenga sentido y así saber cuándo la gente te necesita como marca”, dice. Su metodología es una combinación de investigación para determinar quién está viendo qué y cómo para tratar de descubrir cuál es la motivación de la gente para hacer lo que hace o decir lo que dice.

Según Mack, la inteligencia artificial y el big data son la combinación perfecta para la personalización y donde las marcas pueden encontrar a la persona correcta en el momento correcto.

Si esto es efectivo con los millennials, con la generación que viene, los centennials, lo será aún más, pues de acuerdo con Mack, “la generación Z nunca verá el mundo sin su smartphone; ellos son más fans del formato en video”.

Así, recomienda a los empresarios que ahora están iniciando una startup que piensen en su modelo de negocio y se pregunten si está adecuado a las nuevas generaciones. “Para llamar la atención de estas generaciones tenemos que saber cuáles son sus expectativas incluso antes de que ellos sepan cuáles son”. Y en ese cometido, Facebook IQ es un aliado.

Fuente: Entrepreneur

Cómo deberían tomar vacaciones los emprendedores

Las vacaciones no son un capricho, son una necesidad. Esto es así tanto para un empleado en un negocio como para un emprendedor que posee el suyo propio. La rutina cotidiana, los ritmos frenéticos y las elevadas exigencias de un mercado competitivo y en constante cambio hacen que nos desgastemos a nivel físico pero, sobre todo, mental. Lamentablemente, para muchos emprendedores descansar en verano – o en cualquier otra época del año- por un periodo que supere la semana o las dos semanas, se antoja algo imposible. Y no debería serlo, porque de un buen descanso depende tu rendimiento y, en consecuencia, de lo bien o mal que le vaya a tu startup. Veamos cómo deberías tomarte tus merecidas vacaciones.

Déjalo todo atado y bien atado

Para un emprendedor, preparar unas vacaciones no es solo decidir el destino y lo que haremos cuando lleguemos a él. Es necesario planificar con antelación nuestra ausencia y esto se traduce en dejar proyectos lo más cerrados posible, en avisar a clientes y proveedores y en asegurarte de que todo el mundo entiende que no estarás durante un tiempo.

En este sentido, delegar es fundamental para que te puedas ir tranquilo. Si no lo has hecho ya, deberías comenzar a delegar un buen puñado de tareas en tus compañeros más próximos. Esto es algo que necesitas para ser productivo y no quemarte con tu día a día, pero también algo imprescindible si quieres poder irte de vacaciones.

Una vez que todo el mundo está avisado y sabe qué dejas y qué no dejas terminado, es el momento de establecer una regla básica: qué es y qué no es una emergencia por la que te puedan avisar. Tus vacaciones deberían ser sagradas y una llamada de la oficina puede echar por tierra tu descanso, así que asegúrate de que solamente te llaman si algo verdaderamente grave – o estupendo- ha pasado.

El motivo de ser tan estricto con esto tiene que ver con la necesidad de desconectar totalmente de tu rutina diaria. Ni que decir tiene que no deberías mirar el correo o cualquier otra información relacionada con tu startup, pero es que además, lo más aconsejable es que dejes el teléfono móvil lo más alejado posible. Evita repetir cualquier tarea que te recuerde a un día normal en la oficina. Solo así conseguirás desconectar de verdad.

Ese tiempo de descanso te vendrá muy bien para ir recuperando energías, ilusión e ideas frescas. Porque al final un emprendedor vale tanto como sus ideas y tras un año de agotador trabajo, es normal tener poca capacidad creativa.

La vuelta al trabajo

Con el fin de evitar el ‘shock’ que supone pasar de las vacaciones a la rutina habitual, es interesante que vayas preparando cuerpo y mente para la vuelta al trabajo. Así, durante los últimos días de tus vacaciones procura ir recuperando horarios y rutinas. Dedica también algo de tiempo a pensar qué quieres hacer mejor o diferente a partir de ahora. Igual durante tus primeros días de vacaciones no pudiste desconectar pero sí tuviste alguna buena idea. Recupérala ahora.

