Qué es la “economía gig”, por qué está creciendo tan rápido y cuáles son sus riesgos

Digamos que estás sin empleo. Y que ves una oportunidad en trabajar con Uber llevando pasajeros en tu automóvil. También puedes arrendar tu departamento a través de la plataforma digital Airbnb. Y vender algunas de tus cosas en Facebook sin intermediarios; y quizás ofrecer tus servicios profesionales por algunas horas.

Al final del mes te haces un sueldo y entonces la combinación de estas opciones te permite vivir sin tener un empleador. Te conectas directamente con otros usuarios en Internet. Eres libre, eres tu propio jefe.

Suena muy bien, quizás, pero no tienes protección social ni estás ahorrando para tu jubilación. Te enfermas y el asunto se complica. Vacaciones pagadas, ni lo sueñes. Lo que sonaba perfecto, parece que no lo es tanto.

Esa es una cara de la moneda. La otra, es la de los profesionales altamente calificados que trabajan de manera independiente para varias compañías, organizan su tiempo y desarrollan habilidades que les permiten insertarse en distintos equipos de trabajo.

Muchos son emprendedores, pueden trabajar desde la casa o el avión y generan ingresos superiores a los que podrían conseguir en un trabajo fijo con un solo empleador. Se mueven en el mundo digital como peces en el agua y nunca dejan de estudiar.

Los dos perfiles forman parte de la economía gig, también conocida como economía colaborativa, o economía de los freelance, que ha generado una gran cantidad de empleos en la última década.

Crece en la medida que se crean nuevos desarrollos tecnológicos que generan plataformas para que los usuarios intercambien bienes y servicios al margen de las empresas tradicionales.

¿Independencia o precariedad del empleo?

El nombre gig proviene, según una de las versiones más difundidas, de la época en que los músicos de jazz se ganaban la vida con el dinero recibido en cada presentación. Algo que persiste hasta el día de hoy en el mundo artístico y que se ha hecho extensivo al resto de los sectores laborales.

Este modelo de trabajo le ha dado buenos resultados a los innovadores tecnológicos que, con sus start-ups, crean las plataformas necesarias para el intercambio colaborativo, operando con mínimos costos y convirtiéndose en mediadores dominantes de un sector, lo cual les permite quedarse con un porcentaje de cada transacción.

Un estudio de la consultora McKinsey arrojó que un 27% de los trabajadores en Estados Unidos y Europa forma parte de esta tendencia.

En el caso de Estados Unidos, una encuesta realizada por el Sindicato de Freelancers y la organización Upwork detectó 55 millones de personas que trabajan por cuenta propia. Pero no sólo eso. Dos tercios de los encuestados dijeron que eran independientes porque no tenían otra opción.

Una visión distinta del fenómeno tiene Diane Mulcahy, investigadora que recientemente publicó un libro sobre la economía gig en Estados Unidos.

“Muchos trabajadores independientes eligen esta forma de empleo porque valoran su autonomía, el control que tienen sobre su trabajo y la flexibilidad que les entrega”, dijo Mulcahy.

Sus investigaciones sobre el tema muestran que el fenómeno no se reduce a los conductores de Uber. Su análisis plantea que se trata de un cambio sustancial en el mundo del trabajo.

“Hay plataformas disponibles para el trabajo de codificadores, doctores, abogados, diseñadores gráficos y muchos otros profesionales. La economía gig cruza todas las industrias, salarios y niveles de educación”, dijo Mulcahy.

El concepto gig pareciera ser tan amplio que en él cabe un desempleado que busca una opción para sobrevivir, un empleado que busca ocasionalmente una segunda fuente de ingresos o un joven profesional de Silicon Valley que desarrolla proyectos creativos.

América Latina se suma a la tendencia

Según César Buenadicha, especialista líder del Fondo de Inversiones del Banco Interamericano de Desarrollo (FOMIN), la economía colaborativa a nivel mundial crecerá desde US$14 mil millones en el 2014 a US$335 mil millones en 2025.

“En América Latina todavía no hay datos consolidados del crecimiento a la fecha , pero algunos datos de AirBnB y Uber en sectores clave como Brasil y México (y en menor medida Argentina), permiten estimar un aumento sustantivo del sector en la región”.

