close

Constantemente hablamos de los radicales cambios que el mundo está experimentando a partir de la revolución de la información de hace unos 15 años hasta hoy día, pero nos seguimos sorprendiendo del alcance de los cambios que el internet y las nuevas tecnologías de información generan en prácticamente todos los espacios de la vida cotidiana: transporte, alimentación, educación, economía, producción, etc.

No siempre ha sido en papel moneda,  pero a lo largo de la historia el dinero en efectivo ha adoptado una infinidad de formas: piezas de oro, marfil, plata, jade, plumas, conchas marinas y hasta sal, pero el asunto es que tener dinero en el bolsillo ha sido una costumbre milenaria… Que aparentemente está por terminar.

Tanto expertos en macro economía como en tecnología de información están llegando a una hipótesis en común: La gradual desaparición del dinero en efectivo, suplantado en su lugar por transacciones bancarias electrónicas y nuevos métodos de pago digitales, más fáciles, más rápidos y mucho más seguros para los usuarios.

¿Qué los lleva a plantear la idea de un mundo sin dinero en efectivo?

No creemos que se trate de un objetivo por cumplir, simplemente es el resultado natural de los avances tecnológicos y las tendencias en comunicación, la gente, por si misma se está dando cuenta que no portar efectivo puede ser mucho más práctico y algunos gobiernos liberales lo ven como una excelente oportunidad para fomentar modelos de mercado más abierto.

Tradicionalmente, los modelos económicos en países en vías de desarrollo manejan hasta un 10% de su Producto Interno Bruto en dinero circulante. Eso quiere decir que la décima parte de la riqueza del país se encuentra en manos de los ciudadanos, en forma de papel moneda ¿pero qué va a pasar con eso en el futuro?

Otros países con modelos económicos más innovadores –y eficientes – como Suecia o Dinamarca han reducido el equivalente de su circulante en piezas de moneda a más o menos un 1.7% de su PIB, aplanando el terreno para dar paso a métodos de pago alternativos, que no solo incluyen herramientas de comunicación, sino, en muchos el uso de billeteras virtuales con monedas electrónicas respaldadas por con métodos alternativos (las criptomonedas, por ejemplo).

Por ejemplo, más de 255 millones de usuarios solo en la India utilizan diariamente PayTM, una billetera virtual encriptado, respaldada por el grupo chino Alibaba.

Ventajas de eliminar el dinero en efectivo

Los teóricos y expertos que apoyan el fortalecimiento de esta tendencia alegan que tiene considerables beneficios para la economía global:

  • Para algunos gobiernos el manejo de dinero digital hará mucho más sencillo reducir las tazas de evasión de impuestos.
  • Resultaría casi imposible ingresar a la economía grandes sumas de dinero producto de acciones ilícitas, en otras palabras, sería casi imposible lavar dinero.
  • El costo por cada transacción comercial seria muchísimo más bajo, produciendo una posible disminución de los precios en productos de consumo masivo en el corto y mediano plazo.
  • Incentivo a la globalización del mercado.
  • Resulta más seguro realizar pagos y manejar el dinero para turistas y viajeros.
Tags : DineroDinero ElectrónicoEconomíaefectivomonedamoneytecnologíaTIC