Las 4 grandes oportunidades del e-commerce para el 2018

Para los amantes de las compras en línea hay buenas noticias, según cifras de eMarketer el valor de las ventas globales en línea llegarán durante 2018 a los 2 mil 774 millones de dólares, cifra impresionante si se compara con los 10 mil millones que se esperan para México el mismo año.

El e-commerce apenas comienza a crecer y los límites actuales serán rápidamente rebasados, Jeff Bezos —dueño de Amazon— es hoy el hombre más rico del mundo y en gran medida la persona que dicta las tendencias del retail digital. La presencia de Amazon en México ha sido bien recibida por los clientes, también ha sido un detonante para que muchas empresas busquen la suerte en el e-commerce.

Los experimentos de competidores de Amazon han sido variados y lamentablemente se han quedado en la periferia de los mercados potenciales con mayor crecimiento, un ejemplo notable son los productos perecederos que apenas han recibido atención por apps como The Corner Shop. Para los empresarios de América Latina resulta de especial importancia voltear a categorías que tengan menor saturación y en las que sea posible crear oportunidades de negocio, el gigante propiedad del Jeff Bezos no es necesariamente el más barato ni el que provee los mejores productos; sin embargo, los consumidores han llegado a la conclusión de que es la mejor y única opción.

Este último factor es determinante en un mercado que es llevado principalmente por dos factores: comodidad y precio. Un buen ejemplo de lo último es la cotización de un paquete de baterías AAA; en Amazon las 20 piezas costarían poco más de 150 pesos por la marca Amazon Basics, en contraste comprar el mismo producto pero de  marca Panasonic podría costar hasta 15 por ciento menos.

Curiosamente en un sondeo informal dentro de mis conocidos todos asumían que Amazon sería más barato, el secreto más valioso del gigante del e-commerce es la percepción que existe entorno a su marca.

 Mercados con potencial

Para las empresas que busquen invertir en el espacio del e-commerce hay mucho espacio disponible. Según cifras de Nielsen hay cuatro categorías con baja saturación en hábitos de compra en línea, mismas a las que convienen prestar atención. De manera interesante la de mayor potencial es la de compra de comida para mascotas que apenas suma 13 por ciento de la participación de hábitos, es decir, sólo ese porcentaje hace compras de ese bien a través del medio digital. El consumidor puede beneficiarse de un servicio que responda al problema y la baja aceptación indica que existe una necesidad no cubierta en especial si se considera que el número de mascotas en América Latina va en franco crecimiento.

Otro mercado que vale la pena atender es el de vinos y licores que escasamente es atendido por sistemas de compras de víveres para el hogar. Los vinos y licores han sido objeto de varios intentos de ser atendido, pero el consumidor parece no ver beneficio de pedir el vino para la entrega digital. Esto podría señalar falta de planeación en la compra o el deseo de ver el producto antes de hacer la transacción. Los problemas son sujetos a mejora a través de mejores sistemas de entrega.

En tercer lugar encontraremos los productos para bebé que han tenido poca tendencia a ser comprados en línea, un mercado que probablemente no crecerá más allá de los límites de mesas de regalos por nacimiento o ceremonias religiosas. Sin embargo, la fricción para adquirir consumidores podría ser menor y el obstáculo más grande será la graduación de clientes al salir de este segmento. Las familias más pequeñas son un reto a vencer y son causantes de menores índices de repetición de compra. Para los más avanzados el modelo de suscripciones podría establecer una salida a los límites orgánicos del mercado estrategia que funcionó para The Dollar Shave club y otras Start ups norteamericanas.

Por último están las empresas que sean capaces de vender productos perecederos. Un segmento francamente desatendido y poco comprendido, la barrera será la inteligencia artificial y la capacidad de llevar una operación impecable al momento de entregar. Para el consumidor urbano esta es la opción de mayor valor. En este terreno Bezos ha puesto la mirada con la compra de Whole Foods. Para las empresas de productos perecederos el reto es de envergadura logística y la estructura de personalización que la categoría exige. Para cada consumidor el concepto de perecedero es distinto, frutas y verduras presentan el reto mayor per también la compra de lácteos y productos que requieren refrigeración. La alternativa natural es la entrega de productos fuera del hogar o el abastecimiento directo del refrigerador. En los dos últimos casos habrá una competencia feroz y con toda seguridad será una empresa pequeña la que sea capaz de resolver el acertijo.

Fuente: Merca20

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s