Según Buenadicha, la economía gig o colaborativa, entendida como una nueva forma de de interrelación entre consumidores y productores a través de plataformas digitales, crece velozmente en la región y plantea enormes oportunidades y retos.

“Hay que analizar y entender en detalle las implicancias laborales, fiscales, sociales, y en el ámbito de la competencia, de la economía colaborativa”, comentó.

Algunos de los riesgos que puede traer el crecimiento del sector se relacionan con el posible aumento de la informalidad laboral.

En este sentido, Buenadicha cree que debe existir una regulación oportuna para fomentar la inclusión social y, al mismo tiempo, la innovación en los países de la región.

Otros, en cambio, piensan que uno de los aspectos positivos de la economía gig es que no ha sido regulada, creando un espacio más democrático para que los propios usuarios tomen decisiones.

Fuente: BBC

Cómo operar una empresa “lean”

Este tipo de metodología es la opción para las empresas que desean disminuir gastos en equipo, tiempos muertos y obtener más ganancias.  Sí, la palabra lean está de moda pero esta filosofía de negocios es mucho más que eso: puede ayudarte a maximizar cada peso que inviertas en tu empresa y hacerla más eficiente.

Lo que debes hacer

1. Resuélvelo tú mismo. Elabora tus propios formatos. Recoge tú mismo los suministros que encargas a tus proveedores. Pon manos a la obra.

2. Revende lo que ya no se usa. Desprendete del equipo o mobiliario viejo. Cada centavo cuenta.

3. Da el ejemplo. Si quieres que tu personal apague las luces y renegocie con los proveedores, sé el primero en hacerlo.

4. Aprovecha cada descuento. Con membresías a asociaciones de negocios podrías obtener buenos precios en rubros costosos, como viajes o seguros.

5. Recorta. Replantéate cada nueva compra y contratación. Pregúntate: ¿lo necesitamos?

6. Ponlo por escrito. Los acuerdos en papel evitan las sorpresas, Y revisa los presupuestos para asegurarte de que se están respetando.

7. Ponte creativo. Asóciate con otros negocios para compartir promociones y recursos o para intercambiar servicios que ambos necesiten.

8. Monitorea los gastos pequeños. Cuando las salidas de dinero crecen, los problemas también.

Lo que NO debes de hacer

1. No compres nuevo. Si compras equipos en tiendas de segunda mano puedes ahorrar hasta un 60 por ciento.

2. No contrates a demasiada gente. Tu personal debe resolver las principales necesidades del negocio. Terceriza lo demás.

3. No te olvides de negociar. Solicita descuentos por volumen o por pronto pago.

4. No tires tu dinero. Compra a granel, reutiliza el papel y los materiales de embalaje, y rellena los cartuchos de impresión.

5. No escatimes en abogados o contadores. Ellos te ayudarán a tomar mejores decisiones y proteger tu negocio.

6. No pierdas tus recibos. Solicita facturas de todos tus gastos, incluidos los almuerzos de negocios.

7. No uses cualquier tarjeta de crédito. Podrías perder una tasa de interés más baja o recompensas como reembolsos o descuentos en viajes.

8. No olvides preguntar “¿por qué?”. Examina los procesos y evita hacer negocios “como siempre”. Vigila las pérdidas de tiempo, dinero y recursos.

Fuente: Entrepreneur

Cinco formas en que el coaching puede potenciar tu emprendimiento

Algunos emprendedores están optando por este tipo de dinámica más personalizada, pragmática y enfocada en el desarrollo tanto del negocio como del líder.

La necesidad de contar con verdaderos líderes que gestionen proyectos de manera autónoma y asertiva en las empresas actuales ha generado un boom en el ámbito del coaching para emprendedores.

Pero, ¿qué es exactamente un coaching dirigido a emprendedores? Se trata de una modalidad de trabajo entre el dueño de un emprendimiento y un profesional externo que permite:

  • Identificar, ajustar y potenciar la visión estratégica del negocio.
  • Desarrollar las habilidades directivas del dueño o director de la startup.
  • Actuar como catalizador y facilitador de un entorno que permita mejores resultados y mayor rentabilidad del negocio.

Si bien se trata de una aproximación que surgió hace relativamente poco tiempo, lo cierto es que existen múltiples emprendedores que están optando por este tipo de dinámica más personalizada, pragmática y enfocada en el desarrollo tanto del negocio como del líder a cargo.

