close

Emprendimiento

EmprendimientoNegocios

Panamá tiene que invertir en el turismo de negocios

A pesar de que Panamá se ha visto afectada por los escándalos financieros, no ha dejado de ser un país atractivo para invertir, algo que, paradójicamente, no ocurre en el sector turismo, en donde anualmente pasan más de 12 millones de visitantes por el Aeropuerto Internacional de Tocumen y solo se quedan 1.5 millones.’

 

Datos
30,630 habitaciones existen en el país, cifras de la Autoridad de Turismo de Panamá.
276,937 turistas estadounidenses ingresaron a Panamá  el año pasado.

 

Para el economista Juan Jované, hay una sobreofertas de hoteles, lo que en algún momento puede pasar con los centros comerciales que hoy día superan los 12 y más de 15 están en construcción, sin contar con las 70 plazas comerciales.

“Más allá del turismo de compras, Panamá tiene que desarrollar el turismo de negocios y el ecológico si quiere posesionarse en esta actividad que cada día genera divisas importantes para otros países de la región”, señaló.

En Panamá, el gasto de los visitantes durante su estadía en el 2017 fue de 4,451.4 millones de dólares, lo que significa un incremento de 5.5% sobre el mismo periodo del año anterior, cuando reportó $4,221.3 millones.

No obstante, este aumento no es suficiente para la industria y los economistas, quienes aseguran que en Panamá hay lugares que no se han desarrollado, y es ahí en donde estamos perdiendo a los turistas.

“A los europeos les gusta disfrutar de la playa, de la naturaleza, y conocer de la historia de los países, y es ahí donde no estamos explotando los lugares con los que cuenta Panamá”, afirmó.

A juicio de Jované, Panamá tiene una ventaja, ya que el mismo centro financiero no ha colapsado, la posición geográfica y la tasa de cambio es fija, lo que ayuda al país.

Por su parte, Jaime Figueroa, especialista en temas turísticos, manifestó que no existe una estrategia funcional en turismo.

“Tradicionalmente, el mercado fuerte de turismo en Panamá ha sido Estados Unidos y Canadá, pero eso ha sido reemplazado por un mercado centroamericano y suramericano que está alineado al turismo de compra, el cual no goza de los bolsillos profundos de aquellos que eran la mayoría anteriormente”, expresó.

Considera que lo primero que las autoridades tienen que hacer y saber es cuál es el mercado que queremos atraer a Panamá, y lo segundo es crear magnetos para atraer a los viajeros.

“Panamá tiene muchos sitios y elementos que atraen al turista, pero que no han sido desarrollados adecuadamente”, señaló.

Aquí en Panamá, los hoteleros se quejan de que la ocupación hotelera está baja (47%), cuando hace 10 años sobrepasaba el 60%.

Figueroa plantea la reconstrucción de Panamá La Vieja, la primera ciudad del Pacífico de las Américas, lo que sería un complemento al Canal de Panamá y al Casco Antiguo como un enorme atractivo turístico.

“No solamente la ciudad de Panamá La Vieja reconstruida con un galeón que sirva como restaurante donde se pueda degustar la gastronomía istmeña, sino también aprovechar la reconstrucción de la ciudad colonial para que la gente pueda vivir como se vivía en aquella época, también reconstruir el camino real que va desde el Puente del Rey en la ciudad de Panamá La Vieja hasta Portobelo, creando la ruta de oro que pueda servir como peregrinaje a los visitantes”, resaltó.

A juicio de Figueroa, Panamá tiene las herramientas y no se están implementando porque las autoridades no tienen el conocimiento, la capacidad ni el deseo de desarrollarlas.

El economista Augusto García dijo que en los últimos años el dólar ha decrecido, lo que, por ejemplo, hace más caro ir a Bocas del Toro que a Medellín, Bogotá. En el 2016, el sector de turismo aportó al PIB 11.6%.

Fuente: Panamá América

Ver Más
EmprendimientoNegocios

Emprendimiento empresarial: 10 pivotes para alcanzar el éxito

Los emprendedores gozan actualmente de un estatus social de completa admiración. Sin embargo, tiende a ignorarse u omitirse la parte más comprometida del emprendimiento empresarial: las extremas incertidumbres que conlleva el lanzamiento y posicionamiento de un nuevo producto o servicio. Hasta encontrar la fórmula definitiva, se requieren numerosas correcciones en el modelo de negocio, destinadas a mejorar la eficacia y el rendimiento. A dichas modificaciones se les conoce también como pivotes.

Así, estos pivotes podrían ser definidos como aquellos cambios empleados con el fin de probar nuevas hipótesis sobre el producto, el modelo de negocio y el motor de crecimiento, que resultan fundamentales para el emprendimiento empresarial. De ellos se valen ampliamente los emprendedores exitosos, que además, consiguen pivotar de una forma ágil siguiendo el método Lean Startup. Una metodología orientada a validar hipótesis de negocio sin generar desperdicios o gastos innecesarios. Una filosofía empresarial que podrás encontrar recogida y detallada en el siguiente libro de Eric Ries. Una obra indispensable para cualquier emprendedor.

1. Pivote de Acercamiento (Zoom-In)

Este pivote se produce cuando observamos que la visibilidad de una de las características o funcionalidades de un producto es mayor que la del producto completo. Por consiguiente, dicha característica termina convirtiéndose en el producto o servicio en sí.

Ejemplo: Instagram comenzó como una plataforma similar a Foursquare en la que entre otras cosas podías subir imágenes para conseguir puntos. Se dieron cuenta de que la parte que realmente interesaba era la de compartir imágenes, así que se enfocaron en ella y se olvidaron del resto.

