close

La Smart Commuter Jacket muestra probablemente el camino que seguirán a medio plazo los wearables en el mercado.

Aunque la chaqueta de Google y Levi’s coloca literalmente la tecnología en la manga de la prenda, lo hace de una forma sutil que no exige la presencia de una pantalla sobre el cuerpo del usuario. Este puede ser el camino evolutivo de los wearables, que no mostrarán accesorios electrónicos llamativos.

Google, Levi’s, Smart Commuter Jacket, SXSW, prendas inteligentes, wearables, WGSN, fitness trackers, smartwatches

LA SMART COMMUTER JACKET

La chaqueta está especialmente pensada para los que van a trabajar en bicicleta. La tecnología está imbricada en sus fibras, que son lavables, y permite a sus usuarios a hacer llamadas de teléfono, recibir mensajes, ver la hora, etc. simplemente presionando la manga. El usuario puede recibir mensajes a través de auriculares sin tener que mirar ninguna pantalla. El sistema se carga gracias a unos gemelos inteligentes, que acumulan energía para dos días y que hay que sacar antes de lavar la prenda.

Sidney Morgan-Petro, editora para retail de tendencias de moda en WGSN, ofrece su opinión: creo que esta chaqueta es perfecta porque está dirigida a un tipo concreto de usuario. Sus creadores han pensado en el ciclista y se han propuesto resolver sus necesidades. Lo que la hace diferente de otros wearables y de otras prendas inteligentes es que su imagen no está centrada en la tecnología, sino que a través de ella soluciona las necesidades cotidianas de los usuarios. Muchas otras prendas inteligentes, smartwatches y wearables parecen más bien un artículo tecnológico en busca de un problema que puedan resolver. Parece pensada para un consumidor cuyo interés no está centrado en la tecnología sino en sus funciones prácticas.

EL MERCADO DE LOS WEARABLES

El mercado mundial de los wearables puede alcanzar en 2018 un valor de 19 billones de dólares, asegura Juniper Research. Productos como el tracker Fitbit para fitness, los smartwatches Android Wear, etc. han ayudado a que los consumidores sean plenamente conscientes de la existencia de estos artículos, que aparecieron ya en 2015. Las últimas cifras de ventas, sin embargo, indican que su penetración en el mercado se está ralentizando y que sus ventas quedan por debajo de las expectativas.Levi-Google-Jacquard-Jacket

¿Cuáles son las razones? Por un lado, da la impresión de que el segmento de compradores dispuestos a comprarlos están ya saturados de producto, que suele ser bastante caro. Por otro, los primeros productos han sido muy tecnológicos: las marcas deberían crear ahora probablemente productos más enfocados a sus funciones y con un aspecto menos tdcnológico.

Jitesh Ubrani, analista senior de International Data Corp., piensa que a pesar de que los smartwatches pensaban ser líderes del mercado, ahora el mercado prefiere wearables más básicos. Desde el punto de vista del diseño, muchos productos se están enfocando mucho más hacia la moda y dejan que la tecnología quede en un segundo plano.

La colaboración entre Google y Levi’s es un ejemplo de lo que cada vez ocurrirá más: una combinación real de tecnología y de moda. Algunas marcas como Fitbit y Apple ya están pidiendo a sus diseñadores que sus wearables sean más chic y menos geek. Marcas como Tommy Hilfiger, Ralph Lauren y Under Armour han lanzado ya al mercado prendas inteligentes de acuerdo con estas preferencias. Las oportunidades en el retail son inmensas –asegura Morgan-Petro-. Ahora empezamos a considerar que las prendas son los wearables del futuro.

“Obtienes las funciones más importantes del teléfono sin apartar la vista de la carretera”, dijo Paul Dillinger, vicepresidente de innovación global de productos de Levi Strauss & Co

“¿Quieren hacer zapatos, bolsos, pantalones?” Poupyrev explicó: “La plataforma está diseñada para que esta tecnología se pueda aplicar a cualquier tipo de prenda. En este momento es Levi’s pero estamos trabajando activamente con otros socios en la industria de la indumentaria e intentamos ayudar para hacer que sus productos sean una realidad”.

Eso significa que ahora los diseñadores deben conocer más de tecnología.

“Los diseñadores de moda en el futuro tendrán que pensar en su oficio de manera diferente. Por lo tanto, no se trata solo de dibujar y crear patrones. Dillinger agregó: “Lo que descubrimos es que ingenieros y diseñadores son casi lo mismo. Simplemente usan idiomas diferentes”.

“Los diseñadores ahora tienen un nuevo conjunto de herramientas computacionales para crear patrones y formatos complicados desde el punto de vista matemático y técnico, utilizando algoritmos para ayudarnos a facilitar el diseño “, dijo Syuzi Pakhchyan, cuyo trabajo es visualizar el futuro como líder de diseño de experiencia en la empresa de innovación BCG Digital Ventures.

También se están utilizando nuevas tecnologías para fabricar telas de bioingeniería hechas con células de levadura en un laboratorio. La compañía, Bolt Threads, está desarrollando telas hechas de seda de araña.

“Extraemos el ADN de las arañas, lo ponemos en levadura, lo cultivamos en un tanque grande como cerveza o vino y luego purificamos el material, el polímero y lo transformamos en fibras, por lo que es una tecnología muy profunda que ha necesitado muchos años para desarrollarse , indicó “Dan Widmaier, director ejecutivo y cofundador de Bolt Threads.

+ Info: www.levi.com

Fuente: Pinkermoda / Voanoticias

Tags : CommutergoogleInnovacionInternet de las cosasLevi'stechtecnologíawearable