El portal experto PsicologosOnline.cl compartió estas cinco formas en que puedes sacar el máximo provecho a la experiencia de contratar los servicios de un coach:

1. La química sí es un factor entre el coach y el emprendedor

Aunque parezca un elemento superficial y difícil de explicar racionalmente, lo cierto es que una buena sintonía entre tú y este nuevo interlocutor resulta esencial para que la comunicación fluya.

Por esto, al momento de buscar a uno de estos profesionales en el mercado laboral te recomendamos incluir tu intuición dentro de los criterios de selección, además de evaluar si dicha persona cuenta con habilidades blandas suficientes y una buena red de contactos, así como con requisitos tradicionales como tener un buen currículum con experiencias de relevancia en tu sector.

2. El coach no es otro consultor en tu camino

Un problema típico que aparece al comienzo de los programas de coaching es la confusión conceptual por parte del emprendedor, quien muchas veces genera expectativas poco realistas sobre esta iniciativa o piensa que el coach será otro consultor que llega a resolver sus problemas por él.

La realidad, sin embargo, es que el proceso de coaching necesita la implicación real y constante tanto del emprendedor como del coach, ya que se trata de un sistema usualmente basado en el aprender haciendo.

3. El cara a cara frecuente es requisito fundamental

Todo lo anterior nos debería dar pistas de que el coaching para emprendedores no es una tarea que se pueda realizar en la modalidad de teletrabajo, vía correo electrónico o con dos llamadas telefónicas mensuales.

Por el contrario, este tipo de programas está profundamente basado en la comunicación cara a cara, y normalmente requiere de una frecuencia mínima de una reunión semanal para tener un impacto significativo.

Sabemos que en la vida del emprendedor siempre hay una buena excusa para reagendar compromisos y cancelar reuniones por emergencias de último minuto, pero la recomendación es que intentes ser lo más responsable y riguroso posible en las sesiones con tu coach.

4. Debes estar dispuesto al cambio (y a no siempre tener la razón)

De nada vale que hayas seguido al pie de la letra todo lo que te hemos dicho hasta ahora si no estás verdaderamente dispuesto a generar cambios en tu organización, por muy pequeña o familiar que sea.

El coaching es la oportunidad perfecta para identificar los elementos que podrían amenazar el negocio, al igual que las áreas débiles de tu propio desempeño, con el fin de fortalecer tu emprendimiento. Por tanto, cualquier actitud a la defensiva es mejor dejarla fuera de la reunión.

En otras palabras: aunque seas tú el jefe de la startup, debes ser consciente de tus habilidades mejorables y entender que las propuestas que surjan de estas sesiones siempre apuntarán a una mejora en términos globales, estratégicos y a largo plazo.

5. Trabaja en metas a corto plazo para no agobiarte

Y, si bien tu coach hablará constantemente de las metas de largo plazo, también es necesario volver a la realidad inmediata de vez en cuando.

Esto lo pueden hacer en conjunto a través de:

  • Tareas o encargos que debas realizar cada semana. No tiene por qué ser algo complejo: basta con una acción del tipo “pensar en 5 logros significativos y 5 hechos decepcionantes ocurridos en mi emprendimiento durante los últimos años”.
  • La técnica clásica de ensayo y error. Un buen coaching no se sostiene sólo con teoría: es imprescindible que, a lo largo de las sesiones, el emprendedor tenga la oportunidad de experimentar lo que surja en la conversación a través de casos concretos de su negocio.
  • Un informe quincenal o mensual elaborado por el coach. El feedback del profesional es clave para identificar a tiempo diversos aspectos que quedarían en el tintero si no se hiciera una evaluación periódica del programa. Esto puede ayudar a reajustar objetivos o a focalizar parte de la energía en ámbitos antes ignorados.

Fuente: Pulso Social

Generación Z, los futuros clientes de tu empresa

Durante el pasado IAB Conecta 2017, Facebook pidió a las empresas que hackearan el futuro y se adelantaran a lo que pueda pasar en 2020 para que durante ese año se conviertan en líderes de su sector.

Un dato que las empresas no deberán olvidar: la Generación Z, jóvenes de 16 y hasta 19 años, representará 27% de la población mundial y tendrán un poder adquisitivo de 22 millones de dólares (mdd).