2. Pivote de Alejamiento (Zoom-Out)

Se trata del caso contrario al Pivote de Acercamiento. Se da, por tanto, cuando el producto principal se convierte en una mera característica. De esta manera, pasamos de un producto demasiado específico y lo convertimos en uno un poco más generalista.

Ejemplo: Uber por ejemplo comenzó como una empresa de transporte privado entre particulares. Pero, por las dificultades legales, se encontró con la necesidad de hacer un Zoom-Out e integrar otros servicios como el reparto de comida.

3. Pivote de Canal

El canal de distribución o de ventas es aquel mecanismo mediante el cual una empresa entrega su producto; con un precio, unas características y unos ajustes competitivos definidos. En consecuencia, el Pivote de Canal se refiere al cambio en dicho canal de distribución con la finalidad de lograr una mayor efectividad y un mayor posicionamiento en el mercado.

Ejemplo: Netflix comenzó enviando películas en DVD por correo tradicional. Se dio cuenta de que este era un negocio a la baja ya que cada vez menos personas tenían reproductores en casa. Decidió cambiar su plataforma de distribución de películas y digitalizarla a través del servicio de streaming que hoy en día todos conocemos.

4. Pivote de Plataforma

El Pivote de Plataforma hace referencia a un cambio de aplicación en una plataforma o viceversa, pues el orden no siempre está claro y resulta necesario ejecutar este pivote numerosas veces. En la mayor parte de los casos, aquellas startups que se marcan como objetivo crear una nueva plataforma, recurren a la venta de una aplicación killer que permita a dicha plataforma emerger como vehículo a terceros, y así crear sus propios productos relacionados.

Ejemplo: Facebook comenzó como una red social, esto es su aplicación killer. Con el desarrollo como plataforma permitió que otras empresas pudieran utilizarla como vehículo para sus negocios, por ejemplo desarrolladores de juegos que podrían publicar en Facebook sus creaciones.

5. Pivote de Tecnología

El Pivote de Tecnología suele ser más habitual en empresas ya consolidadas puesto que no supone una gran diferencia. Consiste en un cambio de tecnología que proporciona resultados superiores a la tecnología existente. Esto es más relevante si la nueva tecnología puede lograr unos ingresos superiores o la mejora de las competencias.

Ejemplo: En la época en la que Flash era una tecnología de referencia en el diseño web, muchas empresas creaban sus webs y plataformas en Flash. Con el rápido declive de esta tecnología estas empresas se vieron abocadas a hacer un cambio de tecnología buscando nuevas tecnologías de programación

6. Pivote de Segmento de Consumidor

El Pivote de Segmento de Consumidor hace referencia a aquella situación en la que el producto resuelve las necesidades de un grupo de consumidores distinto al que inicialmente pensábamos dirigir nuestro producto. Por tanto, debe producirse un cambio en nuestro target.

Ejemplo: Nintendo hizo un pivot de segmento cuando decidió apostar por un público familiar con el lanzamiento de su videoconsola Wii. Se dieron cuenta que este segmento no estaba tan copado como el tradicional de adolescentes y jóvenes y gracias a ello obtuvieron un gran rendimiento con este lanzamiento.

7. Pivote Necesidad del Consumidor

Este tipo de pivote tiene lugar cuando nuestra hipótesis acerca del problema de los clientes no es válida, por lo que detectamos un nuevo problema inicialmente no detectado y decidimos redefinir nuestro producto en función de esta nueva necesidad.

Ejemplo: El fundador de Avon, H.McConnell, era un vendedor de libros itinerante que se dio cuenta de que sus clientas estaban más interesadas en las muestras gratuitas de perfumes que regalaba, que en los libros en sí mismo. Es así como decidió crear el ahora multinacional negocio de perfumería y belleza.

8. Pivote de Arquitectura de Negocio

Existen principalmente dos tipos de arquitectura de negocio: la primera de ellas basada en un modelo de alto margen de ganancias con un bajo volumen de ventas a otras empresas (Business to business), y la segunda en un modelo de bajo margen de ganancias pero con muchas ventas al mercado en masa (Business to costumer). En consecuencia, el Pivote de Arquitectura de Negocio consiste en la evolución de uno de estos modelos al otro, aunque bien es cierto que existen otros modelos híbridos.

Ejemplo: Imagínate una agencia de viajes especializada en viajes de empresa. Sería un modelo claramente B2B. Si esta empresa decidiera un día ofrecer viajes a todo tipo de público y dejar de lado el negocio con empresas, se convertiría en un modelo B2C.

9. Pivote de Captura de Valor

El Pivote de Captura de valor consiste en el cambio en la monetización o el modelo de ingresos de una empresa, procurando mantener el valor aportado a los clientes siempre y cuando se obtenga un beneficio mayor. Este puede determinar las consecuencias en el alcance del negocio, en el producto y en las estrategias de marketing.

Ejemplo: Este sería el caso, por ejemplo, de una App que puedes descargar y usar gratuitamente a cambio de que inserten anuncios durante su uso. Esta App podría hacer un pivote de captura de valor si decidiera pasar a ser una App sin anuncios pero con un coste por uso.

10. Pivote de Motor de Crecimiento

El Pivote de Motor de Crecimiento se basa en un cambio de estrategia de crecimiento para alcanzar un crecimiento más rápido o rentable. Los principales motores de crecimiento empleados por las empresas actuales son el viral, el pegajoso y el de pago; escoger el modelo adecuado afectará decisivamente a la velocidad y la probabilidad de crecimiento.

Ejemplo: Este sería el caso de una empresa que a través de anuncios está consiguiendo clientes (modelo de pago), pero que decide un día reorganizar sus estrategias para que en lugar de conseguir más clientes nuevos, retener más tiempo pagando a los clientes actuales (modelo pegajoso).

