close

A pesar de que Panamá se ha visto afectada por los escándalos financieros, no ha dejado de ser un país atractivo para invertir, algo que, paradójicamente, no ocurre en el sector turismo, en donde anualmente pasan más de 12 millones de visitantes por el Aeropuerto Internacional de Tocumen y solo se quedan 1.5 millones.’

 

Datos
30,630 habitaciones existen en el país, cifras de la Autoridad de Turismo de Panamá.
276,937 turistas estadounidenses ingresaron a Panamá  el año pasado.

 

Para el economista Juan Jované, hay una sobreofertas de hoteles, lo que en algún momento puede pasar con los centros comerciales que hoy día superan los 12 y más de 15 están en construcción, sin contar con las 70 plazas comerciales.

“Más allá del turismo de compras, Panamá tiene que desarrollar el turismo de negocios y el ecológico si quiere posesionarse en esta actividad que cada día genera divisas importantes para otros países de la región”, señaló.

En Panamá, el gasto de los visitantes durante su estadía en el 2017 fue de 4,451.4 millones de dólares, lo que significa un incremento de 5.5% sobre el mismo periodo del año anterior, cuando reportó $4,221.3 millones.

No obstante, este aumento no es suficiente para la industria y los economistas, quienes aseguran que en Panamá hay lugares que no se han desarrollado, y es ahí en donde estamos perdiendo a los turistas.

“A los europeos les gusta disfrutar de la playa, de la naturaleza, y conocer de la historia de los países, y es ahí donde no estamos explotando los lugares con los que cuenta Panamá”, afirmó.

A juicio de Jované, Panamá tiene una ventaja, ya que el mismo centro financiero no ha colapsado, la posición geográfica y la tasa de cambio es fija, lo que ayuda al país.

Por su parte, Jaime Figueroa, especialista en temas turísticos, manifestó que no existe una estrategia funcional en turismo.

“Tradicionalmente, el mercado fuerte de turismo en Panamá ha sido Estados Unidos y Canadá, pero eso ha sido reemplazado por un mercado centroamericano y suramericano que está alineado al turismo de compra, el cual no goza de los bolsillos profundos de aquellos que eran la mayoría anteriormente”, expresó.

Considera que lo primero que las autoridades tienen que hacer y saber es cuál es el mercado que queremos atraer a Panamá, y lo segundo es crear magnetos para atraer a los viajeros.

“Panamá tiene muchos sitios y elementos que atraen al turista, pero que no han sido desarrollados adecuadamente”, señaló.

Aquí en Panamá, los hoteleros se quejan de que la ocupación hotelera está baja (47%), cuando hace 10 años sobrepasaba el 60%.

Figueroa plantea la reconstrucción de Panamá La Vieja, la primera ciudad del Pacífico de las Américas, lo que sería un complemento al Canal de Panamá y al Casco Antiguo como un enorme atractivo turístico.

“No solamente la ciudad de Panamá La Vieja reconstruida con un galeón que sirva como restaurante donde se pueda degustar la gastronomía istmeña, sino también aprovechar la reconstrucción de la ciudad colonial para que la gente pueda vivir como se vivía en aquella época, también reconstruir el camino real que va desde el Puente del Rey en la ciudad de Panamá La Vieja hasta Portobelo, creando la ruta de oro que pueda servir como peregrinaje a los visitantes”, resaltó.

A juicio de Figueroa, Panamá tiene las herramientas y no se están implementando porque las autoridades no tienen el conocimiento, la capacidad ni el deseo de desarrollarlas.

El economista Augusto García dijo que en los últimos años el dólar ha decrecido, lo que, por ejemplo, hace más caro ir a Bocas del Toro que a Medellín, Bogotá. En el 2016, el sector de turismo aportó al PIB 11.6%.

Fuente: Panamá América

Tags : EconomíaInversiónNoticiasPanamaPIBturismoturismo de negocios