close

Reclutamiento

NegociosReclutamientoStartUp

Manizales Más – Acompañamiento para Start Ups en Colombia

Manizales Más es una iniciativa privada que se ha planteado el firme objetivo de empoderar el ecosistema de nuevos emprendedores y empresarios innovadores en Colombia. Desde este nuevo programa de formación para el emprendimiento de la Universidad de Manizales tienen la convicción inamovible de que la educación más acciones concretas son el único motor capaz de transformar, de manera sostenible, el aparato productivo de un país.

Utilizando una adaptación de la metodología de Babón, el instituto académico número uno en el mundo en temas de desarrollo y emprendimiento, El programa de Manizales Más apunta a completar a optimizar las condiciones de emprendimiento local a través de la formación académica de alto impacto.

¿A qué se dedican en Manizales Más?

A través de una serie de programas de formación, entrenamientos y la colaboración permanente con un Pull de empresarios jóvenes y también empresas con décadas de experiencia, Manizales Más apunta a varios objetivos específicos:

  • Educar a las personas parar fomentar un clima óptimo para la innovación y el emprendimiento en la región.
  • Colaborar y motivar a otros stakeholders a que impulsen programas de desarrollo empresarial y nuevos emprendimientos de pequeña y mediana talla en la región.
  • Estimular la capacidad de trabajo y un crecimiento sostenible en las empresas que impacta.
  • Empoderar a nuevos emprendedores para conseguir negocios más ambicioso y rentables.
  • Adaptar y ayudar a desarrollar nuevos modelos de negocio.
  • Enseñar sobre modelos de gestión de negocios para planificar metas a corto, mediano y largo plazo
  • Hacer seguimiento y medición de los resultados conseguidos.

Manizales Más no es un actor aislado y muchísimo menos se encuentra solo en este ambicioso proyecto de expansión para emprendedores en Colombia. Manizales Más ha logrado conseguir la colaboración de más de una docena de iniciativas privadas y públicas que colaboran de forma permanente de este proyecto, entre los que se cuentan varias universidades (incluida la Universidad Nacional de Colombia), oficinas departamentales y de alcaldías y también varias iniciativas de capital privado que están interesadas en el desarrollo de la región.

  • Gobierno de Caldas.
  • Parques Soft de Manizales.
  • Universidad Católica de Manizales.
  • Universidad de Manizales.
  • Universidad Autónoma de Manizales.
  • Incubar Manizales.
  • Fundacion Luker.
  • Universidad Nacional de Colombia.

Start Up para emprendedores en etapa temprana de Manizales Más

Como parte de su proyecto de crecimiento para el emprendimiento en la región de Caldas, Manizales Más ha abierto inscripciones para el programa de formación para emprendedores en etapas iniciales que ya suma casi un millar de personas formadas. Este programa comprende asesoría y acompañamiento en distintas etapas de formación de negocios y además es completamente gratis, ya que los costos son asumidos en el 100% por miembros de la asociación como una inversión en el crecimiento a largo plazo de la economía regional.

Las inscripciones para el programa de Start Ups de Manizales Más es completamente gratuito y se puede realizar en cualquier momento hasta el día 15/03/2018 directamente desde la página web.

Este programa para Start Ups comprende acompañamiento para iniciativas de negocio con capitales privados para cualquier sector de la economía (turismo, transporte, producción agrícola, industrial, tecnología, etc).

Ver Más
NegociosReclutamientoTalento

10 habilidades para ser más atractivo y competitivo en la economía digital

Libérate de los prejuicios y del bloqueo de los paradigmas actuales. Conoce cuáles son las habilidades más innovadoras para lograr una adaptación efectiva y sencilla hacia la economía digital.

Durante los últimos años, el mundo ha experimentado grandes cambios tecnológicos que han exigido una reinvención, no sólo por parte de las empresas sino también de nosotros como personas. La cuarta revolución industrial ya está aquí y está cambiando la forma de interactuar entre nosotros y la manera de hacer negocios.