Como habrás podido comprobar, cuestionar tu modelo de negocio con una aguda capacidad analítica resulta una actitud indispensable para reforzar todos los aspectos de tu modelo de negocio, y por tanto, asegurar el éxito de este mismo. ¿Conocías estas herramientas de emprendimiento empresarial? ¿Los aplicas actualmente en tu empresa? En Negocios y Empresa esperamos que te haya resultado de utilidad el artículo, y estaremos encantados de recibir cualquier aportación por tu parte.

Ver Más
#MarketingEmprendimientoNegocios

MVP – Productos de valor mínimo, el seguro contra pérdidas del mercado en línea

Si eres un joven emprendedor del nuevo milenio, entonces seguramente has escuchado de los productos con valor mínimo viable o, al menos, has leído en algún lugar sobre los MVP, como también se les conoce por sus siglas en inglés.

Usar los productos de valor mínimo viable puede convertirse en la estrategia de mercadeo perfecta para emprendimientos pequeños, medianos y grandes durante sus primeras etapas, ya que esto se traduce en una manera de conseguir retroalimentación del mercado con respecto a un nuevo producto, sin necesidad de invertir grandes cantidades de dinero en su fabricación.

¿Qué son los productos mínimos viables?

mpv

Los MVP son conejillos de indias en el mundo del mercadeo, funcionan muy bien para emprendimientos en etapas tempranas, especialmente para negocios y productos digitales, como info-productos o cursos de formación en línea.

Los MVP se lanzan al mercado en la fase de prueba inicial y su objetivo es validar la idea general de un producto al ser sometido a la retroalimentación de un público consumidor que se debe de seleccionar con muchísimo cuidado.

Lanzar un producto con valor mínimo viable quiere decir que se diseñará un producto invirtiendo la mínima cantidad de dinero necesaria para hacerlo simplemente vendible sin mayor riesgo de pérdidas.

Al consumirlo, el público validará su factibilidad para el mercado y sus recomendaciones y criticas te pueden dar a ti, como ofertante del producto o servicio, las pistas necesarias para orientar el resto de la inversión en el diseño producto, es decir, sabrás con mayor certeza en que aspectos vale la pena inyectar más capital para optimizar el ROI.

Los MVP te permiten pasar la fase de lo invertible sin afectar los cimientos de tu compañía. En la mayoría de los casos, si necesitas un inversor o un socio capitalista, este te pedirá que ya hayas superado la fase de ensayo y error sobre tu producto y que hayas corregido las fallas de producción inicial en virtud de las preferencias de tu público objetivo. El MVP es la mejor forma de ensayar, equivocarse y rediseñar a muy bajo costo.

Para hallar tu producto de valor mínimo debes encontrar un punto de convergencia muy pequeño que existe entre los productos de calidad genérica y los productos ofertados en el mercado por compañías más antiguas y mejor financiadas que tú.

Lanzar ese artículo “neutro” hará que sea el mismo público que analice el producto y te de pistas para orientar el valor agregado de tu producto, que es básicamente lo que te otorga tu identidad como ofertante y te ayuda a destacar sobre otros cientos de competidores en el mercado.

La ventaja principal de  usar un MVP como conejillo de indias es que puedes confeccionar y perfeccionar tu propuesta de valor ceñida completamente a las preferencias de tus consumidores potenciales.

Por otro lado, usar productos mínimos viables puede convertirse sin duda en la mejor manera de estrechar tu relación con tus consumidores más fieles. Puedes llegar a ellos y hacerles saber lo importante que su retroalimentación es para ti, y que su opinión te permite crear productos de mejor calidad, diseñados pensando especialmente en sus necesidades y preferencias.

Ver Más
BeneficiosEmprendimiento

El coworking en Latinoamérica, espacios de convergencia para jóvenes profesionales

En los términos más sencillos, los espacios de coworking se consideran áreas de trabajo compartidas, donde profesionales –generalmente menores a 35 años – hacen vida en conjunto para ofrecer sus servicios con costos compartidos, pero la verdad es que el coworking ha ido mucho más allá de simples oficinas compartidas.

El coworking hace ya un tiempo que dejo de ser una tendencia entre jóvenes profesionales, últimamente se ha convertido en un movimiento a escala global. Profesionales de diferentes ramas trabajan en el mismo espacio, creando un interesante ecosistema de colaboración y a la vez un mundo de nuevas posibilidades donde las ideas innovadoras son protagonistas.

La convivencia continua de profesionales de diferentes áreas termina por crear un ecosistema de relaciones simbióticas que aportan mucho valor a los mercados. Profesionales jóvenes y frescos trabajando en un mismo espacio con costos compartidos, resulta en la receta perfecta para que los consumidores consigan servicios novedosos con costes por honorarios muy inferiores a los de los despachos de abogados tradicionales o las pretenciosas agencias de marketing 5 estrellas.

El coworking comenzó a convertirse en una tendencia entre programadores y diseñadores web de San Francisco, California y en apenas 3 o 4 años ha llegado para quedarse en países con alto desarrollo profesional de Latinoamérica como Colombia, Ecuador, Panamá, México, Brasil y Chile.

Ventajas de unirse a un espacio de Coworking para jóvenes profesionales

Oficinas de uso flexible

Una de las grandes ventajas para un profesional de contratar un servicio de Coworking es que su uso es bastante flexible, y por lo general, las compañías que ofrecen este servicio cuentan con una gran cantidad de planes para ajustarse tanto como sea posible a las necesidades y presupuesto de cada usuario.

