Lo importante no es comprar Bitcoins, es qué haces con ellos

¿Merece la pena comprar Bitcoins? Ciertamente, nadie lo sabe, y si alguien te dice estar seguro de ello probablemente está tratando de estafarte. El BTC es un producto de inversión complejo con el que puedes ganar dinero o perderlo, dependiendo de cómo evolucione su precio y de otros factores que tienen que ver con la gestión.

La decisión de invertir en Bitcoins es clave, pero aún más importante es qué hacer una vez que ya tienes tus tokens en cartera. Si no, que se lo pregunten a los que decidieron meterse en la plataforma BitConnect, que acaba de anunciar su cierre definitivo. Acusada de estafa piramidal, la plataforma de “préstamo” de BTC más popular echa así el cierre.

Básicamente, BitConnect ilustra uno de los peligros del Bitcoins y las criptomonedas: el galopante desconocimiento de su funcionamiento, algo que se lo pone en bandeja a aquellos que quieren aprovecharse de la ignorancia de muchos inversores. Esta plataforma se basaba en el llamado Esquema Ponzi, conocido en España como Timo Piramidal.

Su funcionamiento era el siguiente: tomaban prestados tus Bitcoins durante un plazo de tiempo en el que los invertían según les venía en gana. Transcurrido ese tiempo, te transferían parte de los beneficios obtenidos, pero ¡cuidado! No en BTC, sino en tokens de otra criptomoneda creada por ellos mismos.

¿Dónde está el problema? Dicha criptomoneda, llamada BCC, puede tener valor o no tenerlo, como se ha demostrado ahora. En las últimas semanas su cotización con respecto al Bitcoin se ha desplomado y ahora cada token vale menos de 50 dólares.

El resultado es que los propietarios de la plataforma han ganado mucho dinero moviendo tus Bitcoins pero tú has ganado tokens de una moneda virtual que ahora no vale nada.

Cosas que debes saber antes de mover tus Bitcoins

Mencionamos el caso anterior porque acaba de producirse y porque es un ejemplo perfecto de cómo no debes actuar, del peligro del Bitcoin, o más bien de los lobos que se mueven en torno a él. No es el único problema que puede acechar a tu cartera digital de criptomonedas, hay muchos más, algunos de ellos totalmente desconocidos.

Aquí va una selección de los más importantes.

Sin banco central

Para empezar, y probablemente esto ya lo sabes, las criptomonedas son productos totalmente descentralizados, es decir, no hay gobierno ni banco central detrás. Este hecho puede parecerte positivo, pero depende de lo que quieras conseguir y de cuánto estés dispuesto a arriesgar.

Un banco central se encarga -entre otras cosas- de mantener estable la cotización de su moneda. De lo contrario podría valer la mitad de un día para otro y causar grandes problemas a los ciudadanos.

Como las criptomonedas son totalmente virtuales y no existen como tales en ningún país, no necesitan banco central. Eso es bueno si quieres ganar dinero con ellas y sabes cómo hacerlo, pero también significa que puedes perder tu inversión en cuestión de horas. No hay mecanismo regulador que evite la devaluación acelerada de tus tokens.

Puedes salir a cenar siendo millonario en Bitcoins y volver a casa habiéndolo perdido todo.

No hay garantía de depósitos

Este problema del Bitcoin y las monedas virtuales enlaza directamente con el anterior. Todo es extraoficial y prometedor, pero a la vez peligroso. Un wallet o una plataforma de intercambio no es como tener tu dinero en el banco, para lo bueno y para lo malo.

Si un banco cierra y se lleva tus ahorros, los gobiernos tienen un mecanismo llamado garantía de depósitos que permite a los ahorradores recuperar parte de su dinero o incluso la totalidad, a no ser que lo hayan invertido en acciones u otros productos financieros. La liquidez de tu cuenta es recuperable.

Si tu exchange de BTC cierra, prepárate para no volver a tener noticias de tu inversión en ella.

Tu clave lo es todo

Tu llave virtual es la puerta de entrada a tus Bitcoins, la única que existe. Hay miles de personas que invirtieron en su día en criptomoneda y ahora son ricos, pero de nada les sirve: no pueden entrar a su wallet porque han perdido la contraseña.

Guárdala a buen recaudo de los hackers, pero no tan bien como para no encontrarla ni adivinarla luego. Es otra desventaja de estas monedas, y es que no hay un empleado al que puedas ir para solicitarle una nueva clave.

¿Libres de impuestos? Depende de tu país

Al igual que ocurre con el balance de tu casa de apuestas virtual, es posible que Hacienda esté vigilando tus movimientos de dinero en el mercado online. Es difícil, ya que el protocolo Blockchain dificulta enormemente el rastreo por parte de las autoridades, pero no es imposible.

En algunos países como Estados Unidos hay que tributar por las ganancias obtenidas con los Bitcoins. Es un producto financiero como cualquier otro y por lo tanto está sujeto a impuestos.

El corralito del Bitcoin

El llamado corralito es el nombre que se le da a las restricciones que se imponen cuando mucha gente quiere sacar dinero del banco. Las entidades corren el riesgo de quedarse sin liquidez e ir a la bancarrota, así que impiden a sus clientes disponer de todo su dinero, por injusta que sea la medida.

El pánico bancario en el mercado de las criptomonedas es realmente parecido. No todo el mundo puede vender o canjear sus Bitcoins cuando quiera, ya que hay usuarios que tienen preferencia por ser los más activos a la hora de minar y de colaborar con el Blockchain. Esto significa que si se repente todo el mundo quiere vender sus BTC, puede que tú te quedes con los tuyos viendo como tus ahorros pierden todo su valor en cuestión de minutos.

Fuente: Computer Hoy

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s