En este contexto, todas las empresas alrededor del mundo, están pensando en cómo cambiar sus modelos de negocio, sus procesos, cómo ser más tentadores para adquirir el mejor talento y cómo ser más simples y atractivos para sus clientes.

La velocidad, la información en tiempo real y el uso de herramientas tecnológicas innovadoras son pieza clave para lograr ser parte de esta revolución. Asimismo, el cambio de paradigmas y la reinvención de las compañías a través de la interacción con clientes, networking, trabajo social y contar con soluciones inmediatas, es fundamental para estar posicionados dentro de la economía digital.

Organizaciones como Google, Facebook y Amazon, son ejemplos claros de la innovación que existe actualmente. Pero ¿cómo han logrado estas compañías tener esos modelos disruptivos que han marcado una nueva era? Sencillo, estas tres compañías fueron fundadas por empresarios menores de 30 años, por lo cual no tenían el bloqueo de los paradigmas actuales, ni estaban sujetos a ningún prejuicio. Cabe mencionar que estas empresas tienen un valor de mercado que sumado, equivale al PIB de México.

De acuerdo con un estudio de IDC, el 7% del PIB en Estados Unidos, proviene o está relacionado con la economía digital. En el caso de México está abajo del 3%, por lo que existe una gran oportunidad por parte de las empresas en este tema. A pesar de esto, el tema de telefonía y movilidad en nuestro país, es de primer mundo. Actualmente, al menos un 90% de los negocios ya están pensando o incluso están realizando un cambio alrededor de la economía digital.

Es una realidad que todo está cambiando y es necesario que nosotros como personas adoptemos habilidades que nos ayudarán a adaptarnos al tema de la economía digital de manera más sencilla.

A continuación estas son las 10 habilidades que según el Foro Económico Mundial serán esenciales en el 2020:

  1. Velocidad para aprender: Debemos estar en constante búsqueda de conocimientos y aprendizajes. Esto siempre nos dará un mayor desarrollo intelectual y profesional.
  2. Negociación: Este concepto se refiere a la habilidad para buscar un buen acuerdo.
  3. Orientación de servicio: Enfocarse a dar siempre un excelente servicio al cliente.
  4. Juicio y toma de decisiones: Los empleados deben poder tomar decisiones rápidas que siempre busquen lo mejor para el negocio.
  5. Inteligencia emocional: Siempre mantener un estatus emocional estándar.
  6. Trabajo en equipo: Poder confiar en la gente, saber repartir responsabilidades y siempre apoyarse entre sí para lograr los objetivos.
  7. Manejo de gente: Motivar a la gente, crear un ambiente laboral agradable e impulsar el desempeño de cada uno de los integrantes del equipo o la empresa.
  8. Creatividad: Tener un compromiso con la innovación, siempre hacer algo nuevo e ideando proyectos para impulsar el crecimiento del negocio.
  9. Pensamiento crítico: Saber ser crítico con uno mismo y cambiar aquello que no nos guste de nosotros.
  10. Resolución de problemas complejos: Tener la capacidad de afrontar problemas, detectarlos y tomar medidas para resolverlos.

Además de estas 10 habilidades específicas que puede incorporar cualquier profesional de su área, específicamente en la industria de TI, se está buscando desarrollar las siguientes características:

  • Desarrollar metodologías para encontrar soluciones creativas e innovadoras desde la perspectiva del cliente. Un ejemplo de ello es el uso de talleres de Design thinking una metodología que varias empresas han adoptado para la resolución de problemas a través de la creatividad y el diseño.
  • Conocimiento de la industria del cliente: Conocer los indicadores de desempeño, sus tendencias, nuevos competidores, referencias tecnológicas y cómo se está transformando el cliente. Todo esto es importante para poder asumir el rol de asesor.
  • Profundidad en los procesos del cliente: Este concepto ha llevado a cambiar la estructura de la compañía. Es necesario que todas las áreas conozcan sobre los clientes y hablen su idioma para un mejor entendimiento.
  • No perder de vista el “big picture” de la plataforma del cliente, esto se refiere a que la solución debe ser integrada de punta a punta. También debe dar información en tiempo real y debe ser inteligente. Los sistemas no solo sirven para llevar un control, también deben tener la capacidad de decir cuál es el siguiente movimiento. El ejemplo más claro de esto es la aplicación de Waze.
  • Ganar experiencia en ventas, implementación y operación en soluciones: Con esto nos referimos a la posibilidad de hablar de soluciones y de cómo los modelos matemáticos pueden ayudar a predecir, crear redes de negocios y cómo mostrarle al cliente que va a tener resultados.