Los profesionales que renten los espacios pueden elegir entre una cantidad de planes sobre cuantas horas a la semana o al mes quieren usar las instalaciones, si requieren recepcionista, mensajero o algún otro servicio especial como una sala de juntas.

Puede considerarse un gran ahorro mensual

Alquilar una oficina fija puede significar un gasto asombroso, especialmente para jóvenes profesionales que apenas se acaban de graduar de la universidad y no cuentan con ningún capital de inversión inicial.

Al compartir una gran cantidad de costos (personal de limpieza, recepcionista, mobiliario, mensajero, electricidad, agua, gas, etc), los mismos profesionales son capaces de ofrecer planes de servicio con honorarios muchísimo más económicos, lo que se traduce en una mayor cantidad de trabajo al mes, y claro, un crecimiento exponencial de sus carreras en menos tiempo.

Es el lugar perfecto para hacer networking

Hacer nuevos contactos y relaciones con profesionales es vital para el desarrollo de tu carrera profesional. Los espacios de coworking son literalmente un hervidero de nuevas ideas y de posibles colaboradores. Al contratar los servicios de un espacio de coworking vas a estar en contacto cercano con decenas de otros colegas que pueden aportarte mucho valor, sin mencionar que también es una oportunidad potencial para conseguir nuevos clientes o contratos.

Ver Más
EmprendimientoStartUp

¿Qué es realmente Lean Thinking?

Actualmente escuchamos mucho sobre Lean Startup, cuyo método se enfoca en crear, validar y aprender rápidamente para desarrollar nuestro producto. O sobre Lean UX – que similar al método anterior -, se enfoca en la entrega de valor más allá de los tantos entregables requeridos en el diseño de la Experiencia de Usuario. Si bien estos representan un poderoso conocimiento hoy, no deberían despistarnos de un punto en común: qué es realmente Lean.

Fue gracias al Sistema de Producción de Toyota, y los valores y principios subyacentes a él, que nació el pensamiento Lean (este nombre fue popularizado por investigadores del MIT).  Son más de 3 décadas de Lean y una frase que resume muy bien su esencia es “building people, then building products”.

Con este post quiero explicar qué es el pensamiento Lean (Lean Thinking) para entender mejor los métodos que se desprenden de él – como los mencionados antes -, y poder implementarlo exitosamente en nuestras organizaciones.

4 nociones generales sobre Lean

En primer lugar, el pensamiento Lean se puede aplicar a diversos sectores – desde servicios hasta construcción -, pese a haber surgido de la producción de automóviles. En segundo lugar, Lean es más que un set de herramientas para eliminar desperdicios y reducir inventarios…aunque estas son imprescindibles para lograr los objetivos de la organización. En tercer lugar, los objetivos finales siempre se relacionan a la entrega de valor de forma sostenible y rápida. Por último, y a la vez lo primero, es la cultura de la organización, cuyos valores son el respeto por las personas y la mejora continua.

¿Ya suena más cercano a lo que proponen los nuevos métodos Lean? Si aún no es así, lo veremos pronto.

Lean: Valores + Herramientas = logro de Objetivos

Si los valores difundidos en el pensamiento Lean son el respeto por las personas y la mejora continua, ¿cómo las herramientas o prácticas promueven dichos valores? ¿y cómo nos permiten alcanzar los objetivos?

Lean ofrece una variedad de herramientas y prácticas que podrían agruparse en 3 grupos: Desarrollo de Personas, Productividad y Desafío Constante. He nombrado así a los grupos con el fin de sintetizar el gran modelo del Sistema de Producción Toyota – normalmente graficado como una casa -, y porque algunos términos en japonés son difíciles de recordar. A continuación se muestran algunas, pues existen muchas.Una cultura se construye en base a los hábitos y costumbres de quienes la conforman. Por lo que aplicar las mismas prácticas y herramientas diariamente, así como hacerlas parte del propio sistema de trabajo de la organización, es un medio para crear la cultura que deseamos.

Para alcanzar el objetivo de entrega de valor de forma sostenible y rápida, todos los colaboradores están empoderados  para mejorar, crear y adoptar nuevas prácticas o herramientas. De esta forma se refuerzan los valores, que las personas hacen suyos a través de las prácticas y herramientas incorporadas en su sistema de trabajo. Y en consecuencia, este mecanismo se convierte en la palanca para alcanzar los objetivos de la organización.

Algunas veces sólo enfatizamos los valores, faltando la parte práctica y de resultados tangibles…y otras sólo enfatizamos las acciones, faltando un sentido o propósito más amplio para marcar el camino. Por eso, el pensamiento Lean desarrollado en Toyota articula extraordinariamente “Valores + Herramientas = logro de Objetivos”.

Visión del pensamiento Lean y los nuevos métodos Lean

Con la figura de un árbol quiero mostrar cómo el pensamiento Lean, basado en el Sistema de Producción Toyota, parte de sólidas raíces que son los valores. Estas raíces son necesarias para sostener a un gran tronco, que representa las prácticas y herramientas que en las organizaciones seguimos día a día. Y a partir de este tronco – que necesita de sus raíces -, crecen las ramas. Estas simbolizan los objetivos a alcanzar, que pueden describirse en las 5 ramas que vemos, o englobarse en un: “Entregar valor de forma sostenible y rápida”. Al final, necesitamos que nuestro árbol eche raíces fuertes para que desarrolle un tronco estable, y que las ramas no decaigan y crezcan.

