¿Qué es la estrategia Océano Azul?

Muchas empresas gastan la mayoría de su tiempo y recursos en competir por su posición en el mercado. Pero, ¿y si en lugar de gastar toda nuestra energía compitiendo, nos preocupamos por buscar nuevos mercados sin competencia? De esto habla la estrategia del océano azul, que comentamos a continuación.

Esta teoría nace del libro “Blue Ocean Strategy” de Chan Kim y Renee Mauborgne. Para entender lo que es un océano azul, primero hay que conocer el océano rojo. Éste representa las condiciones de un mercado en el que las empresas luchan constantemente entre ellas, con el objetivo de conquistar una posición en el mercado. Se trata de mercados saturados con muchas empresas ofreciendo servicios o productos similares.

El océano azul, sin embargo, reivindica la búsqueda de un mercado libre de competidores, donde la lucha constante por un espacio en el mercado no sea necesaria. Según la teoría del océano azul, las empresas no triunfan mediante la competición directa con otras empresas. La clave se encuentra en la búsqueda y creación de océanos azules; mercados hasta ahora vacíos, fácilmente conquistables y de rápido crecimiento. Persiguiendo la diferenciación y el “low cost” creamos nuevos mercados, haciendo que la competencia sea irrelevante.

Cuatro Acciones vs. Cinco Fuerzas

Según los autores del libro “Estrategia de los océanos azules”, la clave para encontrar un océano azul es tener en cuenta el “marco de las cuatro acciones”. Este marco se utiliza para reconstruir los elementos de valor del cliente y crear una nueva curva de valor. El marco plantea cuatro preguntas clave:

  • Elevar: ¿Qué factores deben elevarse muy por encima del estándar de la industria?
  • Eliminar: ¿Qué factores, por las que la industria ha competido mucho, deben ser eliminadas?
  • Reducir: ¿Qué factores deben reducirse muy por debajo del estándar de la industria?
  • Crear: ¿Qué factores, que la industria nunca ha ofrecido, deberíamos crear?

Nunca es fácil encontrar respuesta a estas cuatro cuestiones, pero planteárnoslas nos ayudará a analizar todos los factores sobre los que compite la industria. Dándonos cuenta de todas las suposiciones inconscientes que hacemos cuando competimos, al mismo tiempo que nos empuja a la búsqueda de la diferenciación y el “low cost”.

La teoría de los océanos azules está en directa oposición con la teoría de las Cinco Fuerzas elaborada por Michael Porter. Dicha teoría se centra en dar claves a las empresas para saber cómo competir en su mercado, en lugar de cómo buscar un nuevo mercado donde posicionarse (un océano azul). El modelo de Michael Porter se basa en cinco factores específicos que ayudan a determinar si las empresas son rentables, basándose en otras empresas que compiten en el mismo mercado.

Esta fórmula de las Cinco Fuerzas ha sido muy criticado por los autores de la estrategia de los océanos azules, ya que las cinco fuerzas nos incitan a quedarnos siempre en océanos rojos gastando todas las energías en competir directamente, en lugar de buscar la diferenciación. Es importante no obsesionarnos con la competencia y dedicarnos a buscar alternativas.

Ejemplos y casos de éxito de la estrategia de océanos azules

Un ejemplo que se suele utilizar mucho para explicar esta estrategia de océanos azules es el Cirque du Soleil. Este mítico espectáculo, en lugar de competir contra el circo número uno del mundo (Ringling Bros. And Barnum & Bailey) reinventó su espectáculo, creando un nuevo concepto de circo y consiguiendo unos ingresos que sus competidores habían tardado más de cien años en alcanzar.

El Circo del Sol, en lugar de luchar por los clientes de Ringling buscó su propio océano azul. Crearon un nuevo espacio en el mercado del espectáculo, donde no había competidores. Este nuevo espacio comenzó a atraer consumidores que hasta ahora no consumían circo, se generó una nueva demanda en un nuevo nicho de mercado, todo mediante la revisión del concepto de circo. Nació un nuevo océano azul.

Lo mismo sucedió con el lanzamiento de la Wii de Nintendo. En un mercado saturado de oferta (PlayStation, Xbox…) la empresa japonesa supo diferenciarse y crear su propio concepto de videojuego. Introduciendo nuevas características, como el control intuitivo de movimientos mediantes sensores, surgieron nuevos conceptos de videojuegos que ampliaban el target de sus clientes, incluyendo otros perfiles que hasta ahora no consumían videojuegos; ciudadanos adultos, amas de casa, etcétera.

En definitiva, no desperdicies todas tus fuerzas en la lucha constante contra tus competidores. Párate un momento, trata de pensar en las cuatro preguntas que antes hemos planteado y diferénciate. Crea tu propio océano azul, inventa tu propio mercado y olvídate de competir. Porque más vale dedicarnos a mejorar e innovar en nuestra empresa.

Fuente: IEBS School

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s