Fuente: Forbes

Ver Más
ReclutamientoTalento

La nueva clase de dirigentes digitales

Cada vez  son más las empresas que entienden la necesidad de contar con gerentes digitales. El estudio correspondiente a 2016 que anualmente realiza PwC sobre gerentes digitales (CDO, como los llaman en Estados Unidos) y que analizó la presencia de esos líderes en las 2.500 empresas públicas más grandes del mundo reveló que 19% de esas compañías han designado un ejecutivo para que conduzca la agenda digital. Esto significa 6% más que el estudio de 2015 . La tendencia se incentiva en estos días: 60% de los líderes digitales  identificados en el estudio más reciente fueron nombrados de 2015 en adelante.

Esas tendencias reflejan el movimiento que se está dando en muchas compañías hacia una competencia digital mucho más avanzada.

En los primeros años de un negocio, las diferentes unidades y funciones de la empresa suelen realizar experimentos dispersos y programas piloto para arrancar con sus esfuerzos digitales. Pero una vez que la compañía decide  tener una estrategia coherente y amplia para aprovechar los beneficios de la digitalización, ese método descentralizado no alcanza.

Para implementar una estrategia digital, la nueva clase de gerentes digitales tropiezan con una serie de obstáculos: iniciativas digitales ad hoc dispersas por toda la organización, falta de control central; una cultura tradicional que se resiste al cambio; una carencia del talento requerido y sistemas y estructuras heredadas que amenazan con hacer descarrilar sus ambiciones.

El gerente digital adecuado para una compañía deberá tener la preparación y la experiencia necesarias para solucionar esos temas. La combinacion de habilidades necesarias no será la misma para todas las compañías, pero le permitirá superar los inconvenientes y liderar la transformación digital de los procesos, de la cultura, del gobierno y de la arquitectura tecnológica.

PwC usa el término gerente digital (CDO) para referirse a cualquier ejecutivo encargado de poner en práctica la ambición digital de su compañía.  Puede ser un miembro de alto nivel de la gerencia y llamarse gerente de tecnología, gerente informático o cosas parecidas. Sin embargo,  en lugar de eso una compañía puede tener un vicepresidente o un director de operaciones digitales a cargo de la tarea.

Otro tipo de resultados se mantienen constantes. Las empresas grandes, por ejemplo, son las que tienen gerente digital y por lo general, es hombre.

Ha cambiado el perfil de los nuevos gerentes digitales. En 2015, apenas 14% de los CDO traían experiencia en el campo tecnológico; en 2016 esa proporción se duplicó con creces, a 32%. Paralelamente, el porcentaje de CDO con formación en marketing, ventas y servicio al cliente cayó de 53% a 39%. Y el porcentaje de CDO en la alta gerencia con orientación tecnológica creció — 41 % comparado con 33% para CDO de markeing y ventas.

Estos cambios corresponden a las circunstancias que atraviesan las compañías. Po ejemplo, algunas pueden estar buscando digitalizar solo sus actividades relacionadas con el contacto con los clientes, o solo una unidad de negocios por vez. El CDO ideal para ellas puede tener mucha experiencia en marketing o ventas en un sector en particular, or expertise en esa área técnica específica. Otras compañías  tienen ambiciones más grandes para su transformación. Esas buscarán un líder digital cuyos antecedentes incluyan no solo los aspecos operativos de la digitaizaiòn sino tambi´n eperiencia en manejar el cambio a gran scala.

Y ahora, cuando las empresas están llegando a la madurez digital, necesitan un CDO que pueda atravesar los vericuetos de las arquitecturas heredadeas de IT y las nuevas aplicaciones digitales. Eso requiere de un ejecutivo con fuerte formación y experiencia técnica y también con experiencia en manejar los temas de goiierno y de  política que surgen al tener que aprobar inversiones en tecnología  y luego implementar los nuevos sistemas.