Los demás métodos Lean se representan también como una ramificación, y realmente lo son. Estos combinan y adaptan varias prácticas, herramientas y principios de Lean. Por ejemplo:

  • Trabajo en ciclos cortos: ahora más conocidos como sprints o iteraciones
  • Gestión visual: se suelen usar grandes pizarras y post-its al trabajar con estos métodos
  • Ambientes que integran a los equipos: cada vez más espacios de trabajo optan por tumbar sus paredes y no tener módulos independientes, sino abiertos
  • Reducción de trabajo que no añade valor en la creación del producto: adiós a la documentación excesiva (pasamos de planes de negocios al Business Model Canvas, de escribir detalles minuciosos en papel a construir un Producto Mínimo Viable para validar, etc.)
  •  Rapidez en el desarrollo y entrega del producto, test de usuarios o clientes, entre otros.

Recomendación final

Estemos siempre informados de los métodos actuales, porque nos brindan el enfoque pertinente para desarrollar productos o servicios y hacer negocios en el contexto actual. Pero también tengamos presente los orígenes de estas corrientes de gestión, para así beneficiarnos más del aporte que los nuevos métodos nos traen.

Para concluir me gustaría dejar esta frase: “The root of the Toyota Way is to be dissatisfied with the status quo; you have to ask constantly, “Why are we doing this?”.

Fuente: Formula Alternativa

Ver Más
EmprendimientoInnovaciónStartUp

Panamá se aproxima a convertirse en un hub digital

Panamá ha logrado convertirse en hub en varias áreas como maritimo, logística, bancario y se aproxima a convertirse en hub digital, así lo indicó el embajador de Israel en Panamá Gil Artzyeli.

Indicó que para lograr convertirse en un hub tecnológico, debe haber mayor inversión en educación, y crear condiciones para atraer empresas y gente que quiera desarrollar sus ideas en Panamá, lo que ya se está encaminado a lograrlo.

Panamá tiene ambiente amigable para crear negocio y lo está haciedo”, dijo.

Indicó que por ejemplo Israel destina el 5% del producto interno bruto para invertirlo en innovación que es lo que está dominando el mundo.

Señaló que estas inversiones han dado muy buenos resultados con transacciones millonarias de parte de empresas.

Durante la realización del Cybertech en Panamá 2018 organizado por la embajada de Israel por segundo año consecutivo, se realizó un panel de Finsec: Seguridad cibernética para bancos y la industria financiera, donde expertos señalaron que la industria financiera en general se ha transformado y la tendencia es el sistema tecnológico.

En cuanto a los retos, señalaron que ya no se trata propiamente de cuidar las bóvedas de los bancos, sino también los datos en el mundo digital.

“El dinero que se manipula en los bancos se transforma en una base de datos y debe mantenerse a salvo”, indicaron.

Por naturaleza, toda la información que manejan los bancos sobre los clientes, por ser una figura regulada, trae riesgos.

Destacaron también la importancia de dar confianza a los clientes de que todos sus datos están a salvo.

También señalaron la importancia de mantener la reputación y el manejo que se da en un momento de riesgo.

Indicaron que uno de los retos en mantener a salvo la información de los clientes y generar culturas sobre el tema.

Educar a los empleados de que cambien sus contraseñas, que no comenten algunas cosas fuera, también figura como un reto en esta industria, según concluyeron los panelistas expertos en el tema.

Fuente: Panama America

Ver Más
EmprendimientoStartUp

Las Pymes en Costa Rica, Panamá, Colombia y Ecuador anticipan un mejor 2018

l optimismo es elevado entre las pequeñas y medianas empresas en la región según la última encuesta de Brother International Corporation.

Las pequeñas y medianas empresas en cuatro países latinoamericanos, incluyendo Colombia, son optimistas para este año y piensan invertir en sus negocios, según la cuarta edición anual de la Encuesta a Pequeñas y Medianas Empresas de América Latina* de Brother International Corporation.

De los 801 ejecutivos encuestados en Costa Rica, Panamá, Colombia y Ecuador, el 88% cree que 2018 será un mejor año para sus negocios en comparación con 2017, incluyendo un impresionante 50% de los encuestados que espera que  2018 será “mucho mejor“.

Mientras el optimismo empresarial ha sido alto en años anteriores de la encuesta anual de Brother, los niveles de optimismo reportados este año fueron los más altos hasta ahora en los cuatro países. Las perspectivas sobre la economía fueron también positivas, donde un 74% de los encuestados esperan que la economía general de su país mejore en 2018, incluyendo un 25% que espera que la economía de su país sea “mucho mejor.”

Se llevaron a cabo conversaciones de seguimiento con un grupo seleccionado de los propietarios y gerentes de empresas encuestados, lo que reveló una serie de factores que conducen al optimismo en toda la región. Estos citaron que la estabilidad interna, los resultados de las elecciones, y nuevas políticas favorables para los negocios en sus países han contribuido a impulsar este fuerte sentido de optimismo.

En Colombia se encontró un notable salto en el optimismo con respecto a la encuesta del año pasado y los ejecutivos entrevistados mencionaron, entre otras cosas, el continuo progreso hacia la aplicación del acuerdo de paz, diciendo que esto tendría un impacto positivo sobre los sectores agrícola, industrial y comercial en el país.

“Es importante tener una idea de qué está impulsando el optimismo empresarial en América Latina para entender cómo Brother puede satisfacer las necesidades empresariales”, dijo Mirna González, Gerente Senior de Productos de Brother International Corporation. “Nos sentimos complacidos ante el optimismo empresarial y el creciente deseo de crear un lugar de trabajo eficiente y tecnológicamente avanzado”.

El optimismo estimulará las inversiones en tecnología en 2018

Cuando se les preguntó si prefieren invertir en sus negocios ahora para ganar una ventaja sobre sus competidores, frente a la acumulación de dinero efectivo para ayudar a protegerse de una posible crisis económica, el 64% de las empresas prefieren invertir ahora, y sólo 34% prefieren ahorrar.

