¿Qué es el V-commerce y para qué se utiliza?

 

Los asistentes de voz están cada vez más presentes en la vida de los usuarios. Si bien este hecho parecía algo sacado de una película futurista, en la actualidad, su uso está muy arraigado, y los consumidores recurren a ellos para múltiples tareas.

Todo comenzó con el uso de los asistentes de voz que incluían los dispositivos móviles. No obstante, al ser algo nuevo, estos despertaban solo algo de curiosidad entre los usuarios, por lo que no llegaban a utilizarlos de la manera correcta. Además, su eficacia se ha ido mejorando con el tiempo, ya que, en ocasiones, las palabras que aparecían en pantalla no eran las mismas que las que había dicho el individuo.

Hoy en día, estos asistentes de voz siguen evolucionando, y empiezan a adentrarse en otros ámbitos,  comenta Andrían Pallarés, experto en marketing online y SEO.

Por este motivo, el asunto de los asistentes de voz se ha convertido en una gran preocupación para los marketers, los cuales deben conocer sus usos con fines consumistas, pero también para poder utilizarlos en su estrategia.

El asistente de voz se convierte en una herramienta de trabajo

Al saber que los consumidores utilizan más los asistentes de voz, los marketers tienen que saber cómo utilizarlos para conseguir posicionar en lo más alto sus propios servicios. Esto significa que, los mencionados asistentes de voz, afectan al posicionamiento SEO, por lo que los marketers deben estar muy familiarizados con ellos, para que así se conviertan en una herramienta más de trabajo.

Sin embargo, esto no es un camino de rosas. Estos deben trabajar duro para conseguir posicionarse en este terreno. Aunque, de todos modos, les costará el mismo esfuerzo que cualquier otra estrategia de marketing digital. Los asistentes de voz pueden ser muy útiles para atraer a los consumidores, no obstante, han de planificar estrategias para que estos regresen.

Una estrategia similar a la de las aplicaciones

Las empresas están comenzado también a hacer uso de los asistentes de voz. En la actualidad, uno de sus objetivos es crear una estrategia de marketing relacionada con estos. Este hecho recuerda mucho al que ocupaban las aplicaciones móviles en su día. Estas causaron sensación en el mismo instante de su aparición en el mercado. No obstante, los empresarios sabían que no solo se trataba de lanzar una aplicación al mercado, sino que también tenía que tener interés para el usuario, de esa forma conseguirían atraerlo.

Pues en el ámbito de los asistentes de voz sucede exactamente lo mismo. Las empresas están creando servicios para que sus clientes puedan utilizarlos a través de estos, por lo que, mencionadas empresas, deben aprender a desarrollarlos de la manera correcta.

Además, las marcas también deben aprender cómo aparecer entre los resultados de una búsqueda de voz de un usuario. Es decir, cuando este busca un determinado producto o servicio, le aparecerá información genérica. Lo que debe conseguir la empresa es aparecer en medio de toda esa información. Por este motivo, las marcas tienen que replantearse cómo hacer SEO y crear estructuras próximas al lenguaje natural.

¿Qué es el V-commerce y para qué se utiliza?

El Voice Commerce, más conocido como V-commerce, se trata del comercio electrónico a través de los asistentes de voz. Mediante este, cualquier cliente podrá pedir un producto y añadirlo a su carrito de la compra solo con utilizar su voz. Este tipo de comercio está convirtiéndose en tendencia y no tardará en ponerse de moda, por lo que las empresas deben ponerse las pilas para poder proporcionar estos servicios a sus clientes.

Aunque los asistentes de voz ya permiten comprar cosas, cuando un usuario pide un artículo genérico, las empresas aún no saben cómo se realizará la compra, ni lo que deben hacer para ser los primeros en aparecer en los resultados de búsqueda. Por lo tanto, todavía queda mucho camino por recorrer, pero debe poner todos sus esfuerzos para estar actualizados en un mercado tan competitivo, en el cual cada marca lucha por conseguir clientes y asentarse en las primeras posiciones de los resultados de una búsqueda online.

Otro punto de suma importancia para las empresas, es el temor a que todo este nuevo mundo de los asistentes de voz se convierta en un escenario más de pago.

¿Por qué es beneficioso el V-commerce?

Para muchas empresas, el hecho de integrar los asistentes de voz entre sus servicios, puede ser una gran oportunidad para mejorar la experiencia de sus clientes, además de crear nuevas posibilidades de compra y de su personalización.

Una de las ventajas del comercio de voz, es que el cliente puede tener acceso a los productos de una manera más rápida y sencilla. Además, también tendrá una experiencia más personalizada, ya que las empresas podrán recoger datos de un cliente y usarlos en futuras compras. De esta forma, se crean experiencias individuales personalizadas para cada consumidor.

Las marcas que recopilan información sobre el comportamiento y las preferencias de sus clientes, son capaces de crear y desarrollar estrategias de marketing mucho más eficaces. Por este motivo se dice que la información es poder.

Las ventajas de este tipo de comercio para las pequeñas y medianas empresas

El uso de los dispositivos móviles está muy arraigado en la sociedad actual. Por este motivo, muchas empresas tuvieron que adaptar sus páginas web a estos, así podrían captar a un mayor número de clientes. Pues bien, con los asistentes de voz sucede exactamente lo mismo. Las marcas tienen que incluirlos en sus estrategias de marketing para atraer a más consumidores.

Para los propietarios de pequeñas y medianas empresas, el V-commerce significa tener un medio más para conseguir ventas, por lo que deberían arriesgar e invertir en este tipo de tecnología. Además, incluir el comercio por voz en sus negocios, puede convertirse en una nueva forma de interactuar con sus clientes.

En definitiva, el comercio por voz ha llegado para quedarse, ya que los consumidores cada vez son más exigentes y, por ello, prefieren que sus experiencias de compra sean mejores, más intuitivas y más simplificadas.

Fuente: Entreprenuer