Fuente: Mercado.com.ar

Ver Más
InnovaciónReclutamiento

¿Qué es el Smart Working?

En plena transformación digital, la forma de entender el trabajo y de trabajar también está cambiando. Por ello, las empresas deben adaptarse a las nuevas tecnologías para que los empleados se sientan más satisfechos, motivados y productivos.

Gracias a internet los trabajadores pueden tener acceso a todos los sistemas de información de una compañía, lo que facilita la aparición de innovaciones como el smart working, una nueva metodología de trabajo basada en dar al trabajador todas las herramientas necesarias para alcanzar su máximo rendimiento profesional desde cualquier lugar.

Sin embargo, en España solo 27% de las empresas permiten a sus empleados el trabajo a distancia, según el INE. Y es que esta forma de trabajar, pese a sus ventajas, supone también importantes retos. Una de las claves para poner en marcha esta metodología es que “la empresa tiene que dar confianza al trabajador para que realice su trabajo adecuadamente”, apunta José Ángel Sandín, consejero delegado de Lefebvre – El Derecho, editorial que ha publicado Memento Social, una obra que, además de recoger toda la información laboral, realiza un estudio profundo de todas las novedades normativas del último año, incluyendo lo relativo al trabajo a distancia.

“El smart working está basado en la confianza, en que el trabajador tenga claro cuáles son sus objetivos, midiendo más el performance y no las horas trabajadas”, explica el experto. Además, advierte de que debe haber una coordinación “perfecta” entre la empresa y el trabajador, con un esfuerzo por parte de ambos para que sea posible desarrollar la actividad a distancia.

Claves de la metodología

Sin duda, la implantación de esta nueva forma de trabajar supone un reto tanto para las empresas como para los trabajadores, que tiene varias claves:

1. La movilidad

Permite decidir dónde quiere trabajar el empleado, desde la sala de una cafetería o aeropuerto hasta en un despacho en casa.

2. Trabajo a distancia

Hoye en día existen diferentes herramientas tecnológicas que permite trabajar en equipo optimizando el tiempo, los recursos y el proceso de ejecución.

3. Tecnología

Internet es la clave. Permite el acceso a documentos e información en cualquier momento y desde cualquier lugar ofreciendo flexibilidad a través de los múltiples dispositivos.

4. Libertad de horarios

Permite al empleado disponer de una mayor organización de su tiempo, por lo que se mejora la conciliación de la vida laboral con la vida personal, lo que suele ser muy valorado.

Fuente: El Economista

Ver Más
NegociosReclutamiento

Capitaliza tus emociones para emprender con éxito

El mayor obstáculo con el que nos enfrentamos cuando estamos por emprender algo o atravesar un cambio, es nosotros mismos. Qué quiero decir con esto? Digo que no registramos que los que determinamos que algo sea posible y que efectivamente suceda, somos nosotros.

Porqué? Porque nuestros actos están regidos por nuestras creencias y es a partir de estas creencias que configuramos nuestras decisiones y pasos a seguir. Esto significa que mientras no tengamos en cuenta qué tipo de creencias tenemos y qué estamos haciendo a partir de ellas, va a ser difícil generar algún tipo de cambio.

Y no me refiero a solamente creer que algo es posible (al mejor estilo “tu puedes” solo por el hecho de pensarlo o soñarlo) sino a accionar en consecuencia. Porque querer no es sinónimo de poder. Para poder lograr algo hay que creerlo posible, no solo soñarlo o desearlo. Y si lo creemos posible, trascendemos nuestros miedos así como los obstáculos que se presenten para acercarnos a aquello que deseamos. En definitiva creyendo posible lo que deseamos, pensaremos y actuaremos como las personas capaces de lograr nuestras metas.

De acuerdo a lo que pensamos, sentimos y de acuerdo a lo que pensamos y sentimos, decidimos.