También es muy importante que vuelvas poco a poco. Imagina que llevas sin salir a correr tres semanas y, de repente, te pones a competir en una maratón. ¿Cuál será el resultado? Pues a nivel empresarial y con tu rendimiento intelectual puede pasar lo mismo.

¿Cuánto tiempo me puedo ir?

Es una de las grandes preguntas que suelen compartir los emprendedores. No hay un tiempo estipulado para las vacaciones perfectas. Algunos pueden tener suficiente con una semana mientras que otros necesitan tres semanas para descansar de verdad. Desde luego, no siempre es posible ausentarse tanto tiempo de una startup, pero ahí entra en juego tu necesidad de desconectar y tu disponibilidad para hacerlo.

Sea como sea, asegúrate de tomarte unas merecidas vacaciones durante el verano. Tu startup te lo agradecerá.

Fuente: Face Entrepreneurship

5 cosas que debes saber antes de emprender

Expresar tu deseo por el emprendedurismo hace 15 años hubiera provocado risas. Las cosas han cambiado. El emprendedurismo se ha convertido en uno de los caminos más inteligentes y respetados para tomar.

Ha salvado nuestra economía y mueve nuestra cultura hacia delante. Los trabajos “soñados” están desapareciendo. Crear tu oportunidad ideal es lo nuevo. Mucha gente está entrando a este mundo con una visión borrosa y piensan que todo lo que necesita es pasión y ética laboral. Esas personas van a enfrentar un gran reto, a menos que entiendan estas cinco poderosas verdades:

1. El fracaso es lo único garantizado. Michael Jordan dijo “He fracasado una y otra vez, pero de esa manera he alcanzado el éxito”. Cómo respondes al fracaso determina tu éxito. A los grandes emprendedores les pagan por su alta tolerancia al estrés y dolor. La gente exitosa ve el éxito de forma diferente.

En lugar de tomar el fracaso como algo personal, úsalo para afilar tu perspectiva y fortalece tu compromiso. Muchos emprendedores nuevos se castigan, pero para tener ventaja debes aprovechar tus fallas.

2. Los hábitos provocan la inspiración. La inspiración es necesaria para crear acciones consistentes, pero los hábitos van a definir tu éxito o fracaso. Se ha dicho que después de los seminarios y conferencias sólo el cinco por ciento de los asistentes usan lo que aprendieron. ¿Por qué? Es debido a que la inspiración es a corto plazo, se siente bien en el momento, pero no llega a la etapa de la producción.

La mayor inspiración es ver los progresos y resultados. Los grandes emprendedores se enfocan en el comportamiento y en las prácticas más que en el pensamiento, pensar es importante pero hacer es crucial.

3. El ingenio es el último recurso. La gran mayoría de la gente dirá que no tiene recursos. Los grandes emprendedores encuentran una forma de maximizarlos para que tengan lo que sea. No creen en los recursos limitados porque entienden que lo último que tengan en sus manos serán los sentimientos y emociones que los hace ingeniosos.

Tony Robbins, el conocido conferencista motivacional,  lo dice muy bien “El ingenio es el último recurso”. Si no tienes el dinero pero eres lo suficientemente creativo, ¿puedes encontrar el dinero? ¡Sí! Con suficiente determinación y compromiso puedes hacerlo funcionar con pocos recursos. La clave son las emociones internas.

4. Tu círculo de influencia puede formarte o destruirte. Dejar la mente abierta a la influencia negativa de las otras personas es la debilidad más común de los nuevos emprendedores. Las malas elecciones de influencia encabezan las razones por las que los emprendedores renuncian antes.

Para crecer, aprender y convertirte en una persona que alcanza el éxito, necesitas una red de apoyo. Los grandes emprendedores se rodean de un círculo poderoso que los guía, reta y ayuda a pensar en grande. El éxito se eleva y cae sobre la persona con la que te asocias. Puedes sistematizar muchas cosas, pero el tiempo no es una opción, asegúrate de estar pasándolo con las personas correctas.