Los Zillennials, conocidos como los dependientes digitales, ya que cuando nacieron la tecnología ya era algo habitual en sus hogares a diferencia de los millenials o generación Y quienes nacieron junto con la tecnología.

Estos jóvenes no han desarrollado el hábito de la paciencia. Con un Smartphone, obtienen inmediatamente todo buscando internet y no están acostumbrados a hacer investigaciones más profundas sobre un tema.

Otra de sus características es ser expertos buscadores en internet y muchas veces compiten por ser el primer en sacar o descubrir un contenido, con los que ser referencia en su círculo y marcar tendencia.

Hay que tener en cuenta que su niñera no fue la televisión sino internet y buscan ser como aquellos influencers que ven a través de la red.

Son personas autosuficientes y astutas. Ellos con internet saben que pueden aprender a hacer cualquier cosa por lo que no necesitan que les ayuden. En el aspecto de la astucia podemos ver como son muy conscientes de su privacidad de ahí el éxito de los videos cortos de 24 horas de Instagram o Snapchat, que después son borrados.

Ellos lo que buscan es inmediatez y siempre sacar un beneficio. Tardan de media 9.5 segundos en quitar un anuncio web para poder ver el contenido, mucho menos tiempo que la generación Y o X los cuales están acostumbrados a consumir publicidad.

Pocos son los anuncios que consiguen captar la atención de esta generación. Por ejemplo, la mayoría de su tiempo se lo dedican al Smartphone y ahí hacen todo. Son más receptivos a los mobile app rewards, aquellos anuncios que saltan en los juegos que consumen en su dispositivo y que a cambio de ver dicho anuncio ofrecen recompensas como vidas extras, mas monedas etc.

Ellos buscan con esto una relación ganar- ganar. Y esperar que se les ceda un poco el control porque ellos son muy conscientes de su poder a la hora de elegir. Sentirse parte importante del juego o la marca y ver como sus peticiones son tomadas en cuenta. Es decir, tener más interacción.

Una cosa que hay que tener clara, el conectar con ellos implica hacer un cambio en el marketing. Lo más importante es evitar formatos intrusivos para ellos, ya que como se mencionó anteriormente son muy reservados con su privacidad.

Según una encuesta elaborada por Millward Brown el 52% de ellos buscan marcas y personas que piensen como ellos. Hoy en día es muy difícil encontrar a alguien que piense como ellos porque se consideran únicos entonces encontrar alguien que comparta lo mismo que él, es un plus.

Del estudio de Millward Brown también se determinó que el 45% de ellos buscan y valoran un contenido que sea honesto y real. Buscan anuncios con sentido del humor, música buena y una gran narrativa.

Por lo que para conectar con la generación z y asegurar una base de clientes para un futuro, ya que ellos serán quienes dentro de unos años tengan la capacidad de decisión sobre los productos hay que tener claro tres cosas:

En primer lugar, hay que estar conectado con la tecnología y usarla a nuestro favor para captarlos. Después hay que planificar muy bien el contenido recordando que no hay que ser inclusivo y la importancia de ceder el control.  Y por último elaborar un contenido con humor, buena narrativa y música atractiva.

Fuente: Forbes

¿Qué es el Business Model Canvas?

La herramienta estrella para los expertos de estrategia empresarial suele ser el business model canvas o también conocido como el lienzo de los modelos de negocio.

Esta herramienta sirve para varias cosas, que podríamos englobar en el siguiente objetivo: hacer más fácil el proceso de pensar un negocio. Lo que se logra es comprender el modelo de negocio planteándolo con una visión integrada que ve a la empresa como un todo, sin dejar de ser algo simple y fácilmente comprensible por todos.

El business model canvas fue diseñado por dos personas: Alex Osterwalder e Yves Pigneur. Alexander es suizo, graduado en ciencias políticas y PHd en Gestión de sistemas de información. En el año 1999 fundó una startup de educación. Trabajaba también como periodista e investigador y más adelante fundó una firma de estrategia de negocios llamada Strategyzer. Yves, por su parte, es un científico de la computación belga y un excelente profesional reconocido en el ámbito internacional . Ambos genios se hicieron famosos en el año 2010, en pleno boom de Internet, cuando publicaron el libro Generación de modelos de negocio.

Este libro, entre otras cosas, hablaba sobre los pros y contras de tener varias estrategias de ingresos (muchas de ellas novedosas como el freemium), algo que inspiró miles de startups en los años siguientes.

¿Cómo funciona este modelo?

Este modelo canvas divide en 9 las áreas clave de una empresa cualquiera (se puede aplicar a todas) que son, según los autores, las áreas que siempre se deben estudiar para establecer la estrategia empresarial. Las áreas son las siguientes:

Clientes

Los clientes, son, obviamente, una parte básica del modelo de negocio. Conviene definir los segmentos de clientes a los que nos dirigiremos con la estrategia.

Propuesta de valor

El problema que solucionamos para el cliente es la propuesta de valor, es decir, lo que nos hace valiosos en el mercado, por ejemplo, el ahorro, el diseño, la personalización, etc. Debe ser bien notorio. Por ejemplo, si pensamos en Google, la propuesta es ser el mejor buscador del mundo; en el caso de Nescafé, ser el mejor café que puedas tomar, en casa.

Canal

Este bloque habla de cómo se hará llegar la propuesta de valor a los clientes. Es decir. Simple, pero complejo. Nescafé tendría 2 públicos, el cliente que lo toma en su casa y el empresario que necesita el café en el centro de trabajo, por ejemplo.

Relación

Algo crítico. La idea es que una vez establecida la conexión con los clientes, se defina qué tipo de relación se creará con ellos. Qué inspirará en ellos nuestra propuesta, etc.

Flujo de ingresos

Algo que es básico, cómo se va a obtener el dinero para hacer todo esto: ventas, suscripciones, freemium, etc.Cómo se monetizará la relación creada.

Recursos clave

En este espacio del lienzo se describirán los recursos clave que se necesitarán para llevar adelante la propuesta hacia el mercado. Un punto muy importante cuando se habla de recursos en el business canvas model es la logística, por ejemplo.

Actividades clave

Como en el punto anterior, se definen las acciones básicas que se deberán llevar adelante para que la propuesta de valor llegue al cliente. Por ejemplo, procesos de producción, marketing, etc.

Alianzas

El modelo de negocio deberá siempre tener un impulso añadido, para ello sirven las alianzas estratégicas, de manera que el riesgo se reduzca.

Costos

En el último apartado del lienzo se define la estructura de costes, un aspecto en el que se puede innovar mucho. Se apalanca a las actividades y recursos necesarios que ya se explicaron antes y se detallan los costes variables, fijos, etc. para poder enfocarnos hacia un modelo de negocio escalable y sostenible. Podríamos incluir en este apartado los costes de producción, los de marketing y comunicación, los de logística, los de recursos humanos, etc. Es uno de los apartados donde se debe ser más puntilloso.

Todos estos 9 aspectos se detallan en un lienzo de una sola página. Se exige este nivel de minimalismo porque se entiende que, si algo está claro, se puede resumir. Así, todos podrán entender de qué se trata el negocio.

Fuente: Blog de Logística

Empresas con divisas propias: ¿Una idea descabellada o el futuro del papel moneda?

¿Podrías imaginarte una poderosa empresa como Apple o McDonald’s que, en vez de trabajar con tu moneda nacional, decidiera imprimir su propia divisa internacional para comprar en sus tiendas? ¿Muy descabellado? Pues, no tanto. De hecho deberías comenzar a hacerte la idea porque puede que ese sea el futuro del papel moneda.
Hace 1205 años el mundo decidió dar un giro a las antiguas prácticas comerciales que se tenían; con el fin de mejorarlas, se ideó la fabricación de un papel sumamente especial en el que se utilizaran los rostros de los héroes históricos y personajes (e inclusive, animales) más resaltantes de nuestros países y en honor a su historia se decidió que estos fuesen las figuras del dinero volante1 que hoy conocemos como papel moneda, el cual manejamos 24/7 en cada país. Esta tradición está arraigada a la idiosincrasia representando, en cierto modo, la cultura de un país pero a medida que pasa el tiempo y avanzamos en el ámbito digital con las criptomonedas o divisas digitales, el papel moneda como lo conocemos ha estado perdiendo su carácter distintivo-creativo que tuvo tanto auge en años previos.
A raíz de la problemática y con intenciones de reinventarse, algunas empresas han decidido crear sus propias monedas. Este es el caso de Burger King Rusia con la Whoppercoin, la cual sirve para los clásicos programas de fidelización con el cliente pero adaptado a la tecnología actual la cual consta de: 1 Whoppercoin por cada rublo gastado en uno de sus locales. Y cuando tenga 1.700 Whoppercoins, podrá cambiarlas por una Whopper sin coste extra; al ser una criptomoneda, la Whoppercoin puede ser transferida y usada de forma online para pasársela a un amigo, ahorrarla o incluso venderla a nuevos clientes. Sin embargo, a pesar de que es novedoso, el programa aún tiene aires de ser un sistema de recompensas para los clientes.
En Francia encontramos algo aún más innovador: Empresas con divisas propias que impriman sus propios billetes. Esta idea surgió de la mente de Jade Dalloul, un diseñador gráfico francés, quien tuvo curiosidad sobre cómo se verían los billetes si los produjeran las mismas empresas.
En cuanto al diseño, la parte delantera muestra el rostro de un personaje emblemático de la empresa mientras que la parte trasera incluye elementos alegóricos y representativos de la empresa, además de una cita o eslogan de la misma. Estos fueron los resultados: Larry Page y Sergey Brin, fundadores de Google; Ray Kroc, actual Jefe de McDonald’s; Bill Gates, fundador de Windows; Mark Zuckerberg fundador de Facebook; y Steve Jobs, fundador de Apple:

El diseñador francés es consciente de que la estética tradicional de los billetes está fuertemente relacionada con la riqueza de la cultura, la historia de los países y los personajes importantes que las escribieron pero también señala que los personajes que han trascendido lo inimaginable marcando hitos en la historia actual (como Steve Jobs y Mark Zuckerberg) se han convertido en los nuevos Darwin y Franklin de nuestra época, y ya que existen empresas y compañías con activos, nóminas y PIB más altos que los de muchos países pequeños ¿por qué no permitirles crear sus propias divisas?
Jade Dalloul está convencido de que la creación de una moneda-empresarial podría revolucionar completamente la manera en que obtenemos productos y los comercializamos; promoviendo también la unificación de los clientes a nivel internacional, porque sería una moneda que todos podrían adquirir. Así mismo espera que su idea pueda inspirar a otros a querer mejorarla para ejecutarla y hacer la moneda-empresarial la divisa del futuro.

Fuente de las imágenes: CNN / Autor: Jade Dalloul

Seis tecnologías que útiles para las pymes en 2017

Puede que en otras épocas, los avances tecnológicos fuese una posibilidad a la que solo accedían las grandes empresas, debido a los costes que suponían, sin embargo, las nuevas las tendencias tecnológicas están cada vez más disponibles para las pymes, lo que ofrece mejores oportunidades para competir a las que, por ahora, son pequeñas y medianas marcas.

 

Según el CTO de Sage, Klaus-Michael Vogelberg: “En un momento en el que las compañías, grandes y pequeñas, se están transformando de una forma más o menos intensiva en compañías con tecnologías habilitadas, los emprendedores de hoy deben estar al tanto de las oportunidades que este desarrollo tecnológico puede aportar a sus negocios”. Es por ello que se contemplan seis tendencias tecnológicas que pueden ser de gran utilidad para las pymes y entre las que se citan:

  1. Chatbots y asistentes virtuales

“Los operadores autónomos, como los chatbots o los asistentes virtuales, se utilizarán de forma común en los diferentes dispositivos e interfaces de usuario en las que los empresarios gestionan y controlan sus negocios. Estas interfaces cambiarán drásticamente la forma en que humanos y ordenadores trabajan e interactúan entre sí. Mientras que en el pasado los usuarios utilizaban el teclado y el ratón para interactuar con los PCs, en la actualidad, éstas herramientas se irán sustituyendo por el uso del lenguaje y el control de gestos para “comunicarse” con las máquinas. La experiencia de usuario no sólo será más práctica e intuitiva, sino también más dinámica: estos sistemas trabajarán de forma autónoma y tendrán capacidades de autoaprendizaje.”

  1. Inteligencia artificial

“Con la proliferación de volúmenes de datos generados por todo tipo de sensores y dispositivos por un lado, y la potencia de los ordenadores y el software de análisis especial y los agentes inteligentes cada vez más potentes por el otro, las empresas necesitan encontrar maneras de extraer conocimiento de la riqueza actual con la que cuenta el Big Data.

Se recomienda a las compañías asociarse y colaborar entre sí, para potenciar sus equipos y la cantidad de datos que se puede recibir, así como el análisis de los mismos.

  1. Blockchain

“Los generadores de negocio deben analizar concienzudamente si la novedosa tecnología blockchain puede tener efecto en sus modelos de negocio actuales y en qué medida. Concretamente, aquellas industrias cuyo trabajo como intermediarios (como los abogados, notarios, agentes inmobiliarios o financieros) puede verse afectado por esta innovación. Contables y ejecutivos también verán afectada la forma en la que trabajarán en el futuro, ya que el blockchain cuenta con el potencial de eliminar una parte significativa de su carga de trabajo (transacciones, transferencias monetarias o pago de recibos).

La tecnología blockchain organiza las transacciones de los activos digitales de una forma radicalmente novedosa. En lugar de utilizar intermediarios como bancos, notarios, autoridades inmobiliarias o plataformas de mercado para legitimar el intercambio de ciertos activos (propiedades digitales, bienes comerciales, contratos digitales o, incluso, transacciones financieras a través de divisas digitales como bitcoins), el blockchain permite a cada individuo transferir estos bienes de una forma directa, segura e inmutable. Un libro mayor descentralizado y distribuido desde una base de datos compartida entre múltiples participantes, combinada con algoritmos criptoeconómicos constituye la base tecnológica del blockchain. Todos sus participantes (conocidos como nodos) tienen acceso a este libro contable, que contiene un inventario de todos los asientos digitales relevantes. Todos los participantes de esta red cuentan con una copia idéntica del libro y todos los cambios que en él se realicen se aplican en cada copia en cuestión de minutos o, incluso, segundos. De esta forma, el sistema es transparente y crea confianza entre todos los participantes sin necesidad de la legitimación de una tercera parte autorizada.”

  1. Revolucionar los pagos y tranferencias

La forma en la que usamos el dinero y realizamos pagos y transferencias ha cambiado radicalmente: principalmente, porque las aplicaciones de pago por móvil permiten a los usuarios realizar sus transacciones y compra de bienes con un solo click. Pero en el fondo sistemas como los software de contabilidad resultan ser menos accesibles e intuitivos para los usuarios y están menos integrados. Un ejemplo de ello es que, actualmente, las compañías no cuentan con la posibilidad de realizar pagos de facturas o gestionar sus transacciones financieras entre socios y bancos a golpe de ratón.

En 2017, surgirán soluciones que permitirán a las empresas establecer una cadena de valor de pagos integrados con sus proveedores y clientes. Estas nuevas soluciones permiten realizar pagos de forma inmediata y omnicanal, y se integrarán en los sistemas de contabilidad financiera de las empresas del mañana. Las plataformas de e-commerce, los bancos, las fintech y los socios podrán beneficiarse de los estándares API, que serán utilizados para crear nuevos servicios y permitir el procesamiento sin fisuras y totalmente automatizado de pagos y transacciones financieras.

  1. Infraestructuras basadas en plataformas

En 2017, cada vez más pymes reemplazarán sus sistemas actuales por soluciones de software integradas en la nube y se beneficiarán de las plataformas móviles.

“La gran ventaja de estas plataformas es que dan acceso a las pequeñas compañías a soluciones innovadoras de software y servicios empresariales que no se podrían haber permitido hace cinco años. Además, estas plataformas Cloud están democratizando la forma en la que las compañías incrementan su acceso a las aplicaciones de última generación y tecnologías inteligentes y escalables”, afirma Klaus-Michael Vogelbert. “Estas tecnologías permiten a los generadores de negocio descubrir nuevos métodos de trabajo y dotarlos de la infraestructura necesaria para recibir cualquier tipo de datos de sus partners o del Internet de las Cosas, analizarlos y, con un estilo de “desarrollador ciudadano”, crear algo nuevo y productivo”, prosigue el CTO de Sage.

  1. El Internet de las Cosas creará nuevos servicios y perfiles profesionales

Las pymes deben poner el punto de mira en las nuevas posibilidades que emergen con la penetración del Internet de las Cosas en la vida cotidiana. A través de distintos sensores introducidos en máquinas, coches, móviles, muebles e, incluso, seres humanos (por ejemplo, para uso médico), se generará una cantidad ingente de datos que resultará ser un verdadero tesoro y permitirá crear una gran diversidad de nuevos servicios.

Fuente: Merca20