Cuando nos proponemos realizar algo, concretar un proyecto o cumplir un deseo, de la mano de las creencias que tenemos, nos atraviesan diferentes emociones. El repertorio va desde la adrenalina, la ansiedad, el entusiasmo, la alegría, hasta el miedo, la inseguridad, el enojo y la envidia, entre otras.

Sabemos que todas estas emociones en algún momento formaran parte de nuestro camino, lo que no tenemos probablemente del todo claro es el nivel de influencia que pueden tener los diferentes estados de ánimo en el hecho de que podamos finalmente ejecutar nuestro proyectos o no.

Si bien no podemos tener un control sobre todo los que nos sucede, somos responsables de elegir qué actitud queremos y elegimos tomar ante lo que nos pasa. Amigarnos con la posibilidad de cambiar, nos permite ser flexibles y adaptarnos con efectividad a las circunstancias. Permitirnos “bailar” con las circunstancias y exprimir nuestra creatividad teniendo en cuenta que cualquier proceso que decidamos atravesar en la vida está más lleno de incertidumbres que de certezas y la clave justamente radica en aceptar las incertidumbres como parte inevitable y natural de cualquier camino que emprendamos.

Llegado entonces a este punto, creo que es momento de empezar a revisar qué tipo de emociones nos están atravesando, qué actitud estamos teniendo ante las mismas y en todo caso qué estamos haciendo con ellas o mejor aún, qué podemos llegar a hacer para sacarles el mayor provecho posible.

Empecemos:

El enojo, la rabia, el descontento

Es lo que nos permite registrar qué es lo que no nos gusta, lo que nos molesta y deseamos cambiar. Sin enojo ni malestar, no queda en evidencia el conflicto y por lo tanto no hay movimiento ni cambio posible. La energía que proviene de la rabia puede ser utilizada como motor para generar el cambio que deseamos, es la fuerza que activa la acción. Minimizar o neutralizar el enojo nos convierte en personas frustradas y este estado aumenta en proporción al tiempo que transcurra sin que nos hagamos cargo de aquello que nos molesta.

Es importante entonces registrar nuestro descontento sin minimizar el enojo y decidir qué deseamos hacer con aquello que nos generar rabia: permanecer en la queja y la victimización constante o tomar las riendas y accionar en función de nuestros deseos.

La culpa

Y de la mano de la culpa viene el castigo y la concepción (cultural y religiosa) de que somos merecedores o no, de las cosas que nos pasan.

Es como si la vida se tratara de ir obteniendo permisos para acceder a lo que deseamos. Como si vivir se tratara de rendir un examen en el que algo o alguien nos está poniendo a prueba de lo que “merecemos o no merecemos” recibir.

Particularmente tengo una concepción de la vida en la cual como vengo mencionando, cada uno de nosotros somos los artífices de lo que nos sucede en función de creencias y emociones que nos condicionan a la hora de tomar decisiones. Y sin desconocer el contexto desde el cual partimos y las variables que no dependen exclusivamente de nosotros, todo lo que sigue de ahí en más es producto de lo que elegimos hacer. Sin vueltas. Así de simple y complejo al mismo tiempo, pero ante todo sumamente interesante ya que tenemos en nuestras manos todo el poder para generar lo que deseamos generar.

La ambición

Implica el deseo de crecer, avanzar, progresar, evolucionar, en definitiva es una energía que nos dirige a la acción constante y focalizada. Y más allá de la mala prensa que tiene la ambición como si se tratara de un defecto o algo de lo que deberíamos huir, la considero una emoción sumamente poderosa y una gran aliada a la hora de emprender, generar cambios, ir en pos de nuestros sueños. Desde la ambición proyectamos y empezamos a hacer realidad nuestros sueños.

El miedo

El miedo se sustenta en las cosas que creemos, creencias acerca de que algo malo va a suceder o que corremos algún peligro. Estas creencias se fundan en experiencias que hemos vivido o heredado por nuestro entorno. Negar el miedo no solo no sirve sino que sería una actitud más bien infantil. De lo que se trata no es de no tener miedo sino en todo caso de delimitar la intensidad del mismo y poder atravesarlo, poder asumir riesgos más allá del miedo. Con precaución, en estado alerta, con cuidado y mas allá inclusive, de todo esto.