Alrededor del 18% de las empresas están planeando invertir en nuevos empleados, mientras que el 77% planea mantener estable el número de empleados, a pesar del optimismo que manifiestan acerca de sus negocios y la economía. Al conversar con los propietarios de negocios para analizar aún más esta tendencia, se llegó al consenso de que las pequeñas y medianas empresas en la región prefieren invertir en el desarrollo de sus empleados actuales e incrementar la productividad en lugar de contratar nuevos funcionarios.

La tecnología de oficina tradicional sigue siendo una fuerte opción de inversión en 2018. La mitad de los encuestados dijo que planea invertir en computadores o servidores, y casi uno de cada cinco está planeando invertir en impresoras, fotocopiadoras o escáneres. Mientras tanto, casi un tercio indicó que está planeando invertir en tecnología móvil como smartphones o tabletas este año.

En consonancia con el resultado de la encuesta del año anterior, la tecnología de oficina tradicional sigue siendo sumamente importante. Cuando se les preguntó qué tecnología era esencial para los negocios, el 84% considera esenciales a los computadores de escritorio o laptops, el 73% dio prioridad a los teléfonos móviles, el 66 % respondió que el Wi-Fi es indispensable, y el 60% respondió que lo más importante es una impresora o una impresora multifuncional.

En el estudio se analizaron las ideas de los dueños y gerentes de empresas sobre tecnologías avanzadas, tales como la integración móvil y la nube. Los datos muestran que el 62% de las empresas está utilizando la tecnología móvil integrada para ayudarse con tareas tales como la capacidad de imprimir, escanear, o compartir documentos desde su teléfono. Cuatro de cada diez empresas dicen que usan la nube y el 28% considera ahora que la nube es “indispensable” para su empresa. Al conversar con los ejecutivos para examinar aún más esta tendencia, la mayoría reconoció la utilidad de la nube para sus empresas, aunque algunos se quejaron de que un mal servicio de Internet limita su capacidad para hacer un uso efectivo de ella.

Mientras continúa la preocupación por las posibles consecuencias que vienen con el aumento de la digitalización, la inquietud en torno a las brechas de seguridad ha disminuido notablemente, con sólo el 56% de los dueños y gerentes de empresas manifestando que se preocupa por la seguridad de su información debido a un ataque cibernético, frente a un 78% que expresó su preocupación en 2017. Sin embargo, alrededor de uno de cada diez empresas ha admitido que ha sufrido una violación de seguridad en el pasado.

Metodología

La encuesta fue conducida del 4 de diciembre de 2017 al 16 de enero de 2018, vía telefónica desde la ciudad de México a 801 propietarios y gerentes de pequeñas y medianas empresas en Costa Rica, Panamá, Colombia y Ecuador. Se seleccionaron al azar empresas de 3 y 100 empleados que utilizan tecnología de oficina regularmente. Los datos fueron compilados y analizados por OpinionWorks en Estados Unidos. Posteriormente, se realizaron entrevistas a profundidad a un grupo de 30 empresas participantes, para obtener información adicional.

Fuente: PulsoSocial

Ver Más
EmprendimientoTecnología

Las cuatro fases para una transformación digital exitosa

Las dudas sobre cómo empezar o qué hacer crecen a la par de la necesidad de sumarse sin demoras. ¿Qué hacer para transformarse?

El consumidor es cada vez más digital y la alineación con él es clave para sobrevivir a la revolución que estamos viviendo. Por eso, cuando un cliente llega a nosotros, les decimos que la transformación digital es un proceso y, como tal, implica pasos sucesivos y constantes para lograr el objetivo. ¿Cuáles son esos pasos?

Fase 1: Alineación de Objetivos

Primero y fundamental, se debe alinear el directorio y la empresa al objetivo del proyecto de transformación digital. Se trata de un proceso de reinvención de una organización hacia el consumidor digital para que la misma mantenga competitividad, por lo que debe abarcar a todas y cada una de las áreas. En esta primera fase el proceso de transformación digital busca:

• Excelencia en los canales de venta digitales para sustentar cualquier proyecto de competitividad. El consumidor está migrando al mundo online muy rápidamente, por lo que las empresas deben moverse a alta velocidad.  

• Re-evaluación de su propuesta de valor de su producto o servicio a comercializar frente al contexto digital. Hoy, las empresas deban rever los canales de venta así como la propuesta de valor de sus productos. Tener una oferta obsoleta es algo que estamos viendo en casi todas las empresas. El ejemplo clásico de esto en América Latina es DIRECTV, un producto que en muchos países se puede considerar como “obsoleto” contra las alternativas de streaming.

Fase 2: Cambio Cultural

El cambio cultural-organizacional es y debe ser a favor de la digitalización y adquisición de talento para mantener competitividad. Aquí el gran desafío es el cambio en la forma de trabajo y la reducción de burocracia interna, así como la generación de una nueva cultura de trabajo. Es clave, además, contar con perfiles innovadores, digitales, agentes de cambio que trabajen saliendo de su zona de confort en pos de los objetivos organizacionales.

“El gran desafío es el cambio en la forma de trabajo y la reducción de burocracia interna, así como la generación de una nueva cultura de trabajo”.

Fase 3: Expansión Digital

Este es el momento de incorporar herramientas de innovación que permitan un crecimiento, interno o inorgánico, de los activos digitales de la empresa. Esto incluye la creación de programas de innovación y design thinking, y/o la adquisición de startups con el objetivo de lograr excelencia en los canales de venta digitales y productos competitivos. Esto no quiere decir que en su expansión digital la empresa deba abandonar su negocio, sino que tiene que implementar de manera innovadora las alternativas para llegar a  transformarse en la fuente primaria de ingresos. Este es el caso de los diarios, que cuando iniciaron sus versiones digitales no lo hicieron pensando en cerrar su edición impresa. Sucede que el mundo digital evoluciona hacia los modelos de negocio más viables.

En tanto, las herramientas como design thinking aplicadas a canales de venta y desarrollo de producto, resultan claves para solidificar el cambio cultural de la fase dos. La organización diseña los canales, servicios y productos en función de sus usuarios y la transformación lleva a la empresa de una presencia o “ciudadanía” digital (como un sitio web o presencia en redes sociales) a una capacidad real de generar negocios a través de canales online. Así, la implementación tiene un carácter pragmático. El crecimiento inorgánico mediante la adquisición de startups es otro pilar clave para empresas con un desempeño sólido en canales no-digitales. La gestión cultural también se afianza en la naturalización de alianzas y adquisiciones que permitan velocidad, eficiencia e innovación.

Fase 4:  La transformación digital requiere una estrategia de datos y digitalización

Este proceso demanda sí o sí que la empresa use los datos para tomar decisiones estratégicas, y por ende la digitalización y la incorporación de Big Data, Internet of Things (IOT) y Business Intelligence (BI) es un requisito.

Más allá de que se puedan establecer fases o etapas, es indispensable moverse rápidamente en todas ellas, ya que el consumidor es cada vez más digital. Asimismo, la adquisición de tecnologías exponenciales para lograr ventajas competitivas es otro requisito en cada uno de los pasos. En resumen, quienes quieran sobrevivir deben saber que el foco y la velocidad son las claves.

Fuente: Pulso Social

Ver Más
EmprendimientoInnovación

Las 10 compañías más innovadoras de América Latina según Fast Company

El ranking de la reconocida publicación de negocios incluye en su edición 2018 compañías de Brasil, Argentina, México, Colombia y Guatemala.

La reconocida publicación de negocios Fast Company reveló hoy su tradicional listado de las Compañías más Innovadoras del Mundo que en su edición 2018 incluyó a más de 350 empresas en 36 categorías.

“Desde la firma más valiosa del mundo y su continua transformación de productos electrónicos de consumo hasta un pequeño grupo que vende goma natural para preservar los bosques tropicales. Esperamos que estés tan inspirado aprendiendo de estas empresas como nosotros al seleccionarlas”, indicaron en la presentación del ranking.

Apple se llevó el primer lugar del ranking global de 50 compañías “Por entregar el futuro hoy”. El segundo lugar es para Netflix, “Por dominar la pantalla más pequeña”, y el tercero corresponde a la fintech Square, “Por extender los beneficios de la banca”. Tencent, Amazon, Patagonia, CVS Health, The Washington Post, Spotify y NBA completan los 10 primeros lugares.

En el plano regional, las únicas dos compañías argentinas dominan el listado pero Brasil es el país con más presencias entre las diez latinoamericanas. Por otro lado, llama la atención Ruta N, pues como entidad pública sin ánimo de lucro y dedicada a promover la innovación y los negocios basados en tecnología en Colombia, es la única de su tipo en el ranking.

 

Estas son las 10 compañías latinoamericanas más innovadoras para Fast Company:

1. Semtive (Argentina)

Por llevar la energía eólica a los edificios de apartamentos.

2. Satellogic (Argentina)

Por estudiar el cambio climático a través de imágenes satelitales.

3. Nubank (Brasil)

Por atacar las altas tasas de tarjetas de crédito de Brasil.

4. Apli (México)

Por conectar a los trabajadores con trabajos en cuestión de horas.

5. 99 (Brasil)

Por el crowdsourcing de viajes.

6. BovControl (Brasil)

Por extraer datos de las vacas para mejorar la carne y los productos lácteos.

7. Magazine Luiza (Brasil)

Por incubar el futuro del comercio minorista brasileño.

8. CargoX (Brasil)

Por emparejar cargadores brasileños con exceso de capacidad de camiones.

9. Ruta N (Colombia)

Por mejorar el emprendimiento colombiano.

10. Wild Gum (Guatemala)

Por explotar la goma de mascar orgánica, biodegradable y sin azúcar.

Fuente: Pulso Social

Ver Más
Emprendimiento

Mínimo Producto Viable: ¿Qué es y Para qué?

¿Te gustaría comprobar tus hipótesis sobre el problema, la solución y el mercado sobre tu producto de forma económica? ¿Quieres obtener mejor feedback de tus usuarios?El producto mínimo viable (MVP) es una de las bases sobre las que se sustenta la metodología Lean Startup, y una de sus aportaciones más interesantes.

Su nombre ya da muchas pistas aunque para acabarlo de afinar podemos decir que el producto mínimo viable es aquel que nos permite lanzar el producto con el mínimo de features (características) posible con tal de que podamos aprender información relevante de su lanzamiento y uso de los usuarios mediante una serie de métricas.

En Lean Startup, a diferencia de otras metodologías similares como Customer Development, el conocimiento no se extrae directamente del cliente sino que se obtene de forma empírica a través del lanzamiento de diversas iteraciones del MVP, controlando una serie de métricas de las que se podrá extraer conocimiento del que se nutra la siguiente iteración. De todas formas ambas metodologías son perfectamente compatibles y, de hecho, se suelen aplicar en conjunto posteriormente a Business Model Generation.

El bucle construir-medir-aprender (Build-Measure-Learn) y el MVP

El producto mínimo viable está pensado para trabajar con el bucle construir-medir-aprender, de forma que con cada nueva iteración construimos un nuevo MVP, en base al anterior o totalmente nuevo, establecemos una serie de métricas con las que medimos la reacción de los usuarios y finalmente aprendemos de toda esta información para realizar una nueva iteración.

El proceso se realiza en este orden pero se plantea en el orden inverso, es decir, primero realizamos una serie de hipótesis que queremos comprobar (aprender), definimos una serie de indicadores o métricas que nos llevara a extraer la información que nos ayude a comprobar la hipótesis (medir) y finalmente construimos el producto viable mínimo que necesitamos para medir y aprender sobre nuestra hipótesis.

Las hipótesis son variadas empezando la primera iteración con la pregunta básica: ¿existe un conjunto de usuarios con el problema que nuestro producto pretende solucionar? Si la respuesta es no, somos nosotros los que tenemos un problema y hay que replantear todo de nuevo, si la respuesta es sí, hemos dado el primer paso para alcanzar el éxito.

El producto mínimo viable no se desarrolla para las masas sino para los early adopters

Es evidente que un producto que tenga las características mínimas necesarias para corroborar o desechar nuestras hipótesis, no tiene la entidad suficiente para ser del agrado de los más exigentes, lo que viene a ser el grueso del mass market.

Sin embargo existen una serie de clientes agrupados bajo el nombre de early adopters, que dejan de lado la rigurosidad para abrazar productos en fase de evolución, solo con tal de estar a la última o probar cosas nuevas. Es con este público en mente con el que debemos plantearnos todo el proceso.

Más adelante, cuando hayamos testeado las hipótesis más importantes, haremos un cambio de rumbo para centrarnos en el gran mercado, pero eso es un paso que nos queda todavía muy lejos.

Perseverar o pivotar

Con cada nueva iteración que nos proporciona cada MVP del bucle construir-medir-aprender aceptamos nuestras hipótesis como ciertas, como falsas o encontramos la necesidad de reformularlas o variarlas para volverlas a comprobar.

Con cada nueva iteración o por lo menos con las iteraciones que atiendan a las principales hipótesis como existencia de mercado o motor de crecimiento, debemos tomar una decisión trascendental, que no debemos dilatar en el tiempo, como es si perseverar iterando en base la línea que estamos siguiendo, en caso de que las hipótesis sean bastante acertadas, o pivotar y cambiar de forma drástica la formulación de nuestras hipótesis, en caso de que no nos estemos acercando a la solución adecuada.

Este es uno de los mecanismo más importantes de Lean Startup y conviene tenerlo muy presente y no tener miedo de tomar la decisión de pivotar en caso de ser necesario. Para poder tomar una decisión coherente es importante que nuestras métricas nos estén ofreciendo conocimiento real sobre los usuarios, métricas accionables, y no dejarnos llevar por las cifras de las métricas vanidosas.

Release early, release often

Release early, release often es un mantra de las metodologías ágiles que nos sugiere lanzar nuestro producto tan pronto como sea posible y a partir de ahí relanzarlo muy a menudo.

Lean Startup no es ajena a este procedimiento, pero dejarse llevar por él sin pensar en el conjunto puede traer situaciones no deseadas. Por ejemplo nos puede llevar a no ver más allá del corto plazo y dejarnos guiar por el corto plazo y las exigencias de los usuarios.

Sin embargo con el MVP lo que buscamos es testear nuestras hipótesis sobre nuestra visión del producto, es decir, tratamos de comprobar que hemos encontrado un problema por el que los early adopters están dispuestos a pagar para tener una solución y que nuestro producto es una solución adecuada. Cómo siempre tenemos nuestra visión en mente, en cada nuevo lanzamiento procuramos acercarnos un paso más y poner a prueba el mínimo conjunto de características que nos proporcionará la información relevante respecto a los early adopters.

Producto mínimo viable

Empieza pequeño

Como hemos comentado, la primera hipótesis que debemos comprobar es si existe un mercado para el producto que queremos desarrollar. Por lo tanto antes de empezar a desarrollar debemos comprobar que efectivamente hemos detectado un problema que la gente quiere solucionar.

Para testear esta hipótesis podemos desarrollar un producto viable mínimo tan pequeño como una landing page (página de aterrizaje) en la que explicamos el problemas que hemos detectado y anunciamos que estamos desarrollando una solución para él. Solo necesitamos una pequeña cantidad de dinero para gastar en una pequeña campaña en adwords y un formulario en landing page para que los interesados puedan recibir información sobre nuestro producto.

Las métricas que nos proporcionaran la información relevante que debemos aprender no son métricas vanidosas como el número de visitas de la página o el número de suscripciones, sino métricas accionables como el porcentaje de usuarios que se han suscrito en un tiempo determinado sobre el total de usuarios que han visitado la página en ese mismo periodo.

Estas simples métricas nos permitirán iterar en nuestro MVP de forma que hagamos reformulaciones sobre el problema y que comprobemos si el porcentaje de suscripciones crece o disminuye, para pasar a la siguiente comprobación, hipótesis sobre nuestra solución. En el caso de que no hayamos conseguido un porcentaje adecuado, fijado antes de hacer los experimentos, en cierto número de iteraciones, nos permitirá aprender que el problema que habíamos detectado no tiene suficiente mercado y por lo tanto nos hemos ahorrado desarrollar un producto que nadie compraría. ¡Y todo esto con una simple landing page!

Si vamos afirmando nuestras hipótesis y adaptándolas, poco a poco nuestro MVP va creciendo y adaptándose a todo el aprendizaje que hemos ido consiguiendo con cada iteración, de forma que nos vamos acercando al producto real con menor gasto posible.

Fuente: Emprenderalia

Ver Más