¡Emprendedor! Encuentra a tu socio ideal.

     Emprender un negocio no es tarea simple aunque puede ser mucho más sencilla si tienes a tu lado a las personas adecuadas. Un buen socio o compañero puede ser muy producente para el futuro de tus ideas, puede marcar la diferencia entre una “idea” y una “compañía”, aquí te aportamos diversos consejos de cómo encontrar el socio ideal:

    Trabajar juntos antes de ser socios: De ser posible, trabaja con esa persona antes de empezar tu negocio juntos, esto te dará la oportunidad de conocer bien a la otra persona, su estilo y forma de hacer las cosas, podrás ver sus capacidades, actitudes y aptitudes y si pueden ser compatibles a la hora de solucionar problemas o solventar cualquier inconveniente que se pudiese presentar. Vas a pasar bastante tiempo junto a esta persona en un ambiente estresante como el que puede ser iniciar un negocio, empresa, así es mejor que disfrutes de su compañía.

    Conéctate con la familia: Es muy común escuchar que debes ser bastante precavido a la hora de hacer negocios en familia, pero para muchos emprendedores ya exitosos, ha sido una ventaja poder tener una relación personal y familiar ya que puedes conectarte de una manera más precisa. Compartir valores es mucho más importante que casi cualquier otra unidad métrica, esto lleva conseguir una importante concordancia a la hora de establecer la misión y visión de tu compañía. Los valores llevan a las personas a realizar cosas extraordinarias, tomar riesgos, sacrificios y trabajar aún más y mejor por los cometidos deseados.

    Tener en claro las metas y compartirlas: Estar alineados en lo que se quiere llegar a ser como compañía es crucial. ¿Cuál es nuestra meta principal? acaso  es crear un estilo de vida negocios o solo generar ingresos y vender. Al principio todo tipo de negocio puede parecer muy similar para los emprendedores pero se pueden desviar rápidamente si los destinos y deseos de los socios no concuerdan. Si puedes discutir de forma constructiva los valores y metas que deseas alcanzar con tu posible compañero  y así poder organizar algo con los aspectos positivos de ambos puntos de vista, seguramente, tienes al frente un buen asociado.

    Encuentra talentos complementarios: Idealmente, tu equipo a la hora de empezar un negocio debe tener diversos talentos con variados rangos de experiencia, incluyendo socios que complementen tus habilidades. Tener diferentes fortalezas y debilidades hará una sociedad mucho más productiva y le dará a tu compañía la experiencia que necesita para crecer y desarrollarse de manera adecuada. Por ejemplo, si estás empezando una compañía de productos deportivos, eres un genio en administración pero no conoces bien el tema de deportes, alguien que sí lo haga y además conozca de mercadeo puede ser un excelente compañero para ti, ya que podrán satisfacer y atacar las necesidades de la demanda de forma adecuada.

Investiga sobre la estabilidad financiera: Cada vez que haya un patrimonio compartido, imagínate que se trata de matrimonio. Es irreductible saber si los socios potenciales son tolerantes al riesgo, pero también, si son económicamente capaces de embarcarse en el mismo. Como con una esposa, es importante discutir sobre finanzas de manera adelantada y así evitar cualquier sorpresa en el futuro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s