No es valiente aquel que no siente miedo (yo más bien diría que es un negador) sino quien a pesar del miedo avanza y no permite que el miedo lo paralice ni tome las riendas de sus decisiones. Se trata de animarse a trascender los miedos, de poder atravesarlos para convertirte en la persona que deseas ser, para conseguir lo que deseas conseguir. De lograr ser esa versión de vos mismo que pueda alcanzar lo que anhela y está dispuesto a disfrutarlo.

La indecisión

Implica la duda crónica, constante, mantenerse en una actitud pasiva, postergadora. Termina siendo una postura cómoda (aunque no por eso feliz), la actitud de quien no asume riesgos, quien no toma decisiones o mejor dicho toma la decisión de no decidir. Por miedo, por culpa, por perfeccionismo, o asociada a cualquier otra emoción, la indecisión es la procastinadora por excelencia, la que siempre coloca excusas para no accionar, para no avanzar.

Es en definitiva la emoción que genera que se dejen pasar las oportunidades en pos de algo que nunca llega (el mejor momento, el mejor socio, la mejor opción). Porque es en la toma de decisiones que se acelera la acción, se aceleran los resultados y por ende se puede aprender, modificar, rehacer, reciclar. La claridad sólo aparece con la acción, con la ejecución, con la toma de decisión, tomando las riendas de la propia vida y no dejando que sea otro el que maneje nuestro vehículo.

La envidia

Mas allá de la mala prensa que tiene, te propongo ampliar tu mirada sobre esta emoción y empezar a capitalizarla y sacarle provecho. Y no me refiero a que partir de ahora justifiques la envidia que sentís hacia determinadas personas y te quedes inactivo y regodeándote en esta emoción. Por el contrario, te invito a que observes qué te pasa cuando envidias a alguien. Qué sentís atrás de esa envidia.

Esta emoción es la que nos permite registrar lo que deseamos y por algún determinado motivo no estamos alcanzando. Es la que puede señalarte qué es lo que realmente estas queriendo lograr y no has podido o sabido cómo hacerlo. Permitete analizar qué deseo hay detrás de aquello que envidias, eso que está oculto o que no está tan en evidencia. Rastréalo, observalo, analizalo, hazte cargo, aprópiate de aquello que sentís. Que la envidia sea un disparador, un motor para conectarte con tus deseos y decidas accionar en consecuencia.

El perfeccionismo

Hace poco leí la siguiente frase: “una idea mediocre ejecutada es infinitamente mejor que una idea perfecta pero que existe solo en tu cabeza” y no puedo estar más de acuerdo con esto. Soy partidaria (si me seguís hace rato ya lo sabrás) de accionar, intentar, arriesgarse, moverse e ir probando, analizando, reciclando, transformando, probando. El momento o la oportunidad perfecta no va a llegar nunca simplemente porque no existe la perfección.

Entonces, esperar que eso ocurra es ir detrás de una utopía y no hay nada más frustrante en definitiva, que ir atras de una utopía, de algo que nunca va a suceder. Buscar el perfeccionismo conlleva una de las caras de la postergación y del autoboicot. El perfeccionismo te aleja de la capacidad de disfrute, de cualquier actitud creativa y proactiva. Es una emoción que genera un obstáculo poderoso en la medida que le demos lugar y no nos permitamos aceptar lo imperfecto, lo que tiene fallas pero que puede funcionar igual.

Habiendo hecho un recorrido por las diferentes emociones que están en juego cuando decidís emprender algo, hacer un cambio, generar una transformación, llegó el momento de poner manos a la obra y delinear tu plan de acción. Para lo que sea que desees llevar a cabo, es importante que una vez registradas las emociones que te atraviesan y capitalizándolas, sacándoles el jugo a tu favor, te comprometas con vos mismo, con tu propio proyecto y focalices en los objetivos que queres cumplir, en los tiempos en los que deseas cumplirlos y en las acciones que estas dispuesto a concretar y que te acercaran al logro de tus metas.

