close

En los términos más sencillos, los espacios de coworking se consideran áreas de trabajo compartidas, donde profesionales –generalmente menores a 35 años – hacen vida en conjunto para ofrecer sus servicios con costos compartidos, pero la verdad es que el coworking ha ido mucho más allá de simples oficinas compartidas.

El coworking hace ya un tiempo que dejo de ser una tendencia entre jóvenes profesionales, últimamente se ha convertido en un movimiento a escala global. Profesionales de diferentes ramas trabajan en el mismo espacio, creando un interesante ecosistema de colaboración y a la vez un mundo de nuevas posibilidades donde las ideas innovadoras son protagonistas.

La convivencia continua de profesionales de diferentes áreas termina por crear un ecosistema de relaciones simbióticas que aportan mucho valor a los mercados. Profesionales jóvenes y frescos trabajando en un mismo espacio con costos compartidos, resulta en la receta perfecta para que los consumidores consigan servicios novedosos con costes por honorarios muy inferiores a los de los despachos de abogados tradicionales o las pretenciosas agencias de marketing 5 estrellas.

El coworking comenzó a convertirse en una tendencia entre programadores y diseñadores web de San Francisco, California y en apenas 3 o 4 años ha llegado para quedarse en países con alto desarrollo profesional de Latinoamérica como Colombia, Ecuador, Panamá, México, Brasil y Chile.

Ventajas de unirse a un espacio de Coworking para jóvenes profesionales

Oficinas de uso flexible

Una de las grandes ventajas para un profesional de contratar un servicio de Coworking es que su uso es bastante flexible, y por lo general, las compañías que ofrecen este servicio cuentan con una gran cantidad de planes para ajustarse tanto como sea posible a las necesidades y presupuesto de cada usuario.

Los profesionales que renten los espacios pueden elegir entre una cantidad de planes sobre cuantas horas a la semana o al mes quieren usar las instalaciones, si requieren recepcionista, mensajero o algún otro servicio especial como una sala de juntas.

Puede considerarse un gran ahorro mensual

Alquilar una oficina fija puede significar un gasto asombroso, especialmente para jóvenes profesionales que apenas se acaban de graduar de la universidad y no cuentan con ningún capital de inversión inicial.

Al compartir una gran cantidad de costos (personal de limpieza, recepcionista, mobiliario, mensajero, electricidad, agua, gas, etc), los mismos profesionales son capaces de ofrecer planes de servicio con honorarios muchísimo más económicos, lo que se traduce en una mayor cantidad de trabajo al mes, y claro, un crecimiento exponencial de sus carreras en menos tiempo.

Es el lugar perfecto para hacer networking

Hacer nuevos contactos y relaciones con profesionales es vital para el desarrollo de tu carrera profesional. Los espacios de coworking son literalmente un hervidero de nuevas ideas y de posibles colaboradores. Al contratar los servicios de un espacio de coworking vas a estar en contacto cercano con decenas de otros colegas que pueden aportarte mucho valor, sin mencionar que también es una oportunidad potencial para conseguir nuevos clientes o contratos.

Tags : AlternativacoworkingEmprendedoresespacios coworkingjóvenesNegocios