5. No es fácil pero vale la pena. Entre más grandes sean las metas, más grandes serán los retos. Entre más grandes sean las recompensas, más pesado es el viaje. Si convertirse en un emprendedor fuera fácil, todos lo estarían haciendo. El momento en el que persigues el emprendedurismo los obstáculos aparecerán.

Ponen a prueba tu carácter y fe pero te dejan ver si hablas en serio sobre convertirte en un emprendedor. Debes enfocarte en las recompensas del otro lado de la lucha. Visualiza lo bien que se siente ser tu propio jefe, controlar tu horario, inspirar a otros y tener libertad financiera. El caos está garantizado cuando buscas la grandeza empresarial. Nunca sabrás qué tan fuerte eres hasta que ser fuerte sea la única opción que te queda.

¿Todavía quieres ser un emprendedor? Bien, te prometo que valdrá la pena.

Fuente: Entrepreneur

¿Las metas de tu negocio son realistas?

El exceso de optimismo puede impedirte tomar buenas decisiones e ignorar riesgos. Conoce tu industria y fija expectativas basándote en los hechos.

¿Alguna vez te has preguntado por qué todos los planes de negocios que has visto tienen más ceros de los que puedes contar? Muchas veces la respuesta a ello son las expectativas demasiado optimistas de los emprendedores.

El emprendedurismo no es para conformistas. Necesitas tener una dosis justa de optimismo para ser emprendedor. Pero una línea muy delgada separa al optimismo de la ilusión. Y a menos de que tengas una cuenta bancaria gorda que soporte tu proyecto o un amor por la adrenalina de apostar, lo más recomendable es que practiques el optimismo basado en la realidad.

Muchas veces al tomar decisiones que envuelven grandes ganancias o pérdidas, los optimistas buscan evidencias que respalden los resultados favorables, ya que los hace sentir mejor. De hecho, se emocionan tanto con sus decisiones que tienden a ignorar la información que contradice sus creencias. Conforme crece el deseo de alcanzar los resultados positivos, también lo hace su expectativa de que éstos ocurrirán. Pero cuanto más esperamos obtener de nuestras decisiones más altas son las probabilidades de que caigamos en un exceso de confianza.

Los economistas conductuales explican que tendemos a recompensar nuestra situación actual como única, y seguido ignoramos los resultados negativos de acciones similares. Esto ocurre porque nuestras predicciones están basadas en planes que están diseñados especialmente para mostrar cómo lograremos lo que queremos lograr.

Diversos estudios demuestran que el exceso de optimismo es el error de juicio más común y dañino que cometemos. Esto hace que nos aventuremos a la industria de ‘moda’, ya sea la burbuja puntocom, las redes sociales o la Web 2.0. Obvio podemos hacerlo mejor que Facebook y que cualquier otro que trabaja en el mismo reto, ¿no es así?

Este optimismo puede ser especialmente dañino para los emprendedores que quieren entrar en industrias que cambian rápidamente o que son nuevas para ellos. Un estudio realizado a 2,304 emprendedores por investigadores en INSEAD reveló que la experiencia previa del fundador en la misma industria reduce el exceso de optimismo y mejora las expectativas sobre su nuevo negocio.

En un estudio similar, los investigadores sugirieron que en las industrias muy dinámicas, aquellos emprendedores que son moderados en optimismo son más proclives a tener éxito que aquellos demasiado optimistas. Es fácil entender por qué: Las personas optimistas pero cautas suelen hacer un mayor esfuerzo para tomar decisiones más informadas.

En la otra mano, el estudio también muestra que debido a que el optimismo puede ayudar a enfrentar el fracaso, los emprendedores demasiado optimistas están más dispuestos a intentarlo de nuevo una y otra vez, probablemente con expectativas más razonadas.

