close

El domingo pasado tuvo lugar el primer accidente fatal causado por un carro de conducción autónoma en el estado de Arizona, Estados Unidos, lo que vuelve a aplanar el terreno para la discusión sobre las ventajas y desventajas que estos vehículos pueden ofrecer a las grandes ciudades y la gente en general.

El accidente ocurrió cuando un vehículo sin tripulante, operado por la compañía Uber, golpeó y accidentalmente causo la muerte a una mujer que cruzaba la calle en la ciudad de Tampa. Lo ocurrido ha causado mucho revuelo y genera una gran polémica entre quienes apoyan y quienes rechazan el uso de estas tecnologías en las ciudades.

¿Son los vehículos de conducción autónoma realmente más seguros?

Mucho se ha discutido sobre los riesgos y ventajas que la robótica y la inteligencia artificial pueden poner sobre la mesa en el tablero del desarrollo mundial, pero, ¿Qué significa la muerte de un transeúnte en este contexto? ¿Tenemos realmente acceso a tecnología que pueda ser más efectiva que la sensibilidad humana en una situación de riesgo?

Expertos en robótica aseguran que los autos operados con sistemas de navegación e inteligencia artificial, a diferencia de los pilotos humanos, están completamente exentos de cometer errores, cansarse o ser negligentes en el uso de un vehículo. Básicamente,  quieren decir que si todas las normativas de transito se cumplen a total cabalidad por el 100% de los ciudadanos, no debería ocurrir ningún accidente.

Pero, ¿qué sucede cuando no es así?

El problema aparece cuando surgen situaciones que no se encuentran en el guion, por ejemplo cuando un peatón cruza la calle sin respetar la señalización o el semáforo, es precisamente ahí cuando el instinto humano y la capacidad de tomar decisiones fundadas en emociones son necesarios.

Esta es una discusión que seguramente estará sobre la mesa durante los próximos años. Llegar a una decisión concluyente sobre si la robótica es más segura o no que los conductores humanos, sin duda tomará algunos años, otros accidentes y cientos de pruebas más.

Lo que sin duda sucederá es que el desarrollo de nuevas tecnologías y avances en este campo estarán orientados a generar condiciones que garanticen la mayor protección a la integridad física de los pasajeros y peatones para evitar este tipo de situaciones.

¿Qué sucederá con los carros auto-conducidos de Uber?

Philip Koopman, Experto en seguridad robótica de la Universidad Carnegie Mellon asegura que hasta que no se sepa realmente que sucedió y cuáles fueron las causas verdaderas del accidente, no podemos saber lo que esto implica para el futuro de los vehículos auto-conducidos.

Ya existía una investigación previa similar, cuando en el año 2016 un hombre muriera condiciendo un automóvil Tesla parcialmente autónomo, sin embargo la investigación del accidente concluyó que el conductor fue negligente en el uso del vehículo e ignoró varias alertas de seguridad previas a la colisión.

Por el momento, y a causa de este trágico episodio, Uber ha decidido suspender todas las pruebas de uso para el proyecto de vehículos de conducción automática en los Estados Unidos, hasta que se aclaren por completo las causas que llevaron al accidente.

Tags : ActualidadCarro autonómoNoticiasPolémicatecnologíauber