Es momento entonces de priorizarte y trabajar en vos con todo lo que sentís (miedo, culpa, envidia, enojo, etc.) e inclusive mas allá de eso. Estas listo para empezar?

Mientras tanto, no olvides: Los valores y los principios son nuestra fuente de inspiración, la fuerza y la energía para seguir adelante inclusive cuando pareciera que todo se pone en contra.

Fuente: Emprenderalia

Ver Más
ReclutamientoTalento

¿Cómo atraer talento millennial a las grandes empresas?

Liderazgo integral, flexibilidad y aprendizaje son las principales tendencias que estarán reinando en los próximos años dentro del mercado laboral, y los elementos que determinarán que el talento millennial decida incorporarse a una gran compañía.

De ahí que en los próximos años las empresas tendrán que competir fuertemente para atraer al mejor talento, ya que en las nuevas generaciones ha permeado el espíritu emprendedor y verán poco atractivo comprometerse con una corporación, aseguró Cristian Giraldo, director de Talento Humano de la aseguradora durante la sexta conferencia de Megatendencias, Camino al 2030, organizado por Seguros SURA México e Impact Hub.

Ante ello, continuó, es necesario que las empresas trabajen en la creación de una reputación institucional lo suficientemente atractiva para que el talento las vea como un camino hacia la realización profesional. “Las compañías deberán ser capaces de generar una oferta de valor que se compagine con los motivadores y pasiones de las nuevas generaciones y, sobre todo, brindar la oportunidad de realizar intraemprendimientos”, agregó el directivo.

¿Qué buscan los jóvenes de hoy? A decir del directivo, les atraen organizaciones que impulsen el liderazgo integral, es decir, que promuevan líderes sin sesgos, con entendimiento emocional, que conectan equipos y que destacan las cualidades intrínsecas de lo femenino. Además, les gustan las empresas flexibles que no necesariamente exijan una exclusividad laboral, que promuevan el aprendizaje y los roles dinámicos, así como ambientes colaborativos, ya que los jóvenes están muy interesados en promover su autodesarrollo.

“La empresa debe tratar a sus empleados como clientes, generando afinidad, satisfacción y haciendo que el trabajo se vuelva toda una experiencia, porque como dice Richard Branson, si cuidas a tus empleados, ellos cuidarán de tus clientes”, destacó Giraldo.

Por su parte, Patricio Bichara, director general de Collective Academy –iniciativa académica enfocada en acelerar el crecimiento y el desarrollo profesional de los jóvenes de México–, afirmó que en el futuro las corporaciones darán un mayor peso al conocimiento y herramientas aplicables que a los programas formales de educación superior, ya que los formatos educativos de las universidades no han logrado evolucionar y mantienen esquemas parecidos a las fábricas de la Revolución Industrial.

Además, señaló que mientras los planes de estudio formales se mantienen vigentes por años, la dinámica actual exige una reevaluación permanente de los contenidos, por lo que el principal reto que tienen las instituciones es la capacidad de adaptarse a los constantes cambios y ofrecer un contenido vigente.

“Esto fue lo que motivó la creación de Collective Academy, porque observamos que mientras la demanda laboral tuvo un crecimiento exponencial, la educación formal creció linealmente, y no hay una compaginación entre lo que se ofrece y lo que se necesita”, aseveró.

El emprendedor agregó que las grandes compañías que se distinguen por su innovación están dando más importancia a la transmisión de conocimiento a través de mentores de primera clase, es decir, aquellos expertos alejados de la academia pero muy cercanos a la aplicación práctica.

Megatendencias, Camino al 2030, es un ciclo de conferencias desarrollado con el fin de divulgar el modelo de Gestión de Tendencias y Riesgos de Seguros SURA México, y de hacer conscientes a los emprendedores sobre la necesidad de estudiar las tendencias del futuro para garantizar que sus modelos de negocio sean sostenibles en el tiempo. En conferencias anteriores se trataron los temas de medio ambiente, tecnología, regulación, consumo y regulación.

Fuente: Entrepreneur

Ver Más