Si quieres tener un optimismo más cauteloso, te compartimos algunos consejos que vale la pena considerar:

1. Conoce tu industria. Cuando investigues nuevas oportunidades de negocios, apuesta por aquellas industrias que conoces mejor u obtén experiencia interna antes de perseguir un territorio desconocido. Puedes hacerlo acercándote a un fundador o a un empleado en un puesto ejecutivo, que comparta tu pasión y tenga conocimiento de la industria en la que te interesa introducirte. Este conocimiento desde adentro te ayudará a tener una perspectiva más realista.

2. Pregúntate: ¿Qué pasaría si…? Si estás demasiado emocionado por tu negocio, empieza a preguntarte cuestiones que contradigan tu propio optimismo. Después, acércate a familiares, amigos y mentores confiables que puedan darte su retroalimentación sobre estas hipótesis.

3. Obtén consejos. Busca a mentores experimentados, consejeros o a una junta de consejo que no teman hacerte preguntas difíciles o retar tu proyecto. Idealmente, estos mentores tendrán una experiencia muy distinta a la tuya. Tener diversidad de opiniones y perspectivas te ayudará a tener expectativas más realistas.

4. Haz pruebas. Finalmente, prueba, prueba, prueba. Valida tu idea en cada periodo del desarrollo del negocio. El interés de los consumidores por tu producto o servicio es lo que en realidad determina si te convertirás en millonario, si fracasarás o algo en medio.

Fuente: Entrepreneur

¿Por qué Bill Gates invierte 90 millones de euros en ‘comidas imposibles’?

Las oportunidades de negocio asociadas a la innovación tecnológica hacen del ‘foodtech’ un sector en crecimiento que interesa a grandes inversores y corporaciones, atraídas por ‘start up’ diferentes.

Inversores y grandes corporaciones sienten apetito por el foodtech, un sector que está cambiando el negocio de la alimentación y que brinda nuevas oportunidades a quienes se aventuran en él.

Bill Gates ha invertido 90.5 millones de euros en Impossible Food, una compañía biotecnológica que produce carne y queso a partir de plantas. En Europa hay dos grandes fondos dedicados al foodtech: Anterra Capital en Países Bajos y Capagro en Francia. Y compañías como IBM han aplicado el big data para aprender los gustos del consumidor y personalizar. Con Chef Watson se pueden cocinar 20.000 recetas diferentes.

La personalización es precisamente una de las grandes posibilidades. La start up IntelligentX la usa para producir cerveza al gusto del cliente.

El ejemplo del ‘fintech’

Algunos argumentan que lo que se conoce como foodtech implica una revolución que modifica las costumbres de los consumidores a la hora de comer. Para Miguel Blasco, subdirector del centro tecnológico Ainia de Valencia, lo que caracteriza al foodtech es el uso de metodologías, el desarrollo de actividades y la búsqueda de entornos ligados al emprendimiento emulando las high tech y el fintech: la revolución fintech, es una actividad en la que las empresas emplean las tecnologías de la información y la comunicación para ofrecer servicios financieros de forma menos costosa y más eficaz

Blasco cree que “lo diferencial en foodtech son las tecnologías de la información y la comunicación. Al incorporarlas, se abren nuevas oportunidades para buscar nuevas experiencias o personalización. Cuando ese negocio tiene que ver con el emprendimiento, tenemos una actividad novedosa en el sector agroalimentario”.

El ecosistema foodtech español ha experimentado un notable crecimiento en los últimos años, y en él destacan compañías como Glovo, Clubkviar, Deliberry, Klikin, Uvinium, Dietox, Del Super o Wetaca. Sin olvidar el caso de La Nevera Roja, que se convirtió en líder en el sector de la comida a domicilio en España, compitiendo con el gigante Just Eat, que llegó a nuestro país en 2012.

Marcos Alves, fundador de El Tenedor, que fue comprada por TripAdvisor en 2014, explica que “el sector foodtech es extremadamente amplio, sobre todo la parte tecnológica conectada al mundo real que se refiere a los restaurantes que usan tecnología, o a la conexión con los usuarios finales en sus hogares. Sin olvidar la parte logística del mundo de la alimentación”.

Diego Ballesteros, cofundador de Sindelantal -comprada por Just Eat en 2012-, que ha creado ahora Bewe &Miora, un marketplace para el sector de la belleza en España, destaca algunas disrupciones tecnológicas del sector foodtech, como el free shopping, el control por voz, o la posibilidad de solucionar ineficacias en la gestión de alimentos: la tecnología entra al suministro de inventarios; o el reconocimiento de imagen y las tarjetas inteligentes.

Innovaciones

Miguel Blasco explica que hay cuatro eslabones en la industria alimentaria -materias primas, procesado, distribución y venta-, y la innovación incide en el modelo de negocio. Por lo que se refiere a las materias primas, Blasco añade que se producen innovaciones en cuestiones como la proximidad de producto, la producción sostenible, o la biotecnología (verde; azul, referida al medio marino; y blanca, al proceso industrial).

En el procesado se dan innovaciones acerca del big data, robotización, tecnococina rápida y natural o impresoras 3D para configurar alimentos, mientras que la distribución presenta innovaciones que tienen que ver con el ecommerce (las principales cadenas invierten en distribución de alimentos); la cadena de distribución o seguridad alimentaria.

También hay grandes innovaciones del foodtech que tienen que ver con la realidad aumentada o la alimentación personalizada.

Fuente: Gestión Perú

5 formas de escuchar de verdad al cliente y mejorar tu relación con ellos

Todo el mundo dice que escuchar al cliente es su prioridad nº 1. Pero en verdad esto no es así ni de lejos.

Bien es cierto que todo director o responsable de un negocio se cuida muy mucho de tomar el pulso al mercado y conocer de primera mano las opiniones de algunos clientes sobre su negocio.

Eso lo hacemos casi todos en nuestro negocio. Y tú probablemente también.

Pero, generalmente te centras en aquellos clientes con los que tienes una relación más estrecha. Bien sea porque es una cuenta importante para tu actividad o porque es tu cliente de toda la vida y tienes total confianza para preguntar en la distancia corta.

Cualquiera que sea el motivo es posible que te dejes un sin fin de información valiosa sobre tu organización fuera de la ecuación.

 

5 técnicas para escuchar al cliente de verdad y no dejarte nada

Técnica nº 1 para escuchar al cliente: observaciones directas

Esta es una técnica muy utilizada en establecimientos físicos. Consiste en poner un observador que evalué y analice las interacciones de los empleados con el cliente dentro del establecimiento.

Por lo general se establece un checklist de puntos a observar:

  • cuantos empleados saludan al cliente
  • cuantos clientes resuelven sus dudas con un empleado
  • cuanto tiempo espera de media un cliente para ser atendido
  • de qué forma son abordados los clientes por los empleados
  • y un largo etc…

Este tipo de observaciones directas son muy útiles para detectar puntos de mejora pero por contra son algo tediosas y costosas.

Por lo general este tipo de técnica está muy extendida entre las empresas de retail y también empieza a extenderse en el mundo online a través de softwares de análisis del cliente o comportamiento del usuario.

Ventajas: te aportan una información muy útil y directa sobre el comportamiento de consumidores y la interacción de estos con nuestras plataformas y empleados.

Inconvenientes: son muy intensivas en tiempo

Técnica nº 2 para escuchar al cliente: el comprador misterioso

Esta es una derivada de la técnica anterior.

Consiste en contratar a una tercera persona para que se haga pasar por un cliente de un establecimiento o empresa de servicios para medir distintos aspectos clave de tu proceso de venta.

El objetivo es, como no, conocer la manera en la que se atiende al cliente y la forma en la que el personal interacciona con este.

La variante digital del comprador misterioso en el mundo online es el usuario “beta tester”. Se trata de un usuario al que se le da acceso a una aplicación a cambio de que este la use y vaya detectando mejoras o fallos del sistema utilizado con el fin de corregirlos de cara al lanzamiento del producto.

Ventajas: permite detectar carencias rápidamente.

Inconvenientes: es costoso y el cliente misterioso puede estar condicionado por algún objetivo previo y por tanto le cueste detectar otro tipo de fallos fuera de su objetivo.

Técnica nº 3 para escuchar al cliente: encuestas de satisfacción

Esta es una de las técnicas clásicas para escuchar al cliente. Es tan simple como entregar un cuestionario a tu comprador cuando finaliza una compra. Puedes emplear un formulario online o en papel.

Lo cierto es que conozco muy pocos negocios que de una u otra forma no usen este tipo de técnica para conocer que piensan sus clientes.

Está muy extendido.

Ventajas: aportación de información directa del cliente y fácil de implementar.

Inconvenientes: es muy común en todo los tipos de negocio por lo que el índice de respuestas puede ser bajo. Además el usuario se pude sentir condicionado por el observador y no ser del todo sincero en sus respuestas.

Técnica nº 4 para escuchar al cliente: social media feedback

Escuchar a tus clientes a través de las redes sociales es una técnica de moda. A pesar de ello no todo el mundo lo hace. Puede por el desconocimiento de herramientas o porque las que hay al ser de pago no entren dentro de su presupuesto.

No obstante siempre tienes la oportunidad de establecer alertas con tu nombre o marca para identificar comentarios u opiniones en Twitter y otras redes sociales.

Ventajas: la escucha de opiniones en redes sociales pude automatizarse y realizar de forma continua a un bajo coste en tiempo y mantenimiento

Inconvenientes: puede resultar muy engorroso utilizar una herramienta para cada red social.

Técnica nº 5 para escuchar al cliente con atención: los sitios de reseñas

Finalmente y para terminar, existen un montón de blogs, foros y páginas web de reseñas donde tus usuarios se reúnen y comparten las experiencias experiencias de compra de un determinado producto, servicio o marca.

NO podemos olvidar que estos sitios son auténticas minas de información para ti, sobre lo que realmente tus clientes opinan de nosotros y que son estos lugares donde tus potenciales clientes buscarán información para documentarse y decidir si te compran o no.

Cada vez más sitios como Tripadvisor, Software Advice, Amazon, etc.,constituyen “auténticos hubs” de información compartida entre usuarios que facilitan tomar una decision de compra. Monitorizar estos sitios es vital para conocer y entender de primera mano que busca tu cliente, que haces bien o que haces mal.

Ventajas: tal vez esta sea la técnica de escucha al cliente más sincera y de donde puedes extraer mejor feedback. Los comentarios de estos sitios son difíciles de manipular u ocultar.

Inconvenientes: las opiniones negativas suelen tener más peso que las positivas. Si eres muy sensible puedes quedarte muy afectado por la forma de expresarse de algún cliente cabreado.

Conclusión: escuchar al cliente para mejorar tu relación con ellos

Cada una de estas técnicas para escuchar al cliente tiene sus ventajas o desventajas pero creo que estarás de acuerdo conmigo que todas ellas son complementarias. De tal forma que una suple los defectos de otra y te permite conocer y entender mejor aquello que piensan tus clientes a cerca de tu producto o servicio.

En cualquier caso mi consejo es que midas y audites el proceso de escucha a tus clientes y emplees estas técnicas.

Tu objetivo es recabar información que ayude a tu negocio a mejorar la experiencia de tus clientes y con ellos la percepción de tu negocio.

Con estas técnicas te resultará fácil:

  1. identificar puntos de mejora en la atención
  2. conocer puntos débiles de tus servicios, productos o establecimientos
  3. medir que haces bien y que haces mal
  4. saber porque te compran tus clientes actuales y dónde das más valor
  5. conocer de cerca las principales motivaciones de tus clientes y usuarios.

Escuchar al cliente y comprender sus motivaciones es algo clave que te permitirá darle vida a tu negocio. ¿Empleas alguna de estas técnicas en tu organización o por el contrario usas otras que no he mencionado?

Fuente: Papeles de Inteligencia