6 razones para elegir el coworking

Para los que recién se convierten en emprendedores o profesionistas independientes, dejar de trabajar en una oficina es una gran victoria: se acabó el horario fijo de 8 a 5, el tráfico y los compañeros nocivos; ahora uno es el dueño de su espacio y de su propio tiempo.

Sin embargo, a veces el encanto se termina muy pronto. Si no se tienen buenos hábitos de disciplina, trabajar desde casa se puede convertir en una invitación a la procrastinación y a la dificultad para concentrarse.

Además, el aislamiento implícito en la idea de trabajar en casa no siempre tiene efectos positivos. Y no sólo nos referimos a sus implicaciones a nivel personal sino también a: ¿qué sucede cuando nuestro negocio necesita que nos hagamos de nuevos clientes y contactos?

Un emprendimiento se puede morir sin la frescura de la interacción humana: estar con un grupo de personas favorece la retroalimentación y la circulación de las ideas.

Por todos estos motivos, el coworking es una solución alternativa para los que buscan un espacio fijo de trabajo, pero exento de la rigidez de las oficinas tradicionales.

Los espacios de coworking son espacios alternativos de trabajo totalmente equipados que se comparten con otros emprendedores, pequeñas empresas y profesionistas independientes y, si cada vez más personas optan por ellos, es porque ofrecen numerosas ventajas:

1. Flexibilidad 

Los espacios de coworking ofrecen distintos tipos de membresías: tiempo completo, tres días a la semana, una semana al mes… El espacio se encuentra disponible para cuando lo necesitemos y, lo mejor de todo: sin exigirnos puntualidad ni rendición de cuentas.

2. Controlar las distracciones 

Contar con un espacio dedicado exclusivamente al trabajo nos ayudará a postergar menos y a concentrarnos más: seguramente tendremos ganas de cumplir todos nuestros objetivos del día antes de irnos a casa.

3. Networking y serendipia 

En un espacio de coworking, podemos pedirle su opinión sobre nuestra web al diseñador que se sienta a nuestro lado. Los chicos de por allá que tienen una startup podrían convertirse en nuestros próximos clientes. Quizás, al hablar con un extraño en las áreas comunes, nos llegue de pronto la inspiración para una nueva idea de negocios, y quizás hasta encontremos al socio perfecto, nunca se sabe: ésa es la magia de compartir un espacio con personas de todo tipo de contextos y campos productivos.

4. Espacios profesionales para reunirse con los clientes 

La sala de juntas de un espacio de coworking siempre será más profesional que la sala de nuestra casa o que ese café que hemos convertido en nuestro centro de operaciones.

5. Mejor equilibrio entre el trabajo y la vida personal 

A veces cuando el trabajo está en casa y el hogar está en el trabajo se vuelve muy difícil discernir las obligaciones que tenemos de cada lado. Contar con un espacio flexible de coworking ayuda a separar y mejorar nuestro rendimiento en los dos ámbitos.

6. Economía 

Adicionalmente, si somos una microempresa y ya estábamos pensando en rentar una oficina, elegir el coworking nos puede ahorrar costos y mantener la flexibilidad con nuestro